Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2007/10/16 00:00

Colombia afina estrategia para enfrentar a Bolivia en eliminatoria mundialista

El equipo de Jorge Luis Pinto viajó este martes a La Paz con varias novedades respecto a la nómina que empató con Brasil.

Tras su empate del domingo ante Brasil, Colombia buscará este miércoles seguir sumando frente a Bolivia, en La Paz.

La selección Colombia de fútbol de mayores prefiere no despertar muchas expectativas entre la afición, pero quiere ganar su partido de este miércoles ante Bolivia, en la segunda ronda de la eliminatoria al mundial de Sudáfrica 2010. Conocedores de las frustraciones de las dos eliminatorias anteriores, los dirigidos por Jorge Luis Pinto optaron por hablar poco antes de emprender el viaje que los llevaría hasta La Paz, al medio día del martes.

Abordaron la aeronave contentos, pero en silencio. La vocería del equipo la tomó su director técnico, quien aclaró que no están nerviosos, pero conocen la importancia del partido. “Lo que pase en este juego definirá en buena medida las aspiraciones colombianas”, aseguró el técnico.

Cuatro años atrás quedó la goleada 0-4 que recibió Colombia en el estadio Hernando Siles, de Miraflores, en La Paz. Para los bolivianos también parece estar ya muy lejos el escandaloso 0-5 de la derrota con que debutaron el fin de semana en Uruguay. Ambos equipos llegan al partido con cuatro cambios respecto al de la primera fecha de la eliminatoria. Y juntos tienen a sus espías en acción, muy pendientes de lo que haga el rival.

Erwin Sánchez, ex estrella del fútbol boliviano y actual técnico nacional de su país, encomendó dicha labor a Javier Silva y a Carlos Aragonés, coordinador de selecciones. Ambos fueron separados de las actividades propias de su equipo para analizar con lupa el juego de Colombia frente a Brasil e intentar adivinar las novedades que Pinto llevará a La Paz.

La prensa boliviana habla poco sobre Colombia, aunque destaca que se le plantó bien a Brasil. Según el técnico Sánchez, no habrá preocupación especial por ninguno de los jugadores rivales y la estrategia será poner a correr mucho el balón desde el primer minuto para aprovechar la altura de La Paz (3.600 metros) y dejar sin aire a Colombia.

Pinto conoce el propósito de los bolivianos y buscará contrarrestarla con los cuatro cambios, que según él, le permitirán incluir a personas que corren más en la altura. Según Pinto, la goleada recibida hace cuatro años se debe a que el equipo pasó, en muy pocos días, de estar “cero metros sobre el nivel del mar” a los 3.600 de La Paz. Si su teoría es cierta, al preparar este año a la selección en Bogotá (2.600 metros) en vez de Barranquilla (sede de la anterior eliminatoria) los resultados deben ser mejores. Que ruede la bola...


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.