Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/12/2007 12:00:00 AM

Aquí están los congresistas que han renunciado al fuero para evitar ser juzgados por la Corte Suprema

La decisión de dejar sus curules es, según muchos, una jugada maestra. Semana.com explica cómo es el proceso y presenta los perfiles de quienes han tomado la decisión de renunciar a sus cargos para que los investigue la Fiscalía.

Ya van 13 congresistas vinculados al proceso de la para-política que renunciaron a sus curules para ser procesados por la Fiscalía en vez de la Corte Suprema de Justicia.

Las decisiones que tomaron esos parlamentarios cambian el esquema de sus defensas. La Corte Suprema opera con un sistema inquisitivo. Es decir, los mismos magistrados toman las decisiones en las diferentes etapas del juicio: abren el proceso, determinan si los acusados permanecen o no en libertad, hacen la investigación y, finalmente, dictan la sentencia definitiva.

La Fiscalía, en la justicia ordinaria, solamente define si llama a juicio a un acusado, pero la sentencia queda en manos de los jueces. En este sistema, además, las decisiones son apelables. Los jueces que finalmente dictan sentencia son aquellos que trabajan en las zonas de influencia en donde posiblemente se cometió el delito. De tal manera que si los procesos llegan a las mayores instancias, al final, el que dicte el veredicto sería un juez que vive en una región en la que ellos son considerados grandes jefes políticos.

Esta situación ha creado suspicacias en este complejo proceso. Es natural que si la Fiscalía decide acusar a los congresistas, entrarían a actuar jueces de sus regiones para dar el fallo final sobre su culpabilidad o su inocencia.

Eso genera prejuicios sobre la capacidad de los parlamentarios para ejercer presión, sobre la dilación de los procesos en el tiempo y sobre las conocidas demoras de la justicia ordinaria para actuar. En el caso de Dragacol, para citar sólo un ejemplo, las investigaciones llevan siete años y todavía no hay sentencias definitivas.

Estos son los perfiles de los congresistas que han renunciado a su cargo para que los investigue la Fiscalía y no la Corte Suprema de Justicia.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.