Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2008/03/26 00:00

Carta de protesta a Álvaro Uribe

22 organizaciones de derechos humanos internacionales le enviaron una carta al presidente Alvaro Uribe Vélez, pidiéndole que combata la nueva ola de violencia contra organizaciones sociales y líderes sindicales.

Carta de protesta a Álvaro Uribe

22 organizaciones de derechos humanos internacionales, entre las que se encuentran Human Rights Watch, Human Rights First, Latin America Working Group, Center for Justice and International Law y Amnistía Internacional, enviaron una carta al presidente de Colombia Álvaro Uribe Vélez para rechazar la ola de violencia y amenazas que han afectado a sindicalistas, organizaciones defensoras de derechos humanos, y líderes sociales.

En la carta acusan al asesor presidencial José Obdulio Gaviria de haber creado un clima de intolerancia política y de violencia, al afirmar que la marcha del pasado 6 de marzo, en homenaje a las víctimas del paramilitarismo y crímenes de estado, era convocada y apoyada por las Farc y sus colaboradores. Un día después de que Gaviria se pronunciara de esta manera, un grupo paramilitar en rearme comenzó a emitir una amenazas en contra de la marcha, sus organizadores e instituciones que apoyaron esta iniciativa. Unos días después, algunos de los líderes que estaban vinculados a la marcha fueron víctimas de atentados o asesinados.

En la carta, firmada por esta coalición de organizaciones internacionales, manifiestan que los comentarios de Gaviria son dañinos y han contribuido a estigmatizar el trabajo legítimo de miles de defensores de derechos humanos, sindicalistas, y víctimas.

Una copia de esta carta ha sido enviada también al gobierno de los Estados Unidos, que está presionando al Congreso de este país para que ratifiquen el Tratado de Libre Comercio con Colombia. Justamente, una de las críticas que han hecho algunos senadores de oposición a la ratificación de este tratado ha sido el tema de las garantías y el respeto por los derechos de los trabajadores, en especial de los trabajadores sindicalistas.

A continuación Semana.com reproduce un fragmento de la carta traducida al español:

Marzo 25, 2008

S.E. Alvaro Uribe Vélez
Presidente de la República
Bogotá, Colombia

Estimado Presidente Uribe:

Escribimos esta carta para expresar nuestra profunda preocupación por la ola reciente de amenazas, ataques y asesinatos de defensores de derechos humanos y sindicalistas vinculados a la marcha del 6 de marzo en contra de los crímenes de estado y el paramilitarismo. Le pedimos que adopte medidas urgentes y efectivas para frenar esta violencia.........

Esta serie de amenazas y actos de violencia dejan muchas dudas frente a la efectividad del proceso de desarme y desmovilización de las estructuras paramilitares. De hecho, la Organización de Estados Americanos ha reportado que 22 grupos armados vinculados al paramilitarismo siguen activos en distintas zonas del país .

Estamos especialmente preocupados por el hecho de que las amenazas y ataques a estas organizaciones y líderes, empezaron a presentarse justo después de que el asesor presidencial José Obdulio Gaviria hiciera una serie de acusaciones públicas en contra de los organizadores de la marcha del 6 de marzo. ..........................En su última declaración, el señor Gaviria sugiere que el señor Cepeda es prácticamente, un miembro de las Farc. Esta acusación es particularmente escandalosa, luego de los ataques y amenazas de los últimos días......

Le pedimos que combata esta ola de violencia a través de las siguientes acciones:

1. Descalificando, en público y ante los medios de comunicación, las acusaciones y declaraciones del señor Gaviria y otros, relacionando a los organizadores de la protesta del 6 de marzo con la guerrilla de las Farc, reafirmando el apoyo y protección de su gobierno al trabajo legítimo que hacen los defensores de derechos humanos y sindicalistas, y asegurándose que no volverán a hacerse declaraciones incendiarias por miembros del gobierno.
2. Empezar una pronta investigación, imparcial y comprensiva sobre los recientes asesinatos, amenazas y ataques. Es de vital importancia que si se comprueba que detrás de estos crímenes están involucrados excombatientes desmovilizados, que se les retiren sus beneficios y se tomen acciones decisivas para desmantelar a estos grupos y sus vínculos con agentes del estado, como lo ha recomendado Naciones Unidas.
3. Disponer de medidas de seguridad especiales para proteger a los individuos que han sido amenazados........

Gracias por su atención a este asunto urgente,

Sinceramente,

Andrew Hudson
Human Rights Defenders Program
Human Rights First

José Miguel Vivanco
Americas Director
Human Rights Watch

Renata Rendón
Advocacy Director for the Americas
Amnesty International USA

Kenneth H. Bacon
President
Refugees International

John Arthur Nunes
President and CEO
Lutheran World Relief

Joy Olson
Executive Director
Gimena Sánchez-Garzoli
Senior Associate for Colombia and Haiti
Washington Office on Latin America

James R. Stormes, S.J.
Secretary, Social and International Ministries
Jesuit Conference

Lisa Haugaard
Executive Director
Latin America Working Group

Adam Isacson
Director of Programs
Center for International Policy

Robert Guitteau Jr.
Interim Director
US Office on Colombia

Heather Hanson
Director of Public Affairs
Mercy Corps

Mark Harrison
Director, Peace with Justice
United Methodist Church, General Board of Church and Society

Monika Kalra Varma
Director
Robert F. Kennedy Memorial Center for Human Rights

Viviana Krsticevic
Executive Director
Center for Justice and International Law (CEJIL)

Joe Volk
Executive Secretary
Friends Committee on National Legislation

Melinda St. Louis
Executive Director
Witness for Peace

Bert Lobe
Executive Director
Mennonite Central Committee

Rick Ufford-Chase
Executive Director
Presbyterian Peace Fellowship

Charo Mina-Rojas
AFRODES USA

T. Michael McNulty, SJ
Justice and Peace Director
Conference of Major Superiors of Men

Cristina Espinel
Director
Colombia Human Rights Committee, Washington DC

Phil Jones
Director
Church of the Brethren Witness/Washington Office

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.