Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2003/06/15 00:00

Powell llega a Jerusalén y Jericó.

Viernes 20, 9:00 horas. El secretario de Estado estadounidense, Collin Powell, adelanta una visita al Medio Oriente para adelantar el proceso de paz palestino-israelí.

Powell llega a Jerusalén y Jericó.

El funcionario estadounidense le pidió a Israel que haga a un lado los ataques que se han vivido entre las dos naciones y que siga adelante con la Hoja de Ruta. El primer ministro israelí, Ariel Sharon, le aclaró que "mientras el terrorismo, la violencia y la incitación continúen, no habrá ningún avance en el proceso diplomático. No habrá paz con terrorismo ". sin embargo aclaró que "a pesar de los riesgos, Israel no perderá ninguna oportunidad de llegar a un proceso que conduzca a un acuerdo de paz duradero".

Powell llegó en la mañana del viernes a Jerusalén procedente de Jordania, para una maratónica visita que comenzó con una entrevista con el ministro israelí de Exteriores, Silván Shalom, en la que fue enfático en aclarar que, "no debemos permitir que el terrorismo frene el proceso diplomático, porque se ha creado una ventana de oportunidades con la Hoja de Ruta que no podemos perder".

Los analistas señalan que con esta visita, Estados Unidos quiere demostrar a sus aliados en el mundo árabe y a la comunidad internacional que no se ha olvidado de la cuestión palestina, y que a pesar de la última espiral de violencia en la zona siguen vigente el espíritu pacificador de la cumbre de Aqaba, del pasado día 4.

La visita de Powell se da en el marco de varios ataques palestinos contra objetivos israelíes que se han cobrado tres víctimas, entre ellas una niña de 7 años tiroteada en una carretera de Israel. Asimismo, al concluir la conferencia de prensa Sharón-Powell, se informó de un nuevo ataque en una carretera de Cisjordania, cerca de Ramala, en la que un israelí perdió la vida y otros dos resultaron heridos.

"No se puede justificar la muerte de una niña inocente, ni de civiles inocentes dentro de un autobús los terroristas no pueden tener la última palabra y la libertad de determinar el futuro de los dos pueblos", afirmó el funcionario.

Por su parte, el ministro de Exteriores israelí rechazó el cese del fuego que el primer ministro palestino, Abu Mazen, trata de concertar con las milicias islámicas y nacionalistas. "Un alto el fuego es una bomba de relojería, por ello no tenemos ninguna posibilidad de aceptarlo a largo plazo", dijo Shalom en una conferencia de prensa conjunta con Powell. "No podemos cerrar los ojos ante el terrorismo", manifestó Shalom, quien recordó que "desde la cumbre de Aqaba han sido asesinados 29 israelíes, incluidos mujeres, niños y ancianos".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.