Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/3/2008 12:00:00 AM

Alcance de la crisis

Las relaciones diplomáticas entre Colombia, Ecuador y Venezuela se encuentran en un estado crítico. Ecuador rompió relaciones con el país y Venezuela expulsa a personal diplomático colombiano

La crisis de Colombia con sus vecinos se agrava. El gobierno ecuatoriano anunció que rompía relaciones con Colombia. Esta decisión se da luego que al medio día este país resolvió cancelar todos los acuerdos de cooperación militar con Colombia y tras la expulsión del embajador de Colombia en Quito.

Esto se suma al reciente anuncio del gobierno venezolano de sacar al embajador colombiano Fernando Marín Valencia, y de todo el personal diplomático colombiano acreditado en la capital venezolana.

El motivo de la crisis fue la operación militar realizada el pasado sábado en territorio ecuatoriano por parte de ejército colombiano y que tuvo como resultado la muerte de un miembro del Secretariado de las Farc y vocero de este grupo guerrillero,  ‘Raúl Reyes’. Tras la polémica desatada por la intervención militar -considerada por muchos como una violación al derecho internacional-, el presidente de Venezuela Hugo Chávez se sumó a las protestas, siendo el primero en manifestarse en contra de esta acción. En ese momento le advirtió al gobierno colombiano que no se le ocurriera realizar ninguna operación de ese estilo si no quería guerra con Venezuela. Hacia el final del sábado en la tarde, el presidente Correa en alocución presidencial dijo que se había sentido engañado por el Presidente Uribe y que Colombia había violado la soberanía de su país.

Esta es quizás la crisis más grave que han atravesado las relaciones de Colombia con sus vecinos en la historia reciente. Más aún si se tiene en cuenta que no parece haber avances para buscar una salida. Por el contrario, a medida que pasan las horas las relaciones entre los países se están complicando cada vez más.

Además de los anuncios, ya hay despliegue militar tanto de Ecuador como de Venezuela hacia la frontera con Colombia. Chávez dijo que apostaría 10 batallones (unos 5.000 hombres), mientras Ecuador ya llevó a 3.200 militares. Con una reacciòn más sensata, Colombia, a través del vocero de prensa de la Casa de Nariño, reafirmó su amistad con los pueblos hermanos y anunció que no enviará tropas a la frontera.

No hay duda que la creciente presencia militar de los países vecinos en la frontera, aumenta los riesgos de que cualquier escaramuza desencadene en una profundización de la crisis. 

Según el profesor Aldo Olano, experto en Relaciones Internacionales de América Latina de la Universidad Externado de Colombia, para que se diera un rompimiento total de relaciones entre los tres países, Colombia también tendría que retirar a sus embajadores en Quito y en Caracas, y para él esta es una medida poco probable. La reacción de Chávez para Olano es desmesurada, no solo por haber retirado al personal de la embajada, sino también por el anuncio del envío de diez batallones a la zona fronteriza. “Esa actitud de hostilidad agrava la situación de la región”, afirma.

Mucho se ha dicho de la manera prudente como el gobierno de Uribe ha manejado la crisis, optando por el silencio ante los insultos recibidos por parte de Hugo Chávez y la reacción de Ecuador. Sin embargo, cada vez es más claro que no ha existido una respuesta diplomática a la crisis.

Para empezar, el gobierno presentó una excusa tardía y débil a través del canciller Fernando Araújo, que no fue suficiente para el gobierno ecuatoriano que demandó mejores explicaciones y una disculpa más formal. Luego, en menos de 24 horas , el Director de la Policía Nacional, general Oscar Naranjo, y no el Canciller, reveló documentos que encontraron en el computador de ‘Raúl Reyes’, implicando a los gobiernos de Ecuador y Venezuela de tener una agenda oculta con las Farc, que incluiría desde apoyo económico hasta acuerdos políticos. Estos pronunciamientos, lejos de contribuir a una salida diplomática y moderada, complican aún más la crisis que viven los tres países.

Por su parte el presidente de Ecuador, Rafael Correa, calificó al presidente Uribe de "psicópata y cínico" y advirtió que tomará medidas más fuertes contra Colombia. Añadió además que este ya no es solo un problema fronterizo sino de toda la región.

