Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/17/2007 12:00:00 AM

Colombia celebra el día de la Internet con seis millones y medio de usuarios en la red

El 17 de mayo, los cibernautas festejaron el día mundial de Internet. Según datos de la Comisión Reguladora de Telecomunicaciones, 887.783 colombianos estaban suscritos en algún plan de Internet

Palabras como correo electrónico, portales, chat e interactividad están en el vocabulario cotidiano de más de mil millones de personas alrededor del mundo. Todas estas tienen un solo origen: la Internet, tal vez el avance en comunicaciones más importante del siglo XXI. Las posibilidades de este medio son inmensas y eso es lo que se busca resaltar en el día de las Telecomunicaciones, que desde 1998 se convirtió en el de la Internet.

El día de las telecomunicaciones se celebra desde 1865, para conmemorar la fecha en que los telegrafistas del mundo se reunieron en Francia como agremiación. Y fue en Francia casi siglo y medio más tarde cuando las organizaciones de derecha y de izquierda dedicaron un 17 de mayo a hablar de la Internet, que entonces era un fenómeno en pleno desarrollo.
 
Ya han pasado nueve años desde aquella primera celebración del día de la Internet, las telecomunicaciones y la sociedad de la información, y el número de personas que usan la red para divertirse, trabajar e informarse alrededor del mundo aumenta exponencialmente año tras año. En el año 2000, 306 millones la utilizaban, y en 2006, el número de personas ya sobrepasaba los mil millones.  

En Colombia el uso de la web también se ha generalizado en los últimos años. Según datos de la Comisión Reguladora de Telecomunicaciones, 887.783 colombianos estaban suscritos en algún plan de Internet y más de seis millones y medio de personas eran usuarias de la red.

Estas cifras de crecimiento ubican a Colombia dentro del panorama latinoamericano. El continente es el que marca las tasas más crecimiento en el uso de las tecnologías de la información. Bogotá, por ejemplo, es un caso claro de administración y participación ciudadana a través de Internet. Por eso este año Bogotá no sólo celebró el día de la Internet, sino que le ha dedicado toda la semana a hablar del tema.

Según Philippe Boland, coordinador del evento, “el portal www.bogota.gov.co es un sitio en el que se encuentra todo lo que uno necesita saber de Bogotá”. Desde allí es posible conocer el estado de los contratos que hace el Distrito, los servicios que prestan las distintas instituciones de la ciudad e incluso hay espacio para los niños, para que a través del juego aprendan sobre la ciudad y sobre sus derechos.

No sólo la página institucional es novedad en la ciudad. Innovaciones como la digitalización del archivo capitalino, mapas virtuales de la carrera séptima y de la ciudad también se han presentado esta semana. El mapa de la ciudad es tal vez una de las ideas más innovadoras, “a través de su celular, una persona puede ingresar los datos de dónde se encuentra y se le arrojarán los datos de los lugares de interés que tiene más cerca”, explica Nubia Rodríguez, directora del Servicio al ciudadano de la Alcaldía.

Pero, aparte de lo que pasa en Bogotá con la Internet, esta semana ha servido para que un mismo espacio, los Supercades, se encuentren los que tienen a la web como una herramienta básica en su vida. “Al lado de los niños, que son los que mejor se mueven en la red, está la Asociación de Hackers de Colombia, que también maneja muy bien el tema de Internet”, señala Boland.

Por eso, el planteamiento del día de Internet es claro, en la web hay campo para todos y ya que su uso se ha generalizado, es hora de convertir la red en el lugar de interacción ideal de todas las personas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.