Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2006/02/12 00:00

Pérdida de independencia

La posible reelección de Uribe heriría de muerte la democracia colombiana. Jorge Vergara, lector de SEMANA.COM, explica por qué.

Pérdida de independencia

Sin evaluar el impacto de sus acciones sobre las finanzas gubernamentales o sobre el desempeño de algunas entidades del Estado, los integrantes de la Constituyente legislaron sobre la descentralización regional de los recursos. También crearon una serie de entidades que anteriormente no existían y que implicaron gastos adicionales; y figuras como la tutela, beneficiosa para el país, pero que ha congestionado los despachos judiciales.

Catorce años después pasa lo mismo en el Congreso, en donde se aprobaron el proyecto de reelección presidencial y la ley de garantías electorales. Ambas leyes fueron ratificadas por la Honorable Corte Constitucional, en un fallo reciente aceptado por los distintos estamentos de la sociedad. A mi juicio, con ambos se minó la independencia de algunas instituciones. En este caso, me referiré a la Junta Directiva del Banco de la República.

¿Por qué de ser reelegido el Presidente Uribe, se pierde la independencia del Banco de la República?

La junta directiva del Banco esta conformada por siete miembros,  con un voto cada uno: El Ministro de Hacienda  y Crédito Público; cinco miembros de dedicación exclusiva; y el gerente general nombrado por los anteriores. Los miembros de dedicación exclusiva y el gerente tienen un período fijo de cuatro años prorrogables. Dos de los cinco miembros exclusivos son reemplazados por el Presidente cada cuatro años, una vez transcurrida la mitad del período presidencial.

Lo anterior significa que el Presidente Uribe designó en su primer gobierno a dos miembros exclusivos (Carlos Gustavo Cano y Juan José Echevarria). En la mitad de su segundo gobierno nombrará dos nuevos, lo que le representa cuatro votos de los miembros exclusivos. El quinto voto es el del Ministro de Hacienda. Estos cinco votos eligen a su antojo al Gerente del Banco, una vez termine su período de cuatro años, lo que le permitirá al Presidente manejar a su antojo a la Junta, perdiendo esta su independencia.

Este poder concentrado en un mandatario es peligroso para la democracia y fundamentalmente,  para el manejo macroeconómico del país. Los colombianos no podemos olvidarnos de la presión que ha ejercido el Presidente Uribe sobre los miembros de la junta directiva del Banco de la República para que tomen decisiones distintas a las que recomienda la teoría económica. Las presiones para que el Banco acelerara la depreciación de la moneda y le cediera parte de sus reservas para pagar la deuda fueron intensas. Imagínense lo que pasará con cinco miembros a su favor, por no decir seis.

La junta directiva del Banco de la República ha tomado buenas decisiones en patte, gracias a su independencia. Por ello no podemos permitir que un gobernante la maneje a su antojo. No podemos volver a una inflación de dos  o tres dígitos, no podemos arriesgar la estabilidad macroeconómica al capricho de un Presidente populista y autoritario.

Para corregir esta situación, el Congreso de la República debe presentar lo antes posible una reforma Constitucional que modifique el artículo 372 de la Constitución, principalmente en la designación de los miembros exclusivos de la junta para evitar que el Presidente electo y reelegido pueda manejar su junta directiva a su antojo.

Si Uribe sale reelegido, la junta del Banco de la República no será la única que pierda su independencia. Uribe podría tener también influencia directa e indirecta en el nombramiento de los integrantes de la Corte Constitucional a medida que se vayan venciendo sus períodos. También con el Contralor General, el Procurador, el Defensor del Pueblo y el Fiscal General.

Cualquier mandatario con semejante poder es un peligro inminente para un Estado Social de Derecho, como lo contempla nuestra Constitución Política en su artículo primero.

(*) Economista. Magíster en Administración Pública.
vergarajorge@hotmail.com

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.