Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2007/06/22 00:00

“Colombia estará en el Mundial”

El técnico Jorge Luis Pinto afronta el primer torneo importante como seleccionador nacional desde su nombramiento en 2007. SEMANA habló con él.

“Colombia estará en el Mundial”

Desde la distancia su rostro apenas se ve. El cuello del impermeable le tapa parte de su cara. La cachucha que lleva puesta impide ver sus ojos. Está en el centro de la cancha de entrenamiento del Club Campestre de Llanogrande, en Rionegro, Antioquia, donde se concentró la Selección Colombia para preparar la Copa América. Los delanteros practican tiros libres al arco que defienden los tres arqueros convocados: Robinson Zapata, Eliécer Julio y Miguel Calero. A unos y a otros les pide precisión. Que se exijan.
Esta ha sido la concentración más larga que Pinto ha tenido con sus jugadores desde cuando asumió el cargo de seleccionador, en diciembre de 2007. A muchos de los jugadores apenas los está conociendo. El tiempo apremia, la Copa América está encima. En pocos días y a punta de entrenamiento y charlas técnicas (todos los días hace una de 45 minutos) está tratando de acoplarlos a su forma de ver el fútbol. Tiene el reto de igualar, al menos, el cuarto puesto que logró la Selección en la Copa pasada. Pero el panorama no es fácil. El grupo que le tocó a Colombia es complicado: Paraguay, Estados Unidos y Argentina. Pinto, sin embargo, es optimista sobre lo que pueda hacer la selección. Al fin y al cabo lleva muchos años haciendo fila para ocupar el cargo de seleccionador y sabe muy bien lo que quiere lograr de sus muchachos.

SEMANA: ¿Cómo quiere sea identificada la Selección Colombia de Jorge Luis Pinto?
JORGE LUIS PINTO: Primero que todo, que sea un equipo táctico. Segundo, que sepa tomar riesgos y no quedar desequilibrado. Tercero, que presione. Cuarto, que recupere rápido y tenga cambio de ritmo.

SEMANA: ¿Cómo ha evolucionado usted frente al fútbol a través de estos años?
J.L.P.: Me encuentro en un momento muy amplio de mi vida profesional, tengo vivencia internacional, he ido a ocho mundiales que me dan mucho conocimiento sobre lo que se necesita hoy en la selección, he perfeccionado métodos de entrenamiento… Lo que hacía hace 15 años lo he cambiado a través de estudios e investigación. Me parece que he perfeccionado mi conocimiento técnico.

SEMANA: ¿Pero su manera de interpretar el fútbol es la misma?
J.L.P.: Ha cambiado. Si los métodos de entrenamiento cambian es porque el accionar del fútbol ha cambiado. Es un fútbol más rápido, más constante y táctico.

SEMANA: ¿Qué lo hizo llegar a equipos más ágiles, más rápidos?
J.L.P.: La evolución del fútbol. Me parece que hoy los sistemas de marcas son más acentuados, por lo tanto se necesita contrarrestarlos con velocidad y dinámica.

SEMANA: Una cosa es ver a los jugadores desde la tribuna y otra es trabajar al lado de ellos. ¿Qué es lo que más le ha sorprendido de sus seleccionados?
J.L.P.: Hemos sido más realistas y conocido la verdadera dimensión de cada uno, sus virtudes y sus defectos. Eso nos abre un campo de acción para poder definir quiénes son los que podemos llevar a la Copa América.

SEMANA: Se dice que al equipo le falta definición.
J.L.P.: La definición siempre será difícil y no es fácil encontrarla en todos los equipos del mundo. En Colombia es igual. Los adversarios se defienden a veces por virtud, a veces por defecto, y de pronto no encontramos los goles. Pero no se puede decir que no tenemos poder ofensivo: es claro que lo tenemos. Lo que pasa es que viene una generación nueva a la que le falta afirmarse en una competencia internacional. Luis Gabriel Rey ha venido en un proceso competitivo con la selección, Hugo Rodallega está entrando al equipo, Andrés Chitiva no ha tenido tanta competencia a nivel de selección, Edixon Perea no ha vuelto a tener participación en la grande. Pienso que apenas dentro de tres o cuatro meses van a empezar a hablar de los que se han consolidado en la Copa América.

SEMANA: ¿Qué va a hacer con los grandes jugadores que tiene en la defensa?
J.L.P.: Tenemos hombres experimentados, sobre todo en la zona media, como Mario Yepes, Iván Ramiro Córdoba, Perea y Aquivaldo Mosquera. De pronto los laterales no tienen la misma experiencia, no tienen ese roce internacional y eso es lo que más nos ha costado cuadrar.

