Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2008/10/10 00:00

Venezuela: dos días sin McDonalds

Venezuela: dos días sin McDonalds
;
BBC

Todos los restaurantes de McDonalds en Venezuela permanecerán cerrados durante dos días por irregularidades en la declaración de impuestos de la compañía, informó el gobierno venezolano.

La medida tomada por el organismo recaudador de impuestos (Seniat) afecta a un total de 115 locales del país.

No es la primera vez que el gobierno cierra temporalmente compañías con supuestas irregularidades en un intento del ejecutivo por aumentar sus ingresos fiscales.
Recientemente, la autoridad tributaria ejecutó una decisión similar contra las oficinas administrativas de Pepsi-Cola, operadas por el mayor consorcio alimentario de Venezuela.

Detectadas "inconsistencias"

El Seniat justificó su decisión tras observarse "inconsistencias en los libros de compra y venta en materia del Impuesto al Valor Agregado".

Estas irregularidades fueron detectadas durante un operativo de fiscalización de la cadena, aclaró el organismo.

En consecuencia, los 95 locales comerciales de la cadena de comida rápida estadounidense en Gran Caracas (la capital y su área metropolitana) y los otros 20 en el resto del país estarán cerrados hasta el sábado.

El Seniat impuso además una multa de US$535 a cada una de las tres empresas propietarias o regentes de la franquicia.

En los últimos años, el organismo ha realizando numerosos operativos de fiscalización en el sector comercial tanto nacional como transnacional aplicando a menudo cierres temporales.

El corresponsal de BBC Mundo en Caracas, Carlos Chirinos, informa que es común este tipo de cierres de establecimientos por supuestas faltas en el manejo de la contabilidad. Mientras las autoridades tributarias afirman que se trata de un plan contra la evasión, los afectados se quejan de lo que consideran la existencia de dobles penas (clausura más multas) y de que no se les da el derecho a defenderse ante las acusaciones.

Chirinos explica que en los últimos años casi todas las grandes empresas que operan en Venezuela han recibido algún tipo de sanción por parte del Seniat, pese a que la mayoría son consideradas "contribuyentes especiales" y por tanto son supervisadas diariamente por funcionarios del organismo.

Centros comerciales enteros, cadenas de tiendas, ensambladoras de vehículos y más recientemente embotelladoras de bebidas como la Pepsi-Cola han sido cerradas, algunos de ellos administrativamente, es decir, sólo sus oficinas pero no los locales de venta al público.

La propia McDonalds recibió una sanción similar en 2005.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.