Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2008/04/10 00:00

Consejo Superior de la Judicatura anula traslado de magistrados a Medellín

Dos magistrados de la sala de Justicia y Paz que habían sido trasladados a Medellín vuelven a Barranquilla en menos de tres días. Preocupación e incertidumbre por posible improvisación ante el manejo de la Sala de Justicia y Paz del Tribunal Superior del Atlántico.

Consejo Superior de la Judicatura anula traslado de magistrados a Medellín

Tres días después de haber cerrado sus oficinas y de encontrarse en Medellín para empezar a despachar como magistrados de control de garantías en los procesos de Justicia y Paz, los juristas Alvaro Cerón Coral y Jesús Olimpo Castaño Quintero, empacan nuevamente maletas para regresar a Barranquilla de manera indefinida.

Aunque la decisión causó sospresa, funcionarios del Tribunal en Barranquilla consideraron positiva la medida, pues esta sala apenas comenzaba a tener conocimiento de los casos relacionados con Justicia y Paz desde que asumieron funciones en agosto de 2006. La medida de traslado de los magistrados a Medellín desintegraba la sala de conocimiento y dejaba a cinco magistrados como jueces de control de garantías, dos en Barranquilla, dos en Medellín y otro en Bogotá, donde se radicaría el conocimiento de los procesos.

En un lacónico comunicado el Consejo Superior informa que el traslado se suspende temporalmente. En los pasillos del Palacio de Justicia de Barranquilla y en el edificio Lara Bonilla, donde funcionan juzgados y fiscalía, se hablaba de improvisación, pues es inexplicable que los magistrados hayan viajado el viernes y el 8 de abril se estuviera revocando el traslado. Los magistrados estuvieron durante toda la semana anterior empacando documentos y equipos. Al parecer, cuando llegaron a Medellín no tenían dónde instalarse, mientras que en Barranquilla se había hecho una inversión millonaria adecuando un piso entero para oficinas y salas de audiencia.

Sin embargo, en los casi dos años de trabajo, la sala de Justicia y Paz funcionó como sala de descongestión de las salas penales de los Tribunales Superiores de Cartagena y Barranquilla confirmando o revocando como segunda instancia procesos de esas dos jurisdicciones. En total se pronunciaron, revocando o confirmando, 287 casos, en su mayoría asesinatos, concierto para delinquir y narcotráfico. Entre los más sonados está el fallo contra el exalcalde de Cartagena Nicolás Curi Vergara a quien el juzgado quinto penal municipal de Cartagena había absuelto y la sala de Bararnquilla revocó la medida y lo condenó a cuatro años de cárcel.

También realizaron audiencias de control de garantías en los casos de alias el Loro y de conocimiento de la legalidad de la medida de aseguramiento contra éste mismo. Otra audiencia importante fue la de septiembre del 2007 en la que Salvatore Mancuso ofreció 27 bienes para reparar a las víctimas. Se celebró también una audiencia de exclusión de los beneficios de la ley de justicia y paz contra Manuel Torregroza Castro, alias Chang, desmovilizado del Bloque Norte acusado de continuar delinquiendo. En total se realizaron trece audiencias por casos de Justicia y Paz y se aplazaron otras seis por razones relacionadas con la seguridad o por logística del Inpec, como otra de exclusión contra Miguel Villarreal Archila, alias Salomón, a quien la fiscalía había solicitado excluir por haber seguido en actividades de narcotráfico.

Se espera que los magistrados reasuman sus funciones el próximo lunes y que el Consejo Superior de la Judicatura no improvise de manera inexplicable en los procesos de Justicia y Paz, trasladando magistrados cuando apenas empezaban a conocer los casos de la jurisdicción para la cual fueron nombrados.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.