Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/15/2006 12:00:00 AM

Álvaro Leyva

El candidato del Movimiento Ciudadano de Reconciliación usa para sus apariciones en público las mismas frases que publicita su campaña. “Yo tengo la llave”, “paro la guerra en seis meses”, “lo digo, lo afirmo y se lo firmo”.

Ramón Jimeno: En el caso de Leyva también hay coherencia entre la publicidad de la campaña y las de él como candidato. El problema es que está fuera de sintonía porque pregona algo que parece contrario a lo que el país quiere. Su discurso de la paz negociada no ha pegado y le hace falta fuerza para hacerlo creíble. No es lo mismo que Uribe salga a decir “se lo digo y se lo firmo” a que lo diga Leyva.

Ángel Becassino: Leyva le imprime a su lenguaje una gran capacidad escénica pero escogió un manejo del leguaje que pretende ser imponente y no lo logra. Generaba más expectativa antes de que fuera candidato que ahora que se lanzó y eso ocurre por una razón: su estrategia de repetir que tiene la llave hace que la propuesta de gobierno suene sobredimensionada. Es paradójico, pero así la tenga, transmite la sensación de que no.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.