Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/4/2004 12:00:00 AM

"Armstrong no es invencible"

Christian Prudhomme, director adjunto de la Organización del Tour de Francia, aseguró en entrevista a SEMANA que este año el torneo de ciclismo más importante del mundo tendrá una nueva dinámica donde primará el suspenso. Considera que la mentalidad de los corredores ha cambiado y que estos no ven más a Lance Armstrong invencible. Estas características serán definitivas a la hora de conocer el ganador de la vuelta este próximo 25 de julio en París.

SEMANA: ¿Cuáles son las características del Tour de Francia 2004?

Christian Prudhomme: El trazado de la prueba concentra las mayores dificultades durante la última semana de la competencia. Allí se tendrá el cruce de los Alpes y una inédita prueba contrarreloj que se realizará por primera vez en el Alpe d'Hueze. La última semana será extremadamente difícil y los mejores corredores deberán dar todo de sí para poder ganar el Tour. A diferencia de otros años no habrá una prueba contrarreloj antes de los grandes macizos montañosos. Luego de la salida de Lieja en Bélgica, habrá una carrera hacia al mar hasta la región de Bretaña con una clásica contrarreloj, por equipos, en el norte de Francia. La particularidad de esta prueba radica en un ligero cambio de reglamento en el que los tiempos perdidos por cualquier equipo serán ponderados. Es decir que el menos bueno de los 21 equipos seleccionados no podrá perder más de tres minutos. Con esto se busca dar un poco más de ventajas y permitir que un excelente trepador, que estuviera en un equipo no muy fuerte en terreno plano, no pierda mucho tiempo. Por otro lado, el recorrido del macizo central representará muchas sorpresas para los favoritos puesto que este como los Pirineos o los Alpes cuenta con picos cortos y recorridos muy sinuosos. No habrá prácticamente nada de plano durante tres días a lo largo del macizo central. Es una región donde pueden darse muchos ataques que representarán un peligro permanente para los favoritos y para la posibilidad de que estos puedan realizar escapadas importantes.

SEMANA: ¿Según estas características, qué lectura haría de los equipos que están participando?

C.P.: Yo citaría más bien corredores y no equipos. Veo cuatro corredores que podrían disputarse la victoria en París. Veo evidentemente a Lance Armstrong, que tratará de ser el único campeón del Tour de Francia con seis victorias, algo que jamás ha pasado. Por el momento cuenta con cinco victorias como Merckx, Hinault e Indurain, entre otros. Veo también al alemán Ullrich y al trepador español Bainmaillot, que es bastante temible en las etapas de montaña. Finalmente citaría un cuarto corredor, que es el americano Amiltong, antiguo coequipero de Lance Armstrong. Se ha preparado especialmente para el tour y será igualmente peligroso.

Pienso que la vuelta 2003 cambió la mirada de los adversarios de Armstrong. Durante 2000, 2001 y 2002 Armstrong había aplastado la vuelta y nadie osaba atacarlo. En cambio, el año pasado varios corredores lo atacaron demostrando que Armstrong no es invencible. Antes había miedo, lo miraban como un campeón mucho más fuerte que ellos, contra el que no se podía hacer nada. Todos se resignaban a una batalla por el segundo puesto. Creo que la mentalidad cambió y esto garantizará un Tour con mucho suspenso.

SEMANA: ¿Qué piensa de Víctor Hugo Peña? ¿Porqué lo sacaron del equipo de Armstrong?

C.P.: No sé cuáles son las razones por las que no fue seleccionado. Lo que sí sé es que para los admiradores del ciclismo francés, va a ser raro no verlo más porque estamos habituados a él. También porque estábamos contentos de celebrar su aniversario pues nació en el mes de julio. Y con su nombre, Víctor Hugo no pasa inadvertido en Francia. Sin duda es una figura fantástica que nos gustaba ver. No creo que sea una cuestión de celos de Armstrong, pues Peña hizo perfectamente su trabajo a su lado. De todas maneras Peña es un buen corredor para la contrarreloj. No sé, no sabría decirle, no tengo la respuesta.

SEMANA: Sobre el tema del dopaje y el libro sobre Lance Armstrong que se acaba de publicar, ¿usted qué opina?

