Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2003/02/16 00:00

Primer condenado por atentados del 11 de septiembre.

Miércoles 19, 9:00 horas. Una corte alemana condenó a 15 años de prisión a un marroquí de 28 años, acusado de ser cómplice de los extremistas autores de los ataques del 11 de septiembre en los que murieron 3.045 personas en Nueva York.

Primer condenado por atentados del 11 de septiembre.

Mounir el Motassadeq, un estudiante de ingeniería eléctrica de 28 años, se convirtió ayer en el primer condenado por los atentados en Nueva York y Washington y de pertenecer a una organización terrorista. Había llegado a Hamburgo a comienzos de la década de los noventa para estudiar y supuestamente estuvo vinculado con la red terrorista Al Qaeda.

Los acusadores aseguraron que Motassadeq conocía los planes de los atacantes y ofreció ayuda logística a la célula de la red terrorista Al Qaeda en Hamburgo, liderada por Mohamed Atta, quien según las autoridades estadounidenses estrelló el primer avión secuestrado contra el World Trade Center.

Además se logró probar que Motassadeq había administrado la cuenta bancaria del piloto suicida Marwan Alshei. Con ella, según los fiscales, se había pagado los estudios, el alquiler y los servicios. También se le comprobó haber firmado el testamento de Atta.

En se declaración, Motassadeq admitió haber recibido adiestramiento en el manejo de armas en un campamento de Osama bin Laden en Afganistán en el 2000; pero dijo que ello se debía a su creencia de que todos los musulmanes deben aprender a disparar. Además sostuvo que simplemente ofrecía ayuda inocente a amigos.

"No podía creer que personas que yo conocía podían haber hecho algo como eso. Lo vi en la televisión y estaba sacudido...solamente puedo tener la esperanza de que algo como el 11 de septiembre nunca vuelva a ocurrir", afirmó.

Sin embargo, testigos declararon que Motassadeq era tan extremista como el resto del grupo y solía hablar de la guerra santa y de su odio hacia Israel y Estados Unidos.

Por su parte la defensa, que había pedido absolución por considerar que durante el juicio no se habían presentado pruebas de su complicidad y que todo se había basado en conjeturas, aseguraron que apelarán el veredicto porque el acusado sólo entabló amistad con otros musulmanes como él e insistieron que su entrenamiento en Afganistán no significaba que fuera un extremista violento.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.