Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/1/2003 12:00:00 AM

<b>Eduardo Verano de la Rosa* comenta:</b>

El artículo 5º del referendo pretende radicar los servicios administrativos y técnicos del Congreso de la República en cabeza de una entidad pública o privada.

Este tema se volvió relevante debido a casos de conocida corrupción en el Congreso de la República. Sin embargo, no parece necesaria su inclusión en un referendo, pues se trata de un problema de índole moral, convertido en político. Cabe preguntar, entonces, ¿dónde quedará la autonomía de las ramas del poder público en el país?.

El que los congresistas no tengan injerencia en la administración del Congreso, no puede considerarse como la medida idónea y eficaz para combatir la corrupción como bandera del Gobierno Nacional contra este flagelo que de distintas formas golpea al país en las diferentes ramas e instancias del poder público.

La corrupción, por el contrario, se debe arrancar de raíz. Esto se logrará más eficazmente con la prevención, ejercida ésta con el fortalecimiento de los órganos de control y la plena aplicación de la legislación penal, para lo cual habrá que plantear modificaciones a las mismas disposiciones que por los engorrosos trámites procesales se han vuelto inoperantes, además de los privilegios que gozan algunos procesados. Creer que la corrupción se acaba con la independencia de la función administrativa de la meramente legislativa, es poner en tela de juicio a todos los que conforman el legislativo, es como si el gobierno nacional les hubiera dicho a los Congresistas "si no lo aprueban son corruptos".

*Secretario General del Partido Liberal

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.