Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/6/2004 12:00:00 AM

Sir Paul McCartney habló de su pasado con las drogas

Una reciente entrevista con el ex Beatle tiene perturbada a la sociedad inglesa. El músico confesó que él y los demás integrantes de la banda más famosa del mundo consumían drogas habitualmente.

El hecho confirmó una vez más el pedestal en el que tienen los ingleses a la banda de Liverpool. El que músicos y gente en general consumieran drogas no era noticia desde hace muchos años, hasta que McCartney habló del tema.

En una entrevista con la revista británica Uncut, el ex Beatle confesó que durante un año consumió cocaína y decidió dejarla después de haber pasado por "bajones terribles".

Además reveló que en una ocasión -cuando la banda se encontraba en el pico de su carrera- probó heroína. "No me di cuenta que la había probado. Alguien me pasó algo y me lo fumé".

También admitió que muchas de las canciones compuestas por la banda se refieren a las drogas. Por ejemplo, dijo, "Got to get you into my life" habla de la marihuana -aunque muy poca gente se dio cuenta en su momento- y "Day Tripper", "habla del ácido lisérgico". Entre tanto, "Lucy in the Sky with Diamonds", estaba inspirado -lo cual es bastante obvio según McCartney- en el LSD.

También afirmó que el consumo -sin que genere adicción- no es raro. "Casi todo el mundo tomaba drogas en esa época. Nosotros no éramos la excepción", agregó. "Pero nuestra música era demasiado importante como perder demasiado tiempo en eso".

Días después de haberse registrado y cuando nos encontramos en el siglo XXI, la entrevista sigue generando controversia.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.