Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2005/05/22 00:00

Sin título

Abraham Rodríguez, lector de SEMANA.COM, se pregunta ¿dónde están los intelectuales y toda la sociedad que puede hacerle caer en cuenta al gobierno sobre las consecuencias de fumigar, no solo los cultivos ilícitos sino los de los alimentos?

Sin título

No entiendo por qué se critica tanto al Presidente Chávez en su compra de armas para defender su país, si nuestro Presidente esta haciendo algo peor: permitir que mercenarios regalados norteamericanos patrocinen y ejecuten operaciones militares en la selva, veredas y pueblos donde mueren muchos civiles inocentes

Los civiles son víctimas del fuego cruzado y de los abusos y fuerza bruta aplicada por los militares y los no militares llámense 'paras' o 'farcos' o 'elenos'. Todos, con toda la impunidad garantizada.

Nuestro presidente Uribe también permite la destrucción de nuestro medio ambiente por esos mismos mercenarios con las llamadas fumigaciones o aspersiones. Con las fumigaciones se aniquilan especies diversas de microorganismos, insectos voladores y rastreros, cuadrúpedos menores, roedores, reptiles, batracios.

Eso sin contar la contaminación de los ríos y el aniquilamiento de hortalizas, verduras y frutas.

Hay que hacer algo para detener esas fumigaciones que van a convertir nuestras selvas en unos peladeros semidesérticos dentro de unos pocos años.

La agricultura y ganadería del país va a ser historia del pasado porque esas fumigaciones con glifosato terminaran esterilizando las tierras aptas cultivables y no nacerá ni el pasto para la ganadería.

¿Dónde están los intelectuales de nuestro país que son quienes pueden luchar y hacerle ver a nuestro Presidente que si se fumigan los parques nacionales traería consecuencias impredecibles a la biodiversidad?

De seguir así, muy pronto los "pulmones del mundo" se convertirán en "pulmones asfixiados".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.