Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2007/02/22 00:00

Capturan al ex director del DAS, Jorge Noguera, acusado de vínculos con el paramilitarismo

Se trata del funcionario más cercano al presidente Álvaro Uribe Vélez sindicado de complicidad con las Autodefensas Unidas de Colombia, AUC. Fue detenido en el búnker de la Fiscalía cuando estaba ampliando indagatoria. Se le acusa de “concierto para delinquir” y “homicidio agravado”. La justicia investiga si desde su cargo estuvo tras la muerte de varios sindicalistas en la Costa Atlántica.

Jorge Noguera, ex director del DAS, a finales del año pasado, cuando llegó al país a rendir indagatoria por supuestos vínculos con el paramilitarismo.

El ex jefe del Departamento Administrativo de Seguridad, DAS, Jorge Noguera, fue detenido en el búnker de la Fiscalía acusado de vínculos con el paramilitarismo. La detención es de extrema gravedad pues se trata del funcionario más cercano al presidente Álvaro Uribe Vélez hasta ahora puesto tras las rejas por el escándalo de la parapolítica que sacude al Colombia. De hecho, no sólo era amigo personal del Jefe del Estado sino que era el responsable del organismo de inteligencia más importante del país.

A las 8 de la mañana de este jueves, Noguera llegó en compañía de su abogado a la sede de la Fiscalía General en Bogotá a cumplir una diligencia de indagatoria. Al finalizar, el fiscal delegado ante la Corte Suprema de Justicia ordenó la retención de Noguera, por al menos cinco días, mientras se resuelve su situación jurídica. Es decir, mientras se decide qué medida de aseguramiento cobijará al ex director del DAS.   

Noguera había regresado al país en el mes de diciembre luego de una solicitud del propio Presidente para que estuviera en Colombia y resolviera sus cuentas pendientes. “Una persona que ha tenido tan elevada responsabilidad pública no puede eludir la acción de la justicia”, aseguró Uribe en un comunicado, a lo que Noguera respondió que le había parecido innecesario ese llamado.
 
El ex director del DAS estaba en Estados Unidos y había argumentado que le había sido imposible regresar porque “no tenía para el tiquete”.  Para ese entonces llegó con algunas dudas y muchas certezas. Entre las primeras dijo que él no creía que en Colombia hubiera un escándalo por la para-política; y tampoco creía en la fiabilidad del testigo Rafael García (el ex jefe de Informática del DAS que develó todos los secretos de Noguera) Asímismo, dijo que volvió con algunas convicciones: su absoluta inocencia, el afecto y el apoyo que aún le tiene el presidente Álvaro Uribe y, sobre todo, que toda esta situación que vive Colombia se debe a las denuncias malintencionadas de algunos medios de comunicación, entre ellos la revista SEMANA.

Así lo declaró en ese momento en una entrevista al Canal RCN. El diálogo se produjo en una casa particular de un amigo de Noguera, quien aseveró que había retornado para darle la cara al país porque él era un hombre de leyes y que acataría cualquier decisión que tomara la justicia. De entrada negó los vínculos con los grupos paramilitares y aunque aceptó que él sí tuvo varios encuentros con líderes de ese movimiento armado siempre fueron con el visto bueno del alto comisionado de paz, Luis Carlos Restrepo.

Y sobre las acusaciones que le ha hecho Rafael García -cuyo testimonio tiene hoy tras las rejas a varios congresistas de la República por la alta valoración que ha hecho de este la Corte Suprema de Justicia-, Noguera lo desestimó porque dijo que este era un “delincuente”. Y recordó que todo esto lo hacía porque él, cuando era director del DAS, lo echó del puesto por un acto de corrupción y lo hizo meter a la cárcel. Según Noguera, eso explica el comportamiento de García: “puro resentimiento”.

Noguera también insistió en su momento que no había asistido a una audiencia judicial porque no tenía dinero para el pasaje. Ante la pregunta de entonces cómo había hecho para devolverse explicó que gracias a unos amigos.

Sus presentaciones se habían limitado a llamadas telefónicas: “He recibido una llamada telefónica del señor Noguera Cotes en días pasados manifestando que se encontraba en Estados Unidos, dio una dirección en Maryland, cerca de Washington y expresó que cualquier situación se le hiciera a través del consulado en Washington, sin embargo, hoy se presentó a mi oficina en la Fiscalía General el doctor Orlando Perdomo, quien ha sido abogado defensor del señor Noguera Cotes en otros procesos en la Fiscalía y me expresó que esta mañana recibió una llamada de Noguera Cotes diciéndole que él estaba dispuesto a presentarse a partir del 10 de diciembre de este año”, dijo en ese momento el fiscal delegado, José Marín.

Cuando regresó Noguera hizo énfasis en que había cumplido su palabra y que aquí estaba. Incluso resaltó que volvió antes. “Aquí estoy y hoy es 6 de diciembre”. Luego se le vio en Bogotá. Lucía aparentemente tranquilo, aunque era evidente que había perdido peso y eso sí, antes de salir a la calle se ponía un chaleco antibalas para su protección. De esta manera acudía a la Fiscalía a las citaciones.
 
Hace unos días en diálogo con una periodista de SEMANA se mostró sereno e incluso feliz: “Estoy muy bien, esto va muy bien”. Fue la respuesta que dio cuando se le preguntó cómo iba la marcha del proceso que se le seguía en su contra por sus vínculos con el paramilitarismo. En ese mismo tono llegó esta mañana a la Fiscalía. Tranquilo y muy seguro. Siempre alegó su inocencia. Pero cuando fue a la Fiscalía se le informó que quedaba detenido. La sindicación del fiscal que lo investiga es de extrema gravedad: a través de él los paramilitares infiltraron el mayor organismo de inteligencia del Estado.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.