Con este voltaje en las relaciones, la pregunta obvia es como superar el escalamiento de la crisis.

Para Aldo Olano es necesario que el gobierno colombiano insista en nueva disculpa al gobierno ecuatoriano. Según él, lo que generó el roce entre los países fue la actuación del gobierno colombiano, con el argumento de que lo hizo en legítima defensa, y ahí es donde se tendría que actuar.

Según lo que revelaron informes de las fuerzas armadas ecuatorianas, no hubo persecución en caliente cuando se atacó el campamento guerrillero y no hay pruebas de que las Farc en ese preciso momento estuvieran realizando actividades criminales que obligaran al gobierno a entrar, sin consultar y sin coordinar acciones con las fuerzas armadas del Ecuador.

Pero no hay consenso sobre esta fórmula. Para el senador Juan Manuel Galán, quien hace parte de la Comisión Asesora de Relaciones Exteriores, de la cual hacen parte otros parlamentarios, los ex presidentes de Colombia y algunos ex ministros de Relaciones Exteriores, fue un error del gobierno colombiano haber pedido disculpas al gobierno ecuatoriano. Su visión es que Colombia actuó en legítima defensa dentro de lo establecido en las resoluciones 1368 y 1373 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, que indican que los países no pueden salvaguardar terroristas en sus territorios. Según Galán, los videos donde se muestran las instalaciones y condiciones del campamento, son una prueba contundente de que las Farc estaban establecidas en ese lugar, y no era un sitio de paso.

Para Galán, estas mismas resoluciones podrían ser utilizadas también para juzgar el apoyo de Venezuela a las Farc. Este gobierno, según las últimas declaraciones del general Oscar Naranjo, no solo ha mantenido relaciones secretas con la guerrilla de las Farc, sino que también les ha brindado apoyo económico. De acuerdo a la información que la policía ha extraído de uno de los computadores de ‘Raúl Reyes’, Chávez le habría dado a la guerrilla 300 millones de dólares.

La salida de la crisis, según el parlamentario liberal, debe ser negociada y contar con el apoyo de organismos internacionales. “Hay que armar una ofensiva diplomática y acudir al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y ante la OEA”, afirmó. La Comisión asesora de Relaciones Exteriores no ha sido convocada por el presidente Uribe, hasta el momento, pero se espera que en las próximas horas lo haga, para que el país puede defenderse ante instancias internacionales con una posición unificada. Mientras tanto, el Polo Democrático Alternativo anunció esta mañana que una comisión conformada por miembros de este partido que partiría a Caracas y a Quito para tratar de distensionar y tranquilizar a los países vecinos. Esto, sin embargo, sería una medida transitoria y no una solución definitiva a la crisis.

Mientras tanto otros mandatarios del continente han manifestado su interés en mediar en las diferencias. El presidente de México, Felipe Calderón habló personalmente con los presidentes Correa y Uribe, y se ofreció como mediador. El presidente Luiz Inázio Lula da Silva, de Brasil manifestó que emprendería un esfuerzo diplomático junto con otros líderes de la región. El presidente peruano, Alan García, solicitó de urgencia una reunión a la OEA para tratar la crisis y España pidió calma a los tres países y solicitó que se usen los canales diplomáticos, los diálogos y la buena fe.

Estados Unidos por su lado manifestó a través de un comunicado del departamento de Estado, que expresa su apoyo a la lucha de Colombia contra el terrorismo y resalta la necesidad de que Ecuador y Colombia resuelvan su crisis diplomática. Sin embargo, no es claro el papel que Estados Unidos pueda desempeñar en esta crisis, ya que Hugo Chávez repetidamente ha anunciado que Colombia y Estados Unidos tienen un plan orquestado para asesinarlo y expandir su proyecto imperialista en el continente. Incluso en su alocución del pasado domingo, habló de liberar a Colombia de la influencia gringa.

Ante esta situación tan difícil, hay que esperar que los organismos internacionales intercedan para que las relaciones entre los tres países no se degraden más, y que se llegue a un acuerdo para que las relaciones entre estos no pase a mayores.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.