Martes, 17 de enero de 2017

| 2008/08/14 00:00

Cicr insiste en que mal uso de su emblema hace daño a las víctimas

Este jueves, el Comité Internacional de la Cruz Roja recalcó la importancia de que su emblema, no sea mal utilizado.

La neutralidad que ha mantenido el Cicr, ha permitido que sus vehículos y sus funcionarios lleguen a asistir víctimas en zonas de conflicto.

Mucho se ha discutido sobre las posibles consecuencias jurídicas que pueda traer el uso del peto con aquella insignia usado por un militar durante la operación ‘Jaque’. Pero pocos han apuntado al verdadero núcleo del asunto: usar indebidamente el emblema va en detrimento de las víctimas.

Es muy cierto que Ingrid, los nortemaricanos y los policías y soldados que estaban cautivos eran unas víctimas. Merecían rescate. Pero el hecho de que un militar haya usado el peto de la cruz roja durante la operación, podría tener consecuencias graves para cientos de víctimas anónimas, cuyas libertades y vidas están en riesgo a diario en las recónditas zonas de conflicto, a donde ha llegado muchas veces el Cicr para brindarles salud, medicamentos y alimentos.

Eso lo ha logrado el Cicr gracias a que ha posicionado el respeto por su emblema en los casi 40 años que lleva haciendo presencia directa en Colombia para ejercer su única misión: asistir a las víctimas del conflicto, consagrada por la comunidad internacional. 

Ese respeto de los grupos armados a la cruz roja estampada en sus uniformes y sus vehículos es producto de una permanente actitud neutral ante los actores del conflicto. Precisamente, el mal uso del emblema, como el que se hizo en 'Jaque', podría hacer que los actores armados duden de dicha neutralidad, que ha permitido asistir en los últimos diez años a un millón 200 mil personas desplazadas y visitar anualmente a seis mil personas en diferentes cárceles del país. En el último año y medio, ha logrado la liberación de dos militares, dos policías y 39 civiles y la recuperación de los 11 cadáveres de los diputados del Valle, según explicó Christophe Beney, jefe de la delegación del Cicr en Colombia.

El Cicr no entra en discusiones políticas, como lo explican siempre, por mantener su neutralidad. Pero sí se hace sentir, como lo hizo este jueves Beney al convocar a los medios para rechazar la actitud de algunos columnistas (sin mencionar cuáles) que minimizan el uso de su emblema. En últimas, las más afectadas con el mal uso de la cruz roja son las víctimas del conflicto colombiano. Y por eso, se convierte en una infracción al DIH, según recalcó el representante del organismo internacional.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.