Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/24/2006 12:00:00 AM

Condenados los asesinos de Liliana Gaviria y José Fernando Vélez a 36 años de cárcel

En una audiencia del nuevo sistema penal acusatorio, Javier Augusto Rendón Benjumea y Norbey García Orozco aceptaron los cargos por el asesinato de la hermana de César Gaviria y su escolta.

En una audiencia pública en Pereira, Javier Augusto Rendón Benjumea y Norbey García Orozco aceptaron los cargos de homicidio agravado, secuestro extorsivo y rebelión y se acogieron a sentencia anticipada con lo cual de entrada obtuvieron una rebaja a 36 años de cárcel. Sin embargo, desde ya dijeron que apelarán la sentencia.

Rendón Benjumea fue el hombre que según las investigaciones facilitó el carro Mazda 623 en el que secuestraron a Liliana Gaviria, hermana del ex presidente Cesar Gaviria, el día que la mataron junto con su escolta José Fernando Vélez. Se trata de un pereirano de 45 años, casado y cuyo negocio de venta de hilos se había quebrado.

A Rendón llegó la Policía unos días después del asesinato, cuando una mujer que vivía en la misma casa de Dosquebradas en donde él y otros dos sicarios alquilaron una pieza, identificó el carro en el que se cometió el crimen y los denunció ante el CTI de Pereira.

Como lo relató Semana (ver artículo ¿Quién la mató?), hasta ese momento, las autoridades tenían sólo la pista del Mazda rojo abandonado por los asesinos después de que el tiro que dispararon contra el escolta José Fernando Vélez siguió su trayectoria e impactó el corazón de Liliana Gaviria. En ese carro, que se convirtió en la pieza clave de la investigación, encontraron huellas digitales, colillas de cigarrillo, una botella de aguardiente, sangre y la tarjeta de propiedad del vehículo. Con ese documento, en pocas horas lograron establecer que una persona en Cartago se lo había vendido a Javier Rendón, a quien le allanaron su casa en Pereira.

Con el testimonio de la mujer, el director del CTI confirmó que Rendón era quién manejaba el carro en el momento del secuestro, y además quien había alquilado la habitación, hacia compras y pagaba las cuentas de los celulares. Con su descripción física, el CTI elaboraró los retratos hablados y rastreó los teléfonos celulares. “Al realizar el cruce de llamadas con las bases de datos en los registros de inteligencia, se descubrió que varios de los números telefónicos coincidían con celulares utilizados por algunos integrantes del frente Aurelio Rodríguez de las Farc que actúa en Risaralda, y otros de miembros de la columna móvil Teófilo Forero”, explicó Semana, el fin de semana siguiente al asesinato. Esto le permitió al coronel Oscar Naranjo, de la DIJIN de la Policía, confirmar la hipótesis de que la columna móvil Teófilo Forero de las Farc estaría detrás del crimen. A este brazo elite de las Farc también se le atribuye el atentado contra el Club El Nogal, de Bogotá, donde murieron 33 personas y decenas quedaron heridas.

Mientras tanto, otro testigo en Santa Rosa de Cabal (Risaralda) les contó que había visto ese mismo Mazda entrando varias veces al parqueadero de una finca. Al allanarla, encontraron la caleta metálica que los secuestradores pensaban utilizar para esconder a Liliana Gaviria en la parte trasera de un camión de carga para llevarla seguramente hacia el Caquetá, donde tiene su refugio la Teófilo Forero.

Con esos datos, capturaron en ese municipio a Norbey García, alias 'El Mono', quien según las autoridades que hoy lo condenaron, construyó la caleta.

Aún se encuentran detenidos cinco sospechosos y cinco sindicados están prófugos. Se trata de Armando Hermosa Tovar, Tovar, quien se cree es el escolta de Oscar Montero, alias ‘El Paisa’, jefe de la Teófilo Forero, Beatriz Villalba o "Vanessa",Alexander Puerta, Gerardo Riaño y Diego Escobar.

Aunque en un principio algunas personas pusieron en tela de juicio el rápido veredicto de que hubieran sido las Farc las responsables del asesinato de Gaviria y Vélez en un territorio con gran influencia del ex jefe paramilitar Macaco, el que dos de los criminales hayan aceptado hoy los cargos confirmaría una vez más que cuando las autoridades trabajan conjuntamente en un caso, los crimenes no quedan en la impunidad.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.