Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2008/07/16 00:00

Condenada Rocío Arias

Un juzgado especializado de Medellín condenó a Rocía Arias por el delito de concierto para delinquir agravado. La ex congresista deberá cumplir 45 meses de prisión.

Condenada Rocío Arias

Este miércoles el juzgado primero especializado en Medellín condenó a Rocío Arias, ex representante por Antioquia por el partido Convergencia Popular Cívica a 45 meses de prisión por concierto para delinquir agravado.

Rocío Arias, que se encuentra recluida en la cárcel del Buen Pastor, se acogió a sentencia anticipada y reconoce que conoció y se benefició de algunos de los jefes paramilitares, entre ellos de Salvatore Mancuso.

Arias ha sido testigo determinante en los procesos que por parapolítica enfrentan algunos congresistas como Mario Benedetti y Nancy Patricia Gutiérrez, entre otros.

A comienzos de 2007 se conoció un video en el que Arias hacía campaña en el Magdalena Medio a favor de los candidatos impuestos por Ernesto Báez y otros paramilitares de la zona.

¿Quién es Rocío Arias?

Rocío Arias, natal de Caucasia, es periodista de profesión y trabajó como corresponsal en Antioquia para varios noticieros de televisión bogotanos. En marzo de 2002 obtuvo una curul para la Cámara de Representantes sin tener experiencia política y gracias a una votación atípicamente alta en Caucasia.

La novata legisladora llegó al Congreso con la bandera de la desmovilización paramilitar y desde entonces fue señalada como una de las legisladoras impuestas por los jefes de autodefensa conocidos como alias ‘Cuco Vanoy’ y ‘Don Berna’, quienes para ese entonces habían llegado al máximo de su poder en esa región del bajo Cauca antioqueño, donde Arias obtuvo su nutrida votación.

En ejercicio de funciones, Arias conformó con Eleonora Pineda el dúo de congresistas que defendieron proyectos como la ley de Justicia y Paz, siempre diciendo que confiaban en la buena voluntad del gobierno. Arias fue puente para la comunicación con los jefes de autodefensa durante y después de creada la zona de Ralito. Sus visitas a la Casa de Nariño para contar la versión de los paramilitares eran constantes. También visitó a los jefes de autodefensas, como ‘don Berna’, cuando fueron recluidos en la cárcel de Itagüí.

Su labor legislativa incluyó la presentación de un polémico proyecto de reforma constitucional para evitar la extradición de colombianos, abiertamente favorable a los intereses de los narcos y los paramilitares requeridos por la justicia de Estados Unidos. Lideró la iniciativa de frente y con ahínco, asegurando que la extradición era una “espada de Damocles que pendía sobre el proceso de paz”.

Aunque para la época ya eran conocidas las versiones sobre los nexos de los paras con otros congresistas, fueron Pineda y Arias quienes llevaron el peso de su cercanía con las autodefensas, al punto que varios de los legisladores que están hoy presos por el escándalo de la parapolítica se referían a ellas en voz baja como las “para-lamentarias”.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.