Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/22/2005 12:00:00 AM

Washington debe revaluar su política latinoamericana

El hecho quedó confirmado con la elección del chileno José Miguel Insulza como nuevo Secretario de la OEA. El analista Juan Felipe Muñoz explica por qué.

Una lectura interesante de las recientes elecciones para la secretaría de la OEA podría ser la siguiente: el organismo sigue siendo el foro de discusión más importante para Latinoamérica, pero Estados Unidos ha dejado de tener la importancia de hace unos años en la región.

Durante el largo proceso electoral, el apoyo de Estados Unidos a sus dos candidatos (primero al ex presidente salvadoreño Francisco Flórez y luego al mexicano Luis Ernesto Dérbez) no sirvieron de nada. Ni siquiera la presión que Washington ejerció sobre otros países para que se votaran por su opcionado surtió efecto.

La elección del nuevo secretario, el chileno José Miguel Insulza, debe ser vista como una lectura equivocada de Washington a América Latina.

Por ello, es muy probable que en Estados Unidos se produzcan cambios en la Sub Secretaria de Estado para Asuntos Latinoamericanos y se vea una nueva política que se adapte a líderes capaces como el presidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva.

Washington no supo leer lo que estaba sucediendo en Latinoamérica y se obsesionó en que la elección del secretario de la OEA era una lucha entre partidarios y enemigos de la Casa Blanca.

Tanto es así, que Washington al parecer no se percató que esa denominada "nueva izquierda" en América Latina no es tan parecida como se cree y que cada país con líderes "izquierdistas" tienen su propia agenda.

El triunfo mas reciente de esa "izquierda" fue el presidencial en Noviembre pasado del EP-FA en el Uruguay. En Chile el gobierno de la concertación tiene un presidente socialista, Ricardo Lagos, y dos partidos de "izquierda" el Partido Socialista y el Partido por la Democracia. Argentina, con Nestor Kishner ganó con figuras de la social democracia del fuese el Frente País Solidario (FREPASO). En Brasil, antes del PT de Lula (Partido de los Trabajadores), el gobierno de Cardoso con la (PSDB) representaba las políticas de la social democracia.

México cuenta con tres partidos y el Partido de la Revolución (PRD) tiene entre sus miembros a Andrés Manuel López Obrador, actual alcalde de Ciudad de México. A esto no podemos olvidar a Evo Morales, quien quedo de segundo en las elecciones bolivianas con el Movimiento al Socialismo (MAS).

Las diferencias de esa izquierda varían, existe una social democracia como la que tienen Brasil, Chile y Uruguay que es mas pragmática y menos idealista. Contraria a una Venezuela donde es mas radical políticamente, y hasta en cierta forma seguido por Argentina con un moderado populismo.

La política americana por lo tanto debe aprender a leer esta "izquierda" entendiendo que el énfasis de sus políticas debe enfocarse en fortalecer los partidos políticos, que son quienes articulan lo que dice la sociedad. Entendiendo que el énfasis debe hacerse en fortalecer el estado, la democracia y sus mercados, promoviendo el desarrollo y reduciendo la causas que crean las fuertes desigualdades sociales. Entendiendo esas mismas causas que hacen que las personas sin educación ni siquiera puedan integrarse a una sociedad en épocas de economía abierta. Entendiendo que en el fortalecimiento político debe existir espacio para la izquierda, de modo que sea creíble tanto para los mercados como para la sociedad.

* Presidente de 'Hemispheric Partners'
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.