Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/11/2008 12:00:00 AM

Rusia: operación "casi completa"

;
BBC
El presidente ruso, Dimitri Medvedev, dijo que tras la toma de la capital de Osetia del Sur, Tsjinvali, está a punto de concluir la operación militar de su país en la región separatista georgiana.

Medvedev acusó a Georgia de genocidio y agregó que abrirían investigaciones para formular acusaciones contra los responsables.

Las declaraciones de Medvedev se realizaron poco antes de que Rusia hiciera un llamado para convocar a una reunión de emergencia con la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) sobre el conflicto con Georgia.

Pero a pesar de los esfuerzos diplomáticos y de las declaraciones políicas, la tensión en la zona continúa.

Por su parte, el presidente de Georgia, Mijaíl Saakashvili, señaló que firmó un plan de cese el fuego propuesto por la Unión Europea.

Saakashvili firmó el documento conjuntamente con el canciller francés, Bernard Kouchner, y el finlandés, Alexander Stubb, quienes están en la capital georgiana, Tiflis, en una labor de mediación para intentar poner fin al conflicto.

Saakashvili señaló que los dos cancilleres irán este mismo lunes a Moscú para intentar persuadir al gobierno ruso de que acepte un cese el fuego.

Las fuerzas militares rusas señalaron que no tienen intenciones de enviar tropas al resto de Georgia pero el Ministerio de Defensa ruso confirmó este lunes, que sus soldados avanzaron desde la separatista Abjasia hasta la ciudad de Senaki, en Georgia.

Acusaciones mutuas

Previamente, mientras proseguían los esfuerzos diplomáticos por lograr un cese el fuego Rusia y Georgia se acusaron mutuamente de renovar sus respectivas ofensivas.

Informes desde Georgia señalaron que la ciudad de Gori ha sido blanco de renovados ataques por aviones rusos.

El Ministerio del Interior de Georgia asegura que más de 50 aviones rusos atacaron una base militar y una instalación de radares cerca de la capital, Tiflis.

Pero Moscú negó esa versión y acusó a Georgia de disparar contra sus fuerzas en Osetia del Sur, a pesar de una declaración previa del gobierno de Saakashvili de cese el fuego.

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) indicó que 40.000 residentes de la ciudad (80% de la población) abandonaron el lugar en los últimos días.

Gori fue el punto de reunión para lanzar el ataque georgiano sobre Osetia del Sur, que desencadenó una respuesta militar rusa.

Advertencia de EE.UU.

El gobierno de Estados Unidos criticó fuertemente la acción militar rusa en contra de Georgia.

En una llamada telefónica al presidente de Georgia, Mijaíll Saakashvili, el vicepresidente de Estados Unidos, Dick Cheney, dijo que la agresión rusa "no debe quedar sin respuesta".

El corresponsal de la BBC en Washington, Justin Webb, dice que la llamada de Cheney parece ser un esfuerzo por enviar un mensaje no sólo de solidaridad sino también de que su país está listo para actuar.

Cheney indicó que la continuación de la violencia contra Georgia tendría graves consecuencias para las relaciones de Rusia con Estados Unidos y la comunidad internacional.

En una entrevista televisiva el presidente George W. Bush dijo por su parte que expresó claramente al primer ministro ruso, Vladimir Putin, su gran preocupación por la "desproporcionada" respuesta militar de Moscú.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.