Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/27/2005 12:00:00 AM

'Chat' con Antonio Caballero

El columnista habló sobre lo divino y lo humano con los lectores de SEMANA.COM el pasado jueves 17 de marzo.

e se haya logrado frente a la guerrilla es bastante clandestino todavía. Y ante los paramilitares lo que hemos visto no es un combate sino la entrega total del Estado. Por eso no me gusta el Presidente.

José: ¿Ganará Uribe esta guerra? ¿Se está legitimando el paramilitarismo? ¿Es peor Uribe que sus antecesores y por qué?

Antonio Caballero:  José, no sé exactamente cuál es la guerra que está librando Uribe, salvo la de su reelección. Creo que no la ganará, precisamente por no estar librando otras. Creo que sí, efectivamente, tanto el gobierno como el Congreso están legitimando el paramilitarismo, aunque jueguen la farsa habitual de estar combatiéndolo. Basta con ver los distintos proyectos de leyes de perdón y olvido e incluso premio que están presentando a brazo partido tanto los ministros como los parlamentarios. En cuanto a que Uribe sea peor que sus antecesores, sí lo es. Pero la razón es simplemente que hereda los horrores que sus antecesores le dejaron.

Alevel: Caballero, ¿ha tenido problemas con la Iglesia por alguno de sus artículos?

Antonio Caballero: Con la Iglesia, en tanto que institución, no. Pero sí muchas veces con los más papistas que el Papa, empezando por los fanáticos miembros del Opus Dei. La Iglesia suele ser más inteligente que sus feligreses, y no se mete en problemas innecesarios.

Sherman: Antonio, ¿a qué se debe su espíritu de piedra en el zapato? (Contradictoriamente, viniendo de las altas castas de nuestra sociedad).

Antonio Caballero:  Respondiendo la pregunta de Sherman: precisamente porque he tenido la posibilidad de acceder a la información de los que fabrican los zapatos.

Zat: Antonio, ¿no le pareció extremadamente dura la columna después del 11 de septiembre?

Antonio Caballero:  Zat, si se trata de la columna en que explicaba por qué los Estados Unidos deberían estar esperando alguna respuesta feroz de todos los que habían sido tratados ferozmente por ellos, no, no me arrepiento. Sigo convencido de que eso se veía venir. E inclusive de que era explicable. Aunque tan injustificable como las agresiones de los gobiernos de los Estados Unidos contra la mayor parte de los habitantes del planeta en todas las modalidades posibles. La modalidad del bombardeo o la modalidad de la destrucción del medio ambiente.

Alevel: ¿Cree que los países latinoamericanos y en especial los del pacto andino hemos demostrado una completa incapacidad para gobernarnos?

Antonio Caballero: Alevel, ese "nosotros" me parece excesivo. Porque no somos los países latinoamericanos quienes nos hemos gobernado, sino que hemos sido gobernados por unas clases dominantes y poseyentes del temperamento colonial y colonizado. Que han gobernado, no para estos países y sus pueblos, sino para sus intereses inmediatos y los de los imperios sucesivos. Primero el imperio español en tiempos de la Colonia propiamente dicha, después el imperio inglés y desde hace ya un siglo, del imperio norteamericano. No es incapacidad 'nuestra', sino de ellos.

ClaudiaL: Va otra pregunta sobre lo que dice de Estados Unidos. Usted siempre critica a los Estados Unidos, o más concretamente a su gobierno, pero hay grupos dentro de la sociedad, minoritarios si usted quiere, que no comparten la posición de su gobierno. ¿No habría que matizar, entonces?

Antonio Caballero: ClaudiaL, justamente critico a los gobiernos de los Estados Unidos, no a los numerosísimos ciudadanos de los EE.UU. que están en desacuerdo con sus gobiernos. Lo que sucede es que el matiz se pierde siempre en la política exterior de un país: es una sola, sólida.

Estudiante_UIS: Sea directo señor Caballero: ¿Cuál es el 'pecado' del presidente Uribe?

Antonio Caballero: Estudiante, el pecado del presidente Uribe es la mentira.

Magomerlín: Antonio, ¿por qué Colombia -y no ahora con Uribe- ha sido siempre un país conservador, reaccionario y derechista? ¿Qué opina del fenómeno Lula, Kirchner, Tavaré en Uruguay, Lagos en Chile?

Antonio Caballero:  Magomerlín, Colombia es un país conservador porque cada vez que ha intentado ensayar cosas nuevas en la política le ha ido muy mal. Los dueños del poder han respondido a la innovación con la violencia conservadora (así sea en nombre del partido llamado Liberal). Los colombianos entonces, como gatos escaldados, piensan lo mismo que el paralítico a quien se le rodó la silla de ruedas en el santuario milagroso de Lourdes, que decía "virgencita, virgencita, que me quede como estoy".

Magomerlín : Su novela Sin remedio es la tragedia de un poeta que no puede escribir poemas. ¿Cuáles son sus poetas favoritos y por qué?

Antonio Caballero:  Magomerlín, mi poema favorito es el Cántico espiritual de San Juan de la Cruz.

