Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/7/2003 12:00:00 AM

Rechazadas firmas para referendo revocatorio de Chávez

Viernes 12, 14:00 horas. El Consejo Nacional Electoral (CNE) venezolano rechazó los 2.7 millones de firmas que recogió la oposición para llamar al referendo revocatorio. Argumentó que fueron recolectadas 198 días antes de que Chávez cumpliera la mitad de su mandato.

Desde hace un par de días se rumoraba que el CNE viera como un obstáculo la fecha de las firmas para convocar el referendo revocatorio del mandato del presidente Hugo Chávez Frías, pues habían sido recolectadas 198 días antes del 19 de agosto, día en el que el mandatario cumplió la mitad de su período de seis años.

Sin embargo, la decisión se hizo oficial hace pocas horas, cuando Francisco Carrasquero, presidente de la institución, hizo el anuncio.

Se basó en que la pregunta bajo la que fueron captadas no cumplió los requisitos exigidos por la Constitución, en que fueron recogidas a destiempo y en que muchas son presuntamente falsas.

La Procuradora General de la República, Marisol Plaza, señaló que un gobernante tiene derecho a que las firmas para evaluar una parte de su mandato se recojan al finalizar el mismo y no antes, como ocurrió en este caso.

La oposición del gobierno, que entregó las firmas el pasado 20 de agosto, un día después de que se cumpliera la mitad del mandato de Chávez, había anunciado en días pasados, que ya tenía todos los recursos dispuestos para que, si el CNE rechazaba las firmas, pudieran salir nuevamente a recolectarlas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1825

PORTADA

Venezuela: la calle contra el dictador

Un trino de Santos indigna a Maduro y él amenaza con revelar los secretos del proceso de paz. Invocar el anti-colombianismo no cambia el hecho de que la crisis venezolana está llegando a un punto de inflexión.