Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2007/11/29 00:00

Colombia apela a la “prudencia” y a la “discreción” para resolver la crisis con Venezuela

El gobierno decidió no pedir ayuda a otros países ante los insultos y provocaciones de la boca del presidente Hugo Chávez. Se convocará a la Comisión Asesora de Relaciones Exteriores, una instancia de la que forman parte los ex presidentes y ex cancilleres del país, para analizar la situación.

Colombia apela a la “prudencia” y a la “discreción” para resolver la crisis con Venezuela

El gobierno de Colombia decidió esgrimir las armas de la “prudencia” y la “discreción” frente a los insultos que día tras día emana Hugo Chávez desde que el presidente Álvaro Uribe le notificó –a través de un comunicado de prensa a la medianoche–que no iba más en su papel de mediador en la búsqueda de un intercambio humanitario con las Farc.

El canciller Fernando Araújo afirmó este jueves en Bogotá que mantendrá “prudencia y discreción” ante la crisis con Venezuela y descartó acudir a personalidades como el presidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva para intervenir en el impasse binacional.
Araújo anunció que el gobierno del presidente Álvaro Uribe convocó para el próximo 5 de diciembre a la Comisión Asesora de Relaciones Exteriores, una instancia de asesoría a la Presidencia integrada por ex mandatarios y ex cancilleres colombianos para tratar el tema de Venezuela.

Hasta entonces, Araújo dijo que se reunirá con al menos dos ex cancilleres para “conocer con base a sus experiencias pasadas, cómo analizan esta situación, qué consideran que debemos hacer”.

“No hemos considerado por el momento ninguna intervención en el nivel internacional de ninguna figura” de otros país, dijo Araújo, en una conferencia de prensa en el palacio de gobierno al ser interrogado sobre iniciativas de legisladores colombianos de recurrir a Lula para que medie entre Caracas y Bogotá.

Las relaciones de los dos países entraron en crisis el fin de semana, cuando los presidentes de Venezuela Hugo Chávez y de Colombia Álvaro Uribe se trenzaron en un duro intercambio de recriminaciones a raíz de la decisión de Bogotá de poner fin a las gestiones de tres meses del mandatario venezolano ante las Farc para lograr un canje de secuestrados por guerrilleros en prisión.

Chávez afirmó el miércoles que “mientras el presidente Uribe sea presidente de Colombia yo no tendré ningún tipo de relación con él ni con el gobierno de Colombia”, con lo que abrió el interrogante de si habrá un ruptura formal de relaciones entre los dos países vecinos.

El Canciller colombiano manifestó que “en este momento no hemos previsto ninguna acción en el nivel internacional distinta a informarles a los gobiernos sobre la génesis de este incidente” con Caracas, pero no detalló con qué gobiernos ha conversado el Estado colombiano.

“Vamos a seguir manejando el tema con discreción y con prudencia... hasta el momento no tenemos ninguna comunicación oficial del gobierno de Venezuela y solamente a través de comunicaciones oficiales... analizamos nuestros pasos a seguir”, respondió al comentario de Chávez en la víspera, tras indicar que no tendrá ninguna relación con el gobierno de Uribe, cuyo mandato culmina en 2010.

El Ministro dijo que hasta ahora la única medida concreta de Caracas fue el llamado a consultas esta semana a su embajador Pavel Rondón.

Pero en Bogotá “no hemos considerado conveniente traer a nuestro embajador de Caracas, Fernando Marín”, dijo. Araújo indicó que acompañará al jefe de Estado colombiano el viernes a Ecuador para la instalación de la Asamblea Constituyente de ese país, una ceremonia en la que también se espera la presencia de Chávez. El Canciller declinó comentar la posibilidad de que Uribe pueda reunirse en Ecuador con su colega venezolano.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.