Martes, 17 de enero de 2017

| 2003/11/03 00:00

Uribe obliga a Londoño a retractarse

Miércoles 5, 12:30 horas. El ministro del Interior le dijo a los medios que Uribe no tiene planeado adelantar elecciones, luego de que éste lo llamara y le exigiera que lo hiciera.

Uribe obliga a Londoño a retractarse

Así lo señalan las primeras versiones, luego del pronunciamiento del ministro del Interior y Justicia, Fernando Londoño.

El Ministro lanzó esta mañana una bomba que causó conmoción dentro y fuera del país, cuando dijo que el presidente Uribe estaría dispuesto a adelantar elecciones si el Partido Conservador se unía a la oposición.

Lo hizo en una junta de parlamentarios conservadores, en la que admitió que se produciría una crisis política.

"Esa es una situación de crisis sin precedentes. Si ustedes toman hoy la decisión de que se lanzan a la oposición (...) estamos en una crisis política de fondo", dijo refiriéndose al análisis que adelantan algunos congresistas conservadores sobre una eventual declaración de oposición al Gobierno. "Esa crisis política no se podría resolver, pienso yo, sino con elementos extremos, que el Presidente ha considerado, inclusive el de anticipar las elecciones".

"(El Presidente) no va a permanecer en el Palacio de Nariño, simplemente para sobrevivir por dos o tres años, si no puede hacer nada por la Nación", concluyó esta mañana Londoño Hoyos.

Las versiones que los medios manejan sobre el pronunciamiento, indican que en cuanto el funcionario salió de la reunión, Uribe lo llamó, lo regañó y le pidió que se retractara.

Entonces Londoño le negó a su jefe lo que dijo. Y el mandatario le puso al teléfono la grabación de sus declaraciones que minutos antes habían rebotado todos los medios.

Londoño no sabía que los medios lo habían grabado. Suponía que era una reunión a puerta cerrada, pero, por alguna circunstancia un parlante de los usados para amplificar el sonido en la reunión se quedó afuera del recinto donde estaba reunida la bancada conservadora con el jefe de la cartera de Gobierno. De ahí tomaron sus palabras los medios.

Fue así como Londoño no tuvo otro remedio más que obedecerle. Volvió al recinto y le pidió apoyo a los conservadores. Y luego se retractó ante los periodistas, a la salida del Club de Banqueros.

"Lo dije con toda claridad y fue el sentido de toda mi conversación con el Partido Conservador, que el Presidente de la República estaba en pleno ejercicio de su poder, que estábamos desarrollando una política para superar los resultados adversos que eventualmente tendría una caída del Referendo, que está todavía lejos de haber quedado comprobado, y que el Presidente de la República no es el tipo de persona que se queda atornillado en un cargo cuando no tiene ningún sentido el desempeño de ese cargo", aclaró Londoño.

"Y por eso hablé de una anticipación de elecciones para esa hipótesis de que el país llegara a una situación de parálisis extrema que desde luego no tiene nada que ver con la situación actual donde el Presidente de la República cuenta con el respaldo del país y cuenta con el respaldo de su bancada como lo acaba de expresar el sector Conservador", agregó.

En una declaración hace pocos minutos, el primer mandatario aclaró que seguirá los "seis años" que le quedan en el cargo, "tres de día y tres de noche", indicó.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.