Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/3/2007 12:00:00 AM

Comienza etapa de pasión para María Emma Mejía y Samuel Moreno

Los dos más fuertes contendores por el aval del Polo Democrático para la Alcaldía de Bogotá tienen la mira puesta en la consulta popular. ¿Cuáles son las fortalezas y las debilidades de los dos aspirantes a suceder a Lucho?

Ambos se declaran ganadores de la consulta distrital y se muestran cautelosos a la hora de hacer pronósticos respecto a lo que viene en el proceso de selección de candidato del Polo Democrático Alternativo a la Alcaldía de Bogotá. Los dos tienen un reconocimiento político nacional y cuentan además con un hálito de independencia que pretenden aprovechar para convencer a la ciudad de que son la mejor opción de gobierno que tiene la capital. Sin embargo, María Emma Mejía y Samuel Moreno Rojas saben que tienen que pisar con cuidado en las movedizas arenas de la política, para alcanzar ese objetivo.

Para conquistar la Alcaldía de Bogotá, su reto más inmediato será ganar la consulta interna del partido, dado que ninguno alcanzó el 80% de votos de la consulta distrital. Mejía llega a esa instancia con el antecedente de ser más nueva en el Partido, pero no por ello menos experimentada en la materia. Sus coqueteos para el ingreso al Polo comenzaron desde el nacimiento mismo de esa colectividad, pero se vieron frustrados por diferencias con el sector orientado por el senador Gustavo Petro.

Su gran bastión es el alcalde Luis Eduardo Garzón, quien la había propuesto incluso como cabeza de lista al Senado para las elecciones de 2006. El empuje de la maquinaria de la Alcaldía será un gran aliado para ella en su brega por conquistar el aval.

Cuenta además con el antecedente de tener experiencia en asuntos de gobierno y de haberlo hecho bien, a juzgar por sus resultados. El voto femenino y el de sectores como Cazucá, uno de los más pobres y numerosos de la ciudad, también pueden ayudarle, dado que su trabajo con la fundación Pies Descalzos (de Shakira) la ha hecho muy conocida en la zona.

Sin embargo, María Emma también tiene varios puntos que podrían jugar en su contra a la hora de las votaciones. La falta de apoyo de grupos tan poderosos como el de Petro, por ejemplo, le resta votos en la franja de izquierda del Polo, que incluso ve su candidatura como un acto casual. Sus dos derrotas en las pasadas aspiraciones a la Alcaldía también le dejan un sabor agridulce. La curtieron para la batalla electoral, así fuera a punta de derrotas. Cuando se hizo contar en las urnas, comprobó que no basta con ser una buena gerente, sino que también se necesita la imagen de política exitosa electoralmente hablando.

En eso parece superarla el ex senador Samuel Moreno. Nieto de ex presidente de la República e hijo de una fogosa dirigente política, el ex congresista parece sabérselas todas en materia electoral y tiene claro que está ante la oportunidad de su vida para proyectarse y entrar en la lista de presidenciables del Polo.

Tras varios períodos en el Congreso, Moreno decidió lanzarse al agua por la Alcaldía con un acto de transparencia que hasta sus contradictores aplaudieron, pues siendo presidente del Partido, manifestó públicamente sus intenciones electorales y declinó la posibilidad de defender la curul que tenía en el Senado con el fin de hacer fila para la Alcaldía.

Su fortín electoral no sólo está sustentado en las fuerzas electorales propias, sino en los comandos sectoriales y de barrio liderados por políticos de vieja data, como Jaime Dussán y Jesús Bernal. Si bien es cierto que el Polo reivindica su independencia frente a la clase política tradicional, también lo es que Moreno, Bernal y Dussán están fogueados hace rato en este tipo de batallas, y saben, como dicen las abuelas, “en dónde es que ponen las garzas”.

Ese mismo factor puede jugar en su contra, pues María Emma es vista como una política independiente y a él algunos lo matriculan como el más “político” de los miembros del Polo.

El primer round

Tanto Moreno como Mejía se declaran ganadores de la consulta en la junta distrital, pese a que ninguno alcanzó el 80 por ciento de los votos necesario para conquistar el aval sin necesidad de acudir a la consulta popular. María Emma, quien obtuvo el 18 por ciento, asegura que es un verdadero triunfo quedar de segunda cuando apenas lleva dos meses en campaña. Moreno esgrime su 53 por ciento como muestra de que cuenta con el mayor respaldo entre los políticos de la junta. La votación abierta, prevista para el 8 de julio, será caso aparte. No necesariamente quien ocupa el primer lugar en la votación de la junta gana. Eso depende del momento político, del ambiente frente a los candidatos (aspecto en el cual se tienen que esforzar ambos), de los movimientos de los demás aspirantes y hasta del estado del tiempo.

María Emma no resistiría una tercera derrota en línea y prefiere pensar en casos como el de Enrique Peñalosa, su potencial rival de esta oportunidad, quien sólo pudo acceder al cargo en su tercera postulación. Será una oportunidad histórica para ambos y de mucho riesgo para el Polo, dado que ninguno de los dirigentes más votados del partido participará como candidato al segundo cargo más importante del país. Ni lucho Garzón, alcalde actual, ni Carlos Gaviria, quien honró su palabra de ayudar a definir las reglas sin ceder ante la tentación de las candidaturas, ni Petro ni Antonio Navarro serán candidatos. Eso sí, estarán tras bambalinas orientando opinión hasta que se defina el ganador.

Luego vendrá la parte más difícil del proceso. Enfrentar a Enrique Peñalosa, el candidato del Partido de La U.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.