Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/9/2005 12:00:00 AM

Carrera mortal

Caminar es salud. Pero no si lo hace por la carrera séptima de Bogotá, una de las más contaminadas de la ciudad.

Bogotá es hoy la tercera ciudad más contaminada de Latinoamérica por cuenta de la carrera séptima. Por esa vía transitan cada hora 4.700 buses chimenea que, aunque no lo crea, contribuyen a la muerte de centenares de bogotanos. Solo en 2004 se contabilizaron 222 muertes de niños por enfermedades respiratorias agravadas por la contaminación de toda la ciudad. La congestión en la séptima empeoró cuando todos los buses de la Caracas, la Autopista Norte y la calle 80 desplazados por TransMilenio se fueron a esa vía y a la décima. Así lo confirman algunos habitantes del sector que pidieron acciones del Ministerio del Medio Ambiente. "Desde hace tres años que aumentó el volumen de los buses públicos, hemos venido padeciendo de recurrentes problemas respiratorios que están comprometiendo seriamente nuestra salud. Y lo más triste: los niños ni siquiera pueden utilizar para sus juegos los parquecitos, pues el humo contaminante les produce graves accesos de tos y alergias", afirman en un derecho de petición enviado en marzo pasado los residentes del edificio Torre Real, ubicado en la calle 129 con sexta. Otros peatones coinciden. "Cada rato me da gripa. Y cuando no llueve me arden los ojos y tengo que usar gotas", explica Álvaro Rodríguez, un vendedor ambulante que trabaja al frente de la Universidad Javeriana. Por eso los vecinos de la séptima piden que agilice la construcción de una troncal de TransMilenio. ¿Para dónde se irán después los buses?
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.