Ania: Señor Caballero, ¿qué soluciones recomienda para el conflicto armado?

Antonio Caballero:  Ania, la solución la conoce todo el mundo en Colombia desde hace muchas décadas, y se llama justicia social. Pero todos los que la predican se niegan a ponerla en práctica en cuanto alcanzan alguna parcela de poder. Sea poder económico o político, armado o incluso simplemente espiritual.

Pablo: Caballero, ¿qué opinas de la salida del maestro Buendía de la revista SEMANA?

Antonio Caballero:  Pablo, yo no tengo nada que ver con las decisiones editoriales que toma SEMANA. Pero como lector me pareció que la expulsión de Gómez Buendía no tenía justificación suficiente. El citarse a sí mismo me parece uno de los derechos elementales de un comentarista periodístico. Y lo que demuestra es coherencia intelectual, no intención fraudulenta.

Jifraes: Antonio, hábleme de su estilo para escribir y el de su padre, que algo les he leído a los dos y es interesante el momento de cada cual y la posición de ambos...

Antonio Caballero: Jifraes, no creo que cosas como el estilo literario tengan nada que ver con los parentescos de sangre. Mis influencias literarias son otras, y sería demasiado largo mencionarlas todas aquí.

Bernardo: ¿Cuál es la relación entre el arte, la política y la mentira?

Antonio Caballero: Bernardo, la política es un arte, claro está, y todas las artes están relacionadas con la mentira puesto que son invenciones de realidades que no existen en la cruda realidad. La gran política, no la politiquería habitual, inventa una realidad mejor que la existente. Por eso, pese a todo, es un arte que vale la pena.

MrMustard: ¿Qué cree usted que pasará con este país si el proyecto de Justicia, Paz y Reparación tal como está planteado llega en dado caso a ser 'exitoso' con los paramilitares?

Antonio Caballero: MrMustard, pasará lo que pasa con todas las leyes en Colombia: que no se cumplirá, independientemente de que sea buena o mala.

Carlos_R.: Doctor Antonio Caballero, ¿qué opina del TLC? ¿De qué manera podría éste incidir en la economía del país?

Antonio Caballero:  Carlos, el TLC, o cualquier acuerdo semejante, es inevitable: es una exigencia que le hace el poderío de los Estados Unidos a la debilidad de todos los demás países de América. Me parece, sin embargo, que podría ser mucho mejor negociado si los negociadores por la parte de Colombia se atrevieran a poner sobre la mesa el único rubro verdaderamente importante del comercio entre Colombia y los EE.UU., que es el de las drogas prohibidas. Mientras negocien presas de pollo, alverjas, ropa de segunda mano, Colombia solo puede salir perdiendo.

Al: ¿Están seguros de que es el señor Caballero es el que está respondiendo? Qué cosa tan impersonal.

Antonio Caballero: Al, lo que pasa es que yo sólo soy capaz de pensar cuando estoy escribiendo. Pero sólo escribo cuando no me están interrumpiendo. Y por lo que veo, un chat consiste en una ininterrumpida serie de interrupciones. Así que no puedo pensar.

Fanático: ¿Para empezar a arreglar el país, quién debe ser el próximo Presidente? Atrévase con un nombre.

Antonio Caballero: Fanático, llevo muchísimos años diciendo que el problema fundamental de Colombia consiste en que todos creemos que los problemas de Colombia los resuelve un presidente. Por eso prefiero recomendar a gente para que no sea presidente, sino cualquier otra cosa: cantante, gallero, ganadero o agricultor, o lo que diga la canción.

Rodrigo: Defina a Uribe, por favor.

Antonio Caballero:  Rodrigo, Uribe es uno más de la infinita serie de politiqueros sin escrúpulos que vienen gobernando esta pobre tierra desde los tiempos de Jiménez de Quesada. (O a lo mejor desde antes, aunque no tengamos constancia escrita).

Iraca: Sé que no es nada fácil denunciar esto por este medio. No pude internamente, usted debe saber que en Bogotá vienen masacrando jóvenes todos los días y esto no sale a luz pública. En las estadísticas esto nunca va aparecer. ¿Es posible que usted por medio de su columna denuncie estos hechos? ¿Cuáles son entonces los jóvenes que pretenden dejar en nuestro país?

Antonio Caballero: Iraca, sí, no solo en Bogotá sino en todo el país masacran gente, tanto a jóvenes como viejos, y los masacran desde todos los ángulos: los masacran los policías y el ejército, las guerrillas y los paramilitares. También masacran a quienes denuncian las masacres. Y a veces, afortunadamente, la denuncia de todo eso sale en los medios. Pero no creo que baste con la denuncia para detener las masacres. Hay que hacerla, a sabiendas de que probablemente será inútil. Pero algo quedará. (Ya sé que no soy muy optimista).

Moderador: Gracias a todos y adiós.

Antonio Caballero: Muchas gracias por la participación de todos ustedes en esto. Siento mucho no dominar el método del chat a pesar de todas las ayudas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.