Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2003/09/15 00:00

Apolinar Salcedo

Apolinar Salcedo

Seguridad:

Semana.com: ¿Cuál será su política de seguridad y qué puntos de la política de seguridad del alcalde Rodríguez le parece que deben continuar?

Apolinar Salcedo: Yo pienso que la inseguridad de Cali tiene mucho que ver con la ausencia del Estado en la comunidad. Es verdad que toda comunidad maneja un nivel de violencia y que allí para eso opera la Fuerza Pública pero considero que en Cali fenómenos como el desplazamiento forzoso, el desempleo del período posnarcotráfico donde gente que ganaba mucha plata no quiere volver a ganarse un mínimo, más el desempleo generado por la recesión económica y la reforma administrativa del municipio, son generadores de inseguridad por eso en una política de seguridad para mi ciudad soy partidario de fortalecer en logística a los organismos de seguridad y a su vez aumentar la inversión social, dándole énfasis a la atención de los jóvenes.

Semana.com: Cali ha sufrido tres secuestros masivos en los últimos años. ¿Qué propuestas nuevas hace frente a este sensible tema?

A.S.: Cali cuenta con la ventaja de que el presidente Uribe le ha venido cumpliendo y muestra de ello es el batallón de alta montaña en Los Farallones. En el tema de los secuestros masivos, por su complejidad, estaría con la mejor disposición como alcalde para sumarme a la política de seguridad democrática del gobierno central. En lo que tiene que ver con la subversión siempre estaré en la misma vía de una política nacional de seguridad.

Semana.com: La Policía Metropolitana recibe anualmente 1.100 millones de pesos mientras que los Bomberos reciben 6.000 millones. ¿De donde sacará recursos para ampliar el pie de fuerza y mejorar la capacidad de la Policía?

A.S.: El apoyo que el gobierno tiene que dar a los organismos de seguridad debe ser equilibrado. Los recursos para apoyar estos organismos saldrán de un impuesto que ya existe y aunque está demandado no se ha caído.

Semana.com: En una fuerte ofensiva la Policía Metropolitana adelanta redadas cada fin de semana arrestando individuos con órdenes de captura vigentes y personas cometiendo delitos en flagrancia. ¿Será esta una política de seguridad que contará con su apoyo o propone otras maneras de contrarrestar la alta criminalidad que sufre la ciudad?

A.S.: La presencia de la autoridad previene el delito pero es la inversión social en estos sectores la que definitivamente lo destierra. Yo voy a respaldar estas acciones pero estarán incluidas dentro de una política de seguridad y no serán medidas aisladas. Debe existir una excelente coordinación entre los diferentes organismos de seguridad para que estas acciones le sirvan a la ciudad. Yo soy partidario de que la presencia de la Policía se brinde más para apoyar procesos de resocialización y no sólo para los procesos de represión.

Finanzas:

Semana.com: ¿De dónde piensa sacar recursos para el desarrollo y la inversión social en Cali sabiendo que el municipio, si bien es viable, se ve asfixiado por la reestructuración de su deuda durante 14 años?

A.S.:Tenemos un municipio en crisis financiera. Para este año Cali cuenta con recursos propios por 314.000 millones de pesos pero tiene que pagar 107.000 millones de servicio de la deuda y el funcionamiento del municipio cuesta 197.000 millones, lo cual nos deja un desolador panorama pues sólo contamos con 10.000 millones para inversión. Esta situación empeorará por la proyección del convenio de desempeño o reestructuración de pasivos del municipio que fue pactado a 14 años. Si bien la construcción del sistema de transporte masivo reactivará en parte la economía local no será suficiente en cuanto a la inversión social por eso durante mi gobierno aumentaré el recaudo de impuestos en el municipio. Buscaré que la Nación adjudique presupuestos para obras e inversión social en Cali para eso tendré un gerente de Cali viviendo en Bogotá que gestionará ante el gobierno central los intereses de la ciudad. Además solicitaré al Dane que actualice las estadísticas para que las transferencias de la Nación para educación y salud correspondan a la realidad de Cali. También buscaré dineros de cooperación internacional a través de un gerente de Cali para estos temas. Durante mi visita a España le comenté esta necesidad a Noemí Sanín quien se mostró positiva frente al tema de la cooperación internacional.