SEMANA: ¿Sigue pensando que Iván Ramiro Córdoba puede jugar por un costado?
J.L.P. Nuestra intención era esa para poder darles más cabida en la zona media a otros jugadores experimentados. De pronto él no se siente bien en ese puesto y por eso no haremos el cambio. Habrá que ver las alternativas que tenemos, como Gerardo Vallejo y de pronto Juan Camilo Zúñiga.

SEMANA: ¿Eso quiere decir que va a sentar a dos de los cuatro defensas centrales?
J.L.P.: Yo quería de los cuatro ases poner tres, ellos no quisieron. Entonces pongo dos.

SEMANA: ¿Es complicado lidiar con tantos jugadores experimentados y con roce internacional?
J.L.P.: Difícil, difícil, no. Desde que haya un entendimiento y que las cosas sean claras, creo que todo se puede manejar.

SEMANA: ¿Tiene usted mano dura?
J.L.P.: Mi mujer me dice que yo quiero más a los jugadores que a los hijos. ¿Cómo le parece? Que hay momentos en los que es necesario exigir, sí. No le quepa la menor duda de que en ese momento en el que tenga que exigir, lo hago y no me tiembla la mano. Pero también tengo la mano del bonachón.

SEMANA: ¿Ser seleccionador nacional es el trabajo de sus sueños?
J.L.P.: Sí. De pronto no sea el todo, pero para mí significa lo mismo que para un político representa el ser presidente.

SEMANA: Usted ha visto muchos técnicos pasar por la Selección , ¿Qué iba apuntando en su lista de errores que no quisiera repetir?
J.L.P.: Quisiera tener un equipo más comprometido, menos social y más entregado al trabajo. Uno que sienta más la camiseta y sea más dinámico.

SEMANA: ¿Cómo lograrlo?
J.L.P.: En buena parte, con el método de entrenamiento. Además, me parece que es muy fácil darse cuenta cuándo el jugador no tiene ese sentimiento por la camiseta. El que no lo demuestre, al menos conmigo, no puede jugar.

SEMANA: El grupo que enfrenta Colombia es muy difícil. ¿Qué es lo más complicado de las selecciones que tendrá que afrontar?
J.L.P.: Son equipos experimentados. Argentina es potencia; Estados Unidos está replanteando el equipo, cambiando la generación que estuvo en el Mundial; Paraguay tiene otra mentalidad, con un recambio. Me parece que nosotros podemos marcar una pauta dentro de nuestro estilo de los últimos años.

SEMANA: ¿Qué espera de esta Argentina?
J.L.P.: Un equipo compenetrado con una generación muy comprometida con el fútbol competitivo, con jugadores jóvenes que juegan en Europa, en grandes equipos, que les gusta jugar en la selección.

SEMANA: ¿Le alcanza el tiempo para ajustar el equipo?
J.L.P.: Eso se va a lograr en el transcurso de la Copa América. También es cierto que el tiempo nunca es suficiente para construir un equipo.

SEMANA: ¿Cree en la suerte?
J.L.P.: La suerte sí ayuda. Si nosotros atacamos, de repente puede aparecer un autogol, o un error del contrario, y podemos hacer el gol. Si no atacamos, no va a aparecer.

SEMANA: ¿Los colombianos han perdido la fe en la selección?
J.L.P.: Al contrario, está volviendo la fe. La gente me lo dice en la calle, me lo escribe en Internet. De pronto hubo un bache de la Selección Colombia en los últimos cuatro, seis años. Hoy el país y la gente están confiando en la selección.

SEMANA: ¿Cuáles son esas razones por las que vuelven a creer?
J.L.P.: Por todo. Por la organización, por la mentalidad de los jugadores nuevos, porque se está trabajando seriamente.

SEMANA: ¿Por cuánto tiempo tiene planificado su trabajo con la selección?
J.L.P.: A mediano plazo. Pero en el fútbol también hay que planificar en la inmediatez, porque hay que ganar siempre. Si uno no gana, tiene que tener las maletas listas. Pero en muchas otras oportunidades hay tiempo para analizar y hacer una proyección más futurista. En la selección hay que competir y ganar, eso es un hecho. Pero yo visualizo totalmente 2010, así como visualicé la final con Cúcuta desde el comienzo. Hoy visualizo que Colombia va a estar en el Mundial.

SEMANA: ¿Con qué ánimos llegaría el equipo a las eliminatorias si tiene un mal desempeño en la Copa América?
J.L.P.: Con mucho ánimo. Esto se debe a que las eliminatorias son un poco independientes. Pueden tener relación, pero la Copa América no es el todo para las eliminatorias. Con eso quiero decir que si se pierde o nos va mal, no necesariamente nos va ir mal en las eliminatorias. También lo contrario, si nos va bien en la Copa América, eso no quiere decir que vamos a barrer en las eliminatorias.n

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.