Domingo, 22 de enero de 2017

| 2005/04/03 00:00

Se calienta el debate por el proyecto de Justicia y Paz

Martes 5, 9:00 horas. La negativa del Gobierno para incluir una frase que le retiraría los beneficios de la ley a quienes se han enriquecido con el narcotráfico desató un cruce de acusaciones que desnudó el delicado momento de la discusión.

Se calienta el debate por el proyecto de Justicia y Paz

El senador uribista Germán Vargas Lleras fue uno de los protagonistas durante la sesión conjunta de las comisiones primeras de Senado y Cámara que tramitan el proyecto al denunciar exaltado que algunos de los artículos tiene la intención de lavar dineros del narcotráfico.

"¡Si hay voluntad política del Gobierno para cerrarle el paso al narcotráfico, hay que aprobar ese artículo!", afirmó en referencia al artículo de la discordia, dividido en dos partes. En la primera se afirma que para ser elegible de la desmovilización individual se requiere que el beneficiado "no haya realizado actividades de narcotráfico antes de su ingreso al grupo armado al margen de la ley". La segunda, que es la que no tiene el apoyo del gobierno, dice que se requiere que "durante su permanencia en el grupo armado no hubiere incurrido en enriquecimiento ni aumento injustificado de su patrimonio derivados del narcotráfico."

El comisionado de Paz, Luis Carlos Restrepo, por su parte, acusó a Vargas Lleras de faltar a la verdad e incumplir los pactos, además de referirse a la falta de seriedad de los congresistas, ante los cual varios se retiraron.

En respuesta a Restrepo, Vargas Lleras confesó que el Gobierno le había solicitado no presentar la segunda parte del artículo, a lo cual había accedido pero se había convenido dejarlo como constancia. Pero, de acuerdo con el periódico El Tiempo, su indignación se derivaba de que el viceministro de Justicia Mario Iguarán pretendía hundir todo el artículo.

Las discusiones alrededor del proyecto no terminaron ayer, y esta mañana el comisionado de paz habló ampliamente en la W Radio asegurando, entre otras cosas, que sentía que la oposición de algunos congresistas, especialmente Rafael Pardo, trascendía a diferencias personales. Pardo, por su parte, aseguró que se declaraba derrotado (en cuanto a su proyecto de ley, que era distinto al proyecto apoyado por el Gobierno) y que en los puntos fundamentales el Gobierno ya había salido airoso.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.