Semana.com: A pesar de que el recaudo en los impuestos aumentó considerablemente en los últimos años, ante la falta de dinero en el municipio ¿piensa crear más impuestos, subir los existentes o condonar a los morosos?

A.S.: No subiré ni crearé más impuestos. Tampoco condonaré a los morosos y por el contrario aumentaré el recaudo. Con esas medidas populistas se estimula la cultura del no pago de impuestos que hoy en día hace carrera en la ciudad y que anteriores administraciones, irresponsablemente utilizaron, pero que atenta contra las arcas del municipio. Yo defendí el proyecto de condonación como concejal durante el año anterior porque analicé la grave situación que se le presentó a muchos caleños cuando se desplomó la industria de la construcción y la gente terminó pagando más impuestos de lo que valían sus predios. Pero esa medida la defendí dentro del marco de que fuera una sola vez y con la idea de realizar una profunda revisión al sistema de cobro del predial en la ciudad. Ahora una medida de esa índole ya no me parece viable ni oportuna porque la economía de Cali ya no es ficticia. Aunque la revisión de la política tributaria de la ciudad es una tarea inconclusa que desarrollaré durante mi gobierno.

Semana.com: Dentro de los 48.000 millones de pesos que le llegan al Valle del Cauca por cuenta del plan de desarrollo no se incluyeron partidas para Cali. ¿Qué opina de la actividad de los parlamentarios vallecaucanos y cómo será su interlocución con ellos?

A.S.: Eso refleja que la bancada parlamentaria del Valle del Cauca termina enfrascada en confrontaciones de tipo sectorial y político dejando de lado su responsabilidad con la región. Falta conciencia y convicción de bancada vallecaucana, por eso los esfuerzos son individuales y poco eficaces para las necesidades del departamento. Además es muy grave que la falta de gestión de los parlamentarios vallecaucanos escatime las posibilidades de conseguir recursos para la capital del departamento en un momento puntual de crisis financiera. El concepto de riqueza que desde Bogotá se continúa aplicando hacia Cali debe derrumbarse y son los parlamentarios los encargados de mostrar la realidad de una región golpeada durante años.

Salud:

Semana.com: Según datos de la Secretaría de Salud municipal para el año 2003 el 45 por ciento de los caleños no tiene cobertura de salud, este problema se concentra entre los estratos con menores recursos. ¿En esta materia cuál será el mecanismo que propone para ampliar la cobertura y de dónde saldrán los recursos?

A.S.: Para la salud existen los recursos de transferencia del orden nacional. Por eso es importante la transformación que se desarrolló en la Secretaría de Salud municipal en donde la parte administrativa de esta entidad se encargará de la vigilancia y el control de la política de salud del municipio, eso está bien. Pero en Cali se crearon cinco ESES, empresas de salud del estado, que deben vender los servicios de salud para asegurar su sostenibilidad. Me preocupa particularmente que se cambie el concepto de paciente por el concepto de cliente y que se genere una guerra del centavo entre las cinco ESES, lo cual ocasionaría un detrimento en la prestación del servicio para los usuarios. Por otro lado tenemos que actualizar el tamaño de la pobreza en Cali para aumentar el monto de las transferencias de la Nación. Para atender las necesidades de la niñez y la tercera edad he pensado recurrir a los dineros de la cooperación internacional.

Educación:

Semana.com: Para el año 2003 se calcula que hay en Cali 150.000 niños por fuera del sistema educativo engrosando el caudal de personas que pueden convertirse en delincuentes. ¿Qué políticas va a desarrollar para aliviar esta grave situación?

A.P.: En este tema debemos dar la misma respuesta que en la salud, actualizar la información de Cali para conseguir mayores recursos del orden nacional con las transferencias. Con esto podemos atender la ampliación de cobertura y darle solución en cuanto a cupos al problema de la educación. Estoy pensando motivar al sector privado para que hagamos convenios con el municipio para apadrinar la educación de los niños caleños. Espero llegar al final de mi gobierno con cero niños sin estudio pero ese es el sueño ya veremos cómo lo conseguimos.

Continúa

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.