Jueves, 19 de enero de 2017

| 2003/07/13 00:00

Para combatir la hambruna.

Universidades y centros de investigación estadounidenses lanzaron un proyecto con el que se proponen llevar cultivos genéticamente modificados a los países más pobres y así brindar una solución al problema de hambruna que la mayoría de ellos sufre.

Para combatir la hambruna.

El proyecto contempla que las universidades compartan información sobre cultivos modificados, con investigadores y gobiernos internacionales, para lograr que los países más pobres adquieran la licencia para el uso de alimentos modificados.

Durante años, países en desarrollo e investigadores han señalado que el pago de las licencias necesarias constituye una barrera para expandir el uso de productos y cultivos genéticamente modificados en áreas afectadas por el mal clima o terrenos infértiles.

Las fundaciones Rockefeller y McKnight están detrás de proyecto que "provee un mecanismo para que los investigadores en países en desarrollo como Nigeria y Ghana, Kenia o Etiopía tengan acceso a la tecnología en el sector público", le dijo a la Revista Science, Robert Goodman, miembro de la Fundación McKnight y presidente del programa de biología molecular de la Universidad de Wisconsin, gestora también de la iniciativa.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.