Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/6/2000 12:00:00 AM

Colombia, a la sombra de Vietnam, dice hoy ‘The Washington Post’

Martes, 8. 11.30 horas. Robert E. White, ex embajador de Estados Unidos en El Salvador, advierte hoy en una columna publicada en ‘The Washington Post’ los riesgos que corre Colombia con la ayuda militar de su país...

Martes, 8. 11.30 horas. Robert E. White, ex embajador de Estados Unidos en El Salvador, advierte hoy en una columna publicada en ‘The Washington Post’ los riesgos que corre Colombia con la ayuda militar de su país.

White, quien hoy se desempeña como Presidente del Centro de Política Internacional, dice en las página editoriales del diario que Colombia corre el riesgo de convertirse en un nuevo Vietnam.

La columna tiene como título “Sombras de Vietnam”, con este antetítulo: “A Camino de Problemas en Colombia” y en algunos de sus apartes mas importantes dice: Aunque el Presidente Clinton parece no estar enterado de eso, los mil seiscientos millones de dólares que está solicitando para luchar contra la producción de cocaína en Colombia, tienden a convertirse en un elemento de intervención en una Guerra Civil de otro país. Ni el Presidente, ni la Secretaría de Estado le han dado a la opinión pública norteamericana una explicación coherente de lo que están poniendo en juego en Colombia, o de cómo la ayuda militar masiva puede hacer algo distinto de empeorar las cosas.

Agrega en su columna del Washington Post, que los norteamericanos han sido siempre escépticos frente a que tan sabia es la decisión de inmiscuirse en las guerras civiles de otros países. La Intervención en El Salvador no fue propiamente una intervención, así lo justificó el presidente Reagan argumentando que los revolucionarios en ese país no luchaban por su propia causa, sino más bien como instrumentos de Moscú o La Habana.

La razón que hoy permite una intervención en Colombia, es que las FARC, según la administración de Clinton no son una insurgencia auténtica, sino un cartel que lucha por proteger las ganancias del narcotráfico, una “Narco-Guerrilla” para usar el vocabulario del Jefe de Política Anti-drogas de la Casa Blanca.

El componente más grande del paquete de ayuda militar titulado: “Empujar hacia dentro del Sur de Colombia” solicita 600 millones de dólares para entrenar dos batallones especiales de lucha antinarcóticos que recibirán 30 helicópteros Black-Hawk y 33 UH-1H, de tal forma que el ejército “pueda tener acceso a esa remota y subdesarrollada región de Colombia”.

White explica que parte de esos fondos serán empleados en proveer vivienda y empleo para los desplazados. Si bien hay 145 millones para sustitución de cultivos, el énfasis continuará aplicándose sobre las fumigaciones para destruir la hoja de coca.

El ex embajador, quien también ocupó este cargo en Paraguay, dice que en consecuencia es difícil evitar la conclusión de que este es un paquete de ayuda contra-insurgencia, empacado como si fuera un paquete de ayuda antinarcóticos.

Y concluye: El territorio que controlaban las FARC y que este paquete de ayuda, nos está comprometiendo a recuperar, es 20 veces más grande que El Salvador y más o menos del tamaño de California. El ejército colombiano no tiene experiencia en guerra contra la insurgencia. ¿Qué va a pasar cuando las FARC, que se sienten en su casa en la selva y el monte, rechacen al ejército y derriben los helicópteros? ¿Vamos entonces a tragarnos la amarga píldora de la derrota político-militar? No, si Vietnam y América Central nos sirven de guía. Todo parece indicar que nos sumergiremos más profundamente en ese atolladero.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.