C.P.: No tenemos una posición sobre el libro. Por el contrario tenemos una posición muy definida sobre todos los corredores que están hoy involucrados en casos de dopaje. No queremos que estos corredores estén dentro de la vuelta a Francia por dos razones. Primero porque los corredores que hacen trampa tienen que ser castigados. Segundo queremos defender a todo el grupo de corredores sanos que han sido salpicados por estos escándalos. El ciclismo es absolutamente magnífico, un deporte que hace soñar y que debe seguir haciendo soñar. Para que esto no se pierda es necesario defender la integridad de los ganadores. Es necesario que la vuelta de Francia se realice con serenidad y para ello, marginar a los corredores implicados en caso de dopaje.

SEMANA: ¿Cuáles son las medidas tomadas por la organización del Tour de Francia?

C.P.: Mire, el dopaje es un cáncer para el deporte de alto nivel. No creo que haya una diferencia fundamental entre las diferentes disciplinas deportivas. Sin duda hay un problema de imagen. Nosotros no administramos los controles antidopaje. La Federación Internacional de Ciclistas tiene esta responsabilidad. Muy a menudo se genera confusión. Se cree que el Tour de Francia decide todo, y esto no es cierto. El Tour de Francia ha sufrido cambios importantes. Por ejemplo se redujo el kilometraje total de la vuelta a Francia a menos de tres mil kilómetros, de los cuatro y cinco mil de los años anteriores. Se han introducido dos jornadas de reposo obligatorio y un máximo de dos etapas de 250 kilómetros. El objetivo de estas medidas ha sido combatir este cáncer que es el dopaje. Reclamamos cada vez más los controles antidopaje y este año habrá más que los años anteriores. Sin embargo, no es posible multiplicar a ultranza estos controles. Hay un momento también que se la pasarían más tiempo controlando que haciendo las carreras. Esto no tiene tampoco sentido.

SEMANA: Dejemos de lado el tema del dopaje y vayamos otra vez a los actores. ¿Cómo ve a Armstrong?

C.P.: Sin ninguna duda puede ganar la vuelta a Francia este año. Creo, sin embargo, que no le será tan fácil como los años anteriores. Sus adversarios no lo ven más invencible. Es menos fuerte físicamente, pero es de una inteligencia notable. Diría incluso que tiene una inteligencia superior y un equipo que está totalmente a su servicio que hará todo para que gane.

SEMANA: ¿En qué sentido su inteligencia es superior?

C.P.: Es minucioso y sin duda el más profesional de todos los ciclistas. No deja nada al azar. Es alguien que conoce al detalle cada etapa del Tour, kilómetro por kilómetro. Repasa las etapas una y más veces. Con su cocinero pone mucha atención a su alimentación. Es un verdadero jefe, con las fortalezas y debilidades que esto significa. Es alguien que dirige y decide. A mi juicio, su equipo es extremadamente sólido y tiene un claro objetivo que es el de ganar la vuelta a Francia.

SEMANA: ¿Qué piensa de Santiago Botero?

C.P.: Es un ciclista que sorprende porque tiene altos y bajos. Le diría que está conectado a una corriente alterna. A veces es muy bueno y otras, muy malo. Es un enigma para nosotros. Es capaz de ganar etapas tanto en montaña como en contrarreloj, y otras veces como el año pasado se manifiesta muy débil. Pienso, en todo caso, que puede ser clave para la victoria o la pérdida de Ullrich y de Armstrong. Creo además que su rol será incluso más importante que el de Alexander Vinokourov, el corredor que quedó de tercero el año pasado y que no participará en el Tour de Francia este año. Botero deberá retomar el rol de Vinokourov, que es capital, y tratar de atacar de lejos y darle miedo a Armstrong.

SEMANA: ¿Qué piensa del ciclismo colombiano?

C.P.: En realidad el ciclismo no está tan fuerte como el de hace unos años, en la época de Lucho Herrera o Fabio Parra. Para nosotros el ciclismo colombiano ha sido una doble sorpresa. Hemos visto colombianos muy buenos en montaña y de pronto los vimos desaparecer así no más. Quisiéramos ver ganar a los colombianos en montaña, a los grandes trepadores. El ciclismo es cada vez más competitivo y su internacionalización es un gran activo. Hay muy buenos corredores que llegan de Estados Unidos como Armstrong o de Europa del Este y que su competencia es cada vez más viva. Pero sinceramente no sé por qué los colombianos son menos competitivos que antes. Ojalá usted me pueda dar buenas razones para decirle lo contrario.

* Corresponsal en París
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.