Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/13/2012 12:00:00 AM

¿Qué piensan y qué quieren los candidatos a la Corte Constitucional?

Los tres candidatos que aspiran a llegar a la Corte Constitucional: Luis Guillermo Guerrero, Carlos Medellín y Martha Sáchica, hablaron con Semana.com para exponer por qué merecen llegar al alto tribunal. Este 14 de agosto el Senado votará para elegir a uno de ellos.

Luis Guillermo Guerrero, Carlos Medellín y Martha Sáchica, los tres aspirantes a convertirse en magistrados de la Corte Constitucional, no sólo se manifiestan como grandes conocedores de la ley, también comparten su deseo de llegar al tribunal encargado de preservar los principios de la Constitución de 1991. Hoy como rivales, destacan sus cualidades, los desafíos que tendrá la Corte y señalan las diferencias con sus contendores.

¿Cuál ha sido el significado de la Corte Constitucional para el país?

Carlos Medellín: La Corte ha hecho realidad la intención en Colombia de que los derechos constitucionales se hagan efectivos. Antes de 1991 teníamos muchos derechos en la Constitución que no se cumplían. La Corte ha hecho realidad eso con su trabajo de los últimos años.

Martha Sáchica: La Corte Constitucional significó hacer realidad el Estado Social de Derecho. Le dio estatus al catálogo de derechos, acercó a los ciudadanos a la Constitución. La credibilidad de la Corte radica en eso, uno lo vive todos los días, la persona que va allí dice: si la Corte no lo puede, nadie más lo puede. La gente cree que la Corte encarna la justicia.

Guillermo Guerrero: La Corte ha tenido un aporte transcendental en la historia del país. Ha sido la encargada de preservar la integración y la supremacía de la Constitución e ir en el desarrollo de los contenidos de la carta y los derechos tanto en las libertades individuales como los fundamentales.

De llegar a la Corte Constitucional, ¿cuál será su aporte?

Carlos Medellín: Consolidar un proceso, ya que uno siente que en muchos sectores no se han resignado a que la Constitución cambió y quisieran volver a la carta de 1886. La Constitución de 1991 es un consenso nacional de todos los sectores a diferencia en lo que sucedía en el siglo XIX: estudiantes, sindicalistas, intelectuales, religiosos, afrocolombianos, con ellos se llegó a un acuerdo influyente, este es un proceso que hay que consolidar.

Martha Sáchica: Conocimiento, independencia, prudencia, rectitud, transparencia, esos serán mis aportes.

Guillermo Guerrero: Es el de un compromiso decidido por la Constitución. Llevo 20 años trabajando en torno a este tema. Desde la constituyente donde tuve la oportunidad de participar de la construcción de la carta. Llevo 12 años en diferentes escenarios del desarrollo de la Constitución puedo aportar esa experiencia y compromiso.
 
¿Por qué cree que merece llegar a ese alto tribunal constitucional?

Carlos Medellín:
Soy una persona que ha estado dedicada al derecho en todas sus expresiones. Como ministro de Justicia, secretario jurídico de la Presidencia, consultor en el tema de conjuez. También, en el ejercicio como abogado y en la universidad. Hay una vida dedicada a este tema, además que tengo, como el país lo sabe, una tradición familiar muy fuerte (su padre Carlos Medellín murió inmolado en el holocausto del Palacio de Justicia).

Martha Sáchica: No tengo ninguna ambición hacia el futuro, tengo mis planes, pero desde el punto de vista del servicio al Estado, esta sería la culminación de mi carrera. No voy allá a elaborar fallos para la galería ni para ganarme puntos. No soy una recién llegada, tengo como nadie metido el proceso constituyente, mi vida gira alrededor de esto. Tengo el ingrediente de formación académica y personal.

Guillermo Guerrero: La razón es que yo creo en la Constitución como marco para la acción de las oportunidades. La Corte Constitucional toma decisiones trascendentales para el país. Creo que tengo la experiencia, la capacidad y los conocimientos. Sobre todo, la independencia, la imparcialidad para asumir el compromiso de defensa de la Constitución y la promoción de los valores y principios.

¿Cuáles son los desafíos que tiene la Corte?

Carlos Medellín: Todos los temas importantes constitucionales de protección de derechos. La Corte es la garante de que la Constitución se defienda y se proteja en su integridad. Todo lo que tiene que ver en protección de derechos de personas con orientaciones sexuales, políticas, religiosas distintas. La Constitución no definió seres humanos de primera y segunda categoría. Frente al control de la ley, la Corte ha dicho que puede revisar los actos legislativos por forma y fondo.

Martha Sáchica: Uno tiene que quedarse en el campo del derecho. Los retos se refieren a cuestiones de orden político.

Guillermo Guerrero: La Corte siempre ha estado en el centro de la atención del país, pues, como se sabe, la Constitución es un cuerpo político de tensiones y de exposiciones de distintos orígenes. Los desafíos son preservar el espíritu de la Constitución de 1991 en materia de derecho y en la integridad. Lo importante es que en la Corte haya magistrados con la capacidad para afrontar los asuntos que se deba decidir.

¿En qué se diferencia usted de los otros dos candidatos?

Carlos Medellín: Los otros candidatos me merecen el mayor de los respetos. Son personas dedicadas al derecho, pero sin duda para un juez constitucional, civil penal o laboral, en sus fallos influye su filosofía, su lógica. No me refiero a que pertenezca o no a un partido. (...) hay una gran diferencia porque los otros dos aspirantes son personas de ideología y filosofía marcadamente conservadoras, contrario a mi filosofía liberal.

Martha Sáchica: Primero, que soy mujer. No me gusta acudir a ese argumento de género, uno debe llegar a las cosas porque lo merece. Pero en este proceso me ha convencido de que es fundamental que llegue una mujer. No tengo una maquinaria política a mi favor, esa es una desventaja y a la vez una ventaja porque no tengo compromisos con nadie. Los otros dos candidatos tienen un conocimiento y un manejo político.

Guillermo Guerrero: Yo respeto a los demás candidatos y no me gustan las comparaciones. Estoy convencido de mi proyecto, de mi propuesta y mi trayectoria. (...). Mi diferencia con los demás está en los matices, quien aspire debe tener un compromiso de lo que significa la Constitución.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.