Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/4/2008 12:00:00 AM

Con el argumento del cambio, Obama y Huckabee ganan sin atenuantes los ‘caucus’ de Iowa

El senador negro de Illinois apabulló a la ex primera dama Hillary Clinton, gran derrotada en ese Estado, mientras que el ex gobernador de Arkansas venció a Mitt Romney, antiguo gobernador de Massachussets, que había gastado siete veces más dinero en la campaña. Ahora la cita es el martes entrante en las primarias de New Hampshire, donde todo puede cambiar.

Con un mensaje de cambio, el demócrata Barack Obama y el republicano Mike Huckabee picaron en punta anoche en la carrera por convertirse en los candidatos oficiales de sus partidos. El senador negro de Illinois y el ex gobernador de Arkansas se impusieron cómodamente en el ‘caucus’ de Estado de Iowa, considerado como el primer paso para ganar los comicios presidenciales del 6 de noviembre y suceder a George W. Bush en la Casa Blanca.

Obama logró el 38% de los votos mientras que John Edwards, ex senador de Carolina del Norte, obtuvo el 30% y la ex primera dama Hillary Clinton, en lo que constituyó el más duro revés de la jornada, se quedó con el 29%. Otro demócrata, el gobernador de Nuevo México, Bill Richardson, sólo alcanzó el 2%, en tanto que los senadores Joe Biden y Chris Dodd apenas registraron votantes. Los dos últimos se marginarán de la campaña.

“Dijeron que este día jamás llegaría. Dijeron que nuestras metas eran muy altas. Dijeron que este país estaba muy dividido. Pero en esta noche de enero, en este momento histórico, ustedes consiguieron lo que los cínicos dijeron que era imposible para ustedes”, subrayó Obama en el brillante discurso que pronunció en Des Moines, la principal ciudad del Estado, tras su victoria en los ‘caucus’.

“Nuestro tiempo para el cambio ha llegado”, dijo el senador de 46 años, que subió al podio junto con su esposa Michelle y sus dos hijas, Malia Ann y Natascha. Luego insistió en sus mensajes de unidad y de esperanza. “Ustedes han dicho que la política de división debe terminar para darle paso a la política de adición”, manifestó. “Han escogido la esperanza sobre el miedo.

Obama, graduado de las universidades de Columbia y Harvard y que hace sólo tres años se hizo con un escaño en el Senado, repitió que si llega a la Casa Blanca sacará las tropas de Irak, luchará contra los lobbystas y librará a Estados Unidos de la “tiranía del petróleo”. El senador no se despidió sin pedir el voto de los ciudadanos en New Hampshire, donde el martes de la semana entrante se celebran las elecciones primarias.

Poco antes del discurso de Obama, Hillary Clinton compareció ante sus seguidores en Des Moines. “Felicito al senador Obama”, dijo y añadió que estaba muy contenta porque la votación de Iowa demostró que en el país “vamos a tener un cambio”. La senadora de 60 años, acompañada por su marido el ex presidente Bill Clinton, no se dio por vencida. “Estoy lista para esta competencia y ahora mismo salgo para New Hampshire”, anunció.

Mike Huckabee triunfó sin atenuantes en la orilla republicana. Con un 34% de los votos, este pastor evangélico con 52 años a sus espaldas superó por nueve puntos a Mitt Romney, antiguo gobernador de Massachussets y ferviente seguidor del credo mormón. El tercer puesto, con un 13%, fue para el ex senador de Tennessee Fred Thompson, seguido a pocas décimas por John McCain, senador de Arizona y héroe en la guerra de Vietnam.

“Se necesita un nuevo día en la política de Estados Unidos”, sentenció Huckabee, que pidió unidad y reconciliación. “Competir no es odiar a los adversarios, sino amar a quienes nos apoyan”. Su intervención, sin embargo, no estuvo exenta de dardos venenosos. “En esta elección hemos probado que la gente vale más que el dinero”, afirmó. Se refería a la campaña de Romney, que se gastó en Iowa siete veces más que la suya.

Desde ahora se da por descontado que la pelea de los republicanos continuará en New Hampshire, donde Romney figura mejor en los sondeos y hacia donde McCain y el ex alcalde de Nueva York Rudolph Giuliani han enfilado baterías.

¿Por qué ganó Obama? “Porque su mensaje de cambio es más creíble que el de Hillary Clinton”, dijo en la CNN el periodista Carl Bernstein, famoso por destapar junto con Bob Woodward el escándalo Watergate y autor de un libro reciente sobre la senadora. “Mientras que detrás de Obama se veía un grupo de gente común, y de jóevens, detrás de Hillary estaba un ex presidente Clinton sonriente pero devastado y una ex secretaria de Estado Madeleine Albright, mujer muy respetable pero ya mayor. Aquí está pasando algo”, agregó.

Pero hay más. No sólo los jóvenes sino también las mujeres e incluso los condados de población más blanca de Iowa votaron por el senador negro. Los analistas creen asimismo que el mensaje de esperanza que brinda Obama será imposible de contrarrestar para los Clinton, que han dormido y mandado durante ocho años en la Casa Blanca y que por otros ocho han influido decisivamente en el Congreso, donde Hillary es senadora.

Sin embargo, aunque tendrá que cambiar su estrategia en un dos por tres, la ex primera dama está lejos de ser un cadáver político. Los ‘caucus’ de Iowa, con toda la importancia que tienen, son sólo un indicador. En ellos se elegía una parte de los delegados estatales que irán a la convención nacional de cada partidoa mediados de este año. Con menos de tres millones de habitantes mayoritariamente agricultores, Iowa es muy distinto a New Hampshire y a los estados determinantes como California, Texas, Florida y Pensilvania.

Huckabee, por su parte, venció porque en Iowa vive un alto porcentaje de población del credo evangélico que desconfía de un mormón como Romney. En New Hampshire la cosa puede ser a otro precio. Venció además porque es un ‘outsider’, es decir un viejo gobernador al que sólo conocen los norteamericanos porque rebajó 50 kilos en una dieta feroz tras habérsele diagnosticado una diabetes rampante hace cuatro años.

Después de las primarias de New Hampshire vendrán más ‘caucus’ y más primarias. Pero la fecha clave será el 5 de febrero, conocido como el ‘Supermartes’, cuando más de 20 estados votarán por sus delegados a las convenciones nacionales. Lo más probable es que entonces, y sólo entonces, se sepa a ciencia cierta quiénes serán los aspirantes de los partidos demócrata y republicano que se disputarán el cargo que hoy ocupa George W. Bush.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.