Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/3/2008 12:00:00 AM

Biocombustibles y subsidios, temas relacionados con la crisis mundial de alimentos

El secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, dijo que se debe duplicar la producción de alimentos para 2030, en la apertura de la cumbre de seguridad alimentaria que se inició este martes en Roma, Italia.

;
BBC
A la cumbre de tres días -a la que asisten 44 jefes de Estado y de gobierno- analiza los efectos del alza del precio de los productos agrícolas y del cambio climático en la seguridad alimentaria e intentará coordinar una primera respuesta mundial a esa problemática.

Entre los presidentes que viajaron a la capital italiana figuran el de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva; Bolivia, Evo Morales; Nicaragua, Daniel Ortega y Argentina, Cristina Fernández, así como el presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero.

Otros líderes presentes son el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, y el japonés, Yasuo Fakuda, además de los presidentes de Francia, Nicolas Sarkozy y de Irán, Mahmud Ahmadinejad.

"Las amenazas son obvias", dijo Ban Ki Moon a los delegados de 191 países y exigió pasar de las palabras a la acción.

"Catástrofe"

Los costos de los alimentos, los mayores en 30 años, han causado protestas en decenas de países.

El anfitrión de la conferencia, la Organización de Naciones Unidas para los Alimentos y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), advirtió a los países industrializados que podría ocurrir una catástrofe a menos que aumenten su producción, eliminen barreras y lleven la comida a donde más se necesita.

Se cree que la reciente crisis global ha empujado a 100 millones de personas al hambre.

Los países más pobres enfrentan un aumento de 40% en el costo de sus importaciones de comida este año.

El lunes, el director general de FAO, Jacques Diouf, dijo en entrevista a la BBC que el gasto en agricultura en los países pobres tiene que aumentar diez veces para poder controlar el problema de hambre en el mundo.

Desacuerdos

El corresponsal de la BBC en Roma, Christian Fraser, informa que la FAO está pidiendo a los países donantes que sean más generosos para ayudar a campesinos en países en desarrollo a obtener fertilizantes, semillas y otros insumos agrícolas.

Un área en donde se espera que haya desacuerdo es en la de los biocombustibles.

La mayor parte del incremento de la producción de maíz el año pasado se dirigió a fabricar combustibles como el etanol, en vez de dirigirse al sector alimentario.

"Politización"

Brasil, uno de los grandes productores mundiales de etanol, intenta evitar que los biocombustibles sean considerados los grandes culpables de la crisis de alimentos, según indicó el enviado especial del servicio brasileño de la BBC a Roma, Daniel Gallas.

El ministro brasileño de Relaciones Exteriores, Celso Amorim, dijo a su vez que Ban expresó preocupación por la "excesiva politización" en la discusión de la crisis de alimentos durante un encuentro reservado con el presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva.

La fuerza de tarea creada por Ban para hacerle frente a la crisis alimentaria presentará un informe de 38 páginas con medidas cuya implementación tendría un costo de US$15.000 millones.

En el corto plazo, el informe pedirá la reducción de aranceles y la concesión de subsidios para los campesinos más pobres.

Las medidas de largo plazo estarán enfocadas en obtener mayor inversión en la agricultura.

En vísperas de la cumbre, Ban dijo que "literalmente estamos pagando el precio" de no haber invertido lo suficiente en agricultura.

"Si no se maneja apropiadamente, este asunto podría desencadenar una cascada de otras crisis, afectando al crecimiento, el progreso social e incluso la seguridad política alrededor del mundo", advirtió.

Las principales causas del aumento de los precios de alimentos incluyen un incremento en la demanda de países de rápido desarrollo, los altos precios del petróleo, y el calentamiento global.
 
Biocombustibles y subsidios en Roma
 
La cita, auspiciada por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), cuenta con la presencia de 44 jefes de Estado y de gobierno.

Al dirigirse a la cumbre, el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva expresó que "los biocombustibles no son el villano" de la actual crisis del elevado precio de los alimentos en el mundo.

En palabras de Lula: "Veo con indignación que muchos de los dedos que apuntan contra la energía limpia de los biocombustibles -incluso el etanol de caña de azúcar- están sucios de aceite y carbón".

Contra el proteccionismo

El mandatario sostuvo que "muchos de los que responsabilizan al etanol de los altos precios de los alimentos son los mismos que hace décadas mantienen políticas proteccionistas, en perjuicio de los agricultores de los países más pobres y de los consumidores de todo el mundo".

También la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, culpó a la política proteccionista de la problemática actual de los alimentos.

Fernández manifestó que "los países centrales" -refiriéndose a las naciones industrializadas- han venido aplicado desde hace años políticas proteccionistas y apropiándose de "los recursos del resto de los estados".

"El problema alimentario no es solamente de producción, sino de distribución. Hoy producimos alimentos con más calorías que hace 70 años, pero la dificultad está en la distribución y en el acceso a las distintas comunidades", agregó.

"Puros y monoteístas"

Otro presidente que se dirigió a la cumbre fue el de Irán, Mahmud Ahmadineyad, quien culpó de la crisis alimentaria mundial al sistema capitalista global y a algunos países poderosos que no mencionó.

Entre las medidas que propuso para erradicar la crisis figura el acceso al poder de dirigentes "puros y monoteístas".

La presencia en la cumbre de Ahmadineyad -que mantiene una disputa con la comunidad internacional por el programa nuclear de su país- y del presidente de Zimbabue Robert Mugabe, generó titulares durante la jornada.

Representantes occidentales acusaron a Mugabe -cuya prohibición de viajar a la Unión Europea no se aplica a los foros de la ONU- de ser el responsable de la aguda escasez de alimentos que afecta a su país.

Ahmadineyad, en su primera visita a Europa Occidental como presidente iraní, tuvo un frío recibimiento luego de que a su llegada a Roma defendiera sus comentarios acerca de una inminente desaparición de Israel.

Tanto Ahmadineyad como el presidente de Zimbabwe fueron excluidos de la recepción de gala para los dignatarios extranjeros.

África

Varias de las intervenciones de este martes fueron de líderes africanos, y el incremento de la asistencia a ese continente fue el reclamo de muchos delegados.

James Read, enviado especial de la BBC a Roma, informa que los líderes de África que acudieron a la cita de la FAO esperan que se concreten planes de ayuda a naciones africanas altamente dependientes de alimentos importados.

A la vez, según Read, hay esperanzas de que la crisis mundial de los alimentos pueda representar una oportunidad para transformar la seguridad alimentaria en el continente africano.
 
Alianza con BBC Mundo
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.