Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2000/02/14 00:00

Aumenta número de civiles muertos en el conflicto armado del país

Miércoles, 19. 11.30 horas. La niña María Julieth Lizarazo, muerta en un ataque terrorista anoche en Bogotá, es una víctima más de la violencia que los actores del conflicto armado han acentuado contra la población civil...

Aumenta número de civiles muertos en el conflicto armado del país

Miércoles, 19. 11.30 horas. La niña María Julieth Lizarazo, muerta en un ataque terrorista anoche en Bogotá, es una víctima más de la violencia que los actores del conflicto armado han acentuado contra la población civil.

Esta mañana las autoridades de Becerril, Cesar, practicaban el levantamiento de los cuerpos de una decena de campesinos asesinados por los paramilitares.

Entre tanto, cuerpos de socorro hacían un recorrido por el área rural de Yarumal, Antioquia, para establecer el número de muertos que dejó un ataque de otro grupo paramilitar.

En total son 26 personas muertas a manos de grupos de extrema derecha. Las autoridades temen que esta escalada sea el cumplimiento de las Autodefensas Unidas de Colombia que hace unos días hicieron público un comunicado en el que advertía que por cada torre de energía volada en el país, ellos matarían diez guerrilleros o auxiliadores de la guerrilla.

En los últimos días, el Eln ha derribado una veintena de torres lo que provocó racionamientos de energía eléctrica en los departamentos de Antioquia y Chocó.

La muerte de la niña María Julieth, de 11 años, se produjo en un ataque de las Milicias Urbanas de las Farc a una escuela del sur de Bogotá. “Seguramente los terroristas intentaron atacar un CAI de la policía lanzándoles granadas por encima de la escuela. La torpeza y barbarie de esta acción terminó con esta tragedia”, dijo hoy el Alcalde Mayor de Bogotá Enrique Peñalosa.

En la acción resultaron además heridas nueve personas. Todas de escasos recursos económicos. La madre de la niña, Asunción Ubaté, es una humilde mujer que había ido al centro escolar para matricularse en el curso octavo de la jornada nocturna. “Llevó a sus pequeñas hijas para que la acompañaran”, dijo esta mañana un testigo.

Según varios testimonios, la señora estaba en la fila cuando explotó una de las granadas. La niña mayor murió. Mientras que su hermanita y la madre resultaron con graves heridas.

A estas víctimas de la población civil se suman los diez muertos del fin de semana en el ataque de las Farc a la vía que comunica a Bogotá con Villavicencio y que, según, el comandante general de las Fuerzas Militares, general Fernando Tapias, fueron asesinadas por la guerrilla.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.