Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2005/05/15 00:00

Actos de discriminación racial en Colombia

Es triste y vergonzoso que en el país se sigan presentado episodios de racismo, opina el periodista chocoano Alejo Restrepo Mosquera.

A raíz de acontecimientos repetitivos de discriminación racial en Colombia, sucedidos a varios ciudadanos afro colombianos en algunas discotecas de Cartagena se ha abierto la discusión sobre si realmente este fenómeno abominable se destapó o son simplemente las secuelas de lo que ha pasado siempre.

Es triste y vergonzoso que en un país, que pregona a los cuatros vientos ante la comunidad internacional ser defensor de los derechos humanos, se presenten este tipo de hechos repudiables.

Nuestra carta magna en su acápite de principios fundamentales (artículos 3° y 7) expresa claramente la protección por parte del Estado de la diversidad étnica y cultural de los nacionales y la igualdad de oportunidades para todos, sin importar su condición racial, sexo, religión, lengua, etc. Pero estos postulados se convierten en letra muerta y son quebrantados por nuestra sociedad colombiana.

Y qué decir de la discriminación burlesca que se da en la radio, prensa y televisión, cuando se expresan de la gente de color. Pero nadie dice nada, por ser estos actos referentes a esta minoría racial.

Ni hablar del Estado colombiano, que ancestralmente ha sido indolente con la población afro del país. De ahí que los poblaciones con asentamientos negros sean las mas relegadas económica y políticamente.

El problema es más complejo que insulso. ¿Cómo no poder acceder a una discoteca por el simple hecho de ser de raza negra? Esto obedece al reflejo de una problemática bastante arraigada ancestralmente en nuestra sociedad colombiana. Sociológicamente nunca le han reconocido los derechos a las minorías étnicas, asentadas a lo largo y ancho de nuestro territorio patrio.

Qué bueno es recordar que en Colombia históricamente han existido normas legales que prohíben este tipo de practicas raciales excluyentes y discriminatorias. Entre éstas podemos mencionar la prohibición de comercio y trata de negros 1812, libertad de vientres 1821, abolición total de la esclavitud por el presidente José Hilario López 1851 y la Constitución Política Colombiana.

El Estado colombiano ha sido cómplice de la injusticia con la etnia negra, que no ha tenido ninguna participación política. Las reformas políticas y electorales siempre han estado orientadas a intereses sectoriales y particulares, que no les permiten a esta etnia ocupar espacios donde se toman las grandes decisiones del país. ¿Será que este rechazo solamente se da por que se es negro o porque estos no poseen medios económicos?

A pesar de ello, desde los tiempos de la independencia hasta nuestros días, este grupo étnico ha hecho un gran aporte al desarrollo de este país.

Ante el anterior panorama, es necesario que los afro descendientes tomen conciencia e identidad de raza y hagan defender sus derechos constitucionales, como segundo grupo racial.

Además se requiere que el Congreso legisle sobre esta materia, ya que en la actualidad la única sanción existente a estas violaciones, es que se le devuelvan los derechos al discriminado por vía de acción de tutela. No existe una ley ejemplarizante que contemple sanciones parecidas a las estuvieron a punto de aplicársele en Brasil al futbolista Leandro de Sabato del equipo Quilmes de Argentina por gritarle "negro" a otro jugador en plena cancha.

* Periodista chocoano

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.