Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/28/2008 12:00:00 AM

Crece choque de trenes entre Uribe y presidente de la Corte Suprema de Justicia

Los abogados del magistrado César Julio Valencia dicen que descubrieron una falsedad en la demanda del presidente Álvaro Uribe contra el jurista: Fue radicada mientras Uribe estaba en Europa, pero tiene un sello que certifica que fue presentada personalmente por él.

El choque de trenes entre el presidente de la República, Álvaro Uribe y el de la Corte Suprema de Justicia, César Julio Valencia, está cada vez más candente. Mientras el primero cumplió con su amenaza de demandar al magistrado por supuesta difamación y calumnia, los abogados del querellado descubrieron inconsistencias que ponen en entredicho el contenido de la misma..

Las diferencias entre los dos funcionarios no son nuevas, pero en lo que tiene que ver con la demanda se remontan a la entrevista concedida por el magistrado a El Espectador, a finales de 2007, en la cual Valencia indicó que Uribe lo llamó para indagar por la situación de su primo, el ex senador Mario Uribe, quien fue involucrado en los expedientes por la parapolítica.

Uribe asegura que nunca ha indagado por el estado de la investigación contra su familiar, quien a la vez fue uno de los bastiones más importantes del uribismo en el Congreso durante los últimos cinco años. Y para hacer aún más enfático su rechazo a las palabras del jurista, también anunció que lo demandaría ante la Comisión de Investigación y Acusaciones de la Cámara de Representantes..

El texto de la demanda de Uribe fue presentado a la corporación el 24 de enero, mientras que su defensa fue encomendada al reconocido abogado Jaime Lombana.

Valencia, quien había mantenido silencio frente al tema pese a recibir la solidaridad de cuerpo de sus colegas magistrados, optó por nombrar también su defensa, que encomendó al ex director del DAS, Ramiro Bejarano, el ex magistrado Alfredo Beltrán y el jurista Yesid Reyes. Misión histórica no solo por enfrentar a un peso pesado como Lombana, sino por las implicaciones políticas del pleito, recibido en algunos sectores como un intento presidencial por desinstitucionalizar el país a través de un nuevo ataque a la justicia.

Y como si todos estos ingredientes resultaran pocos, el tema del juez encargado del caso también agitó el cotarro político, pues la Comisión de Investigación está compuesta en su mayoría por congresistas de la bancada del presidente Álvaro Uribe. Dicho de otra forma, el presidente de la República –que es un político- enfrenta a Valencia -un jurista- en un estrado que más que jurídico es político y que está integrado por los políticos que hacen política al lado del Presidente Uribe.

Ante semejante panorama el escepticismo no se hizo esperar. Los sectores de oposición en el Congreso alegaron falta de garantías para Valencia y revivieron la idea de reformar la comisión para que sea realmente independiente y efectiva. Partían de la premisa deque no era sino que Uribe echara a andar la locomotora para que derrotara al
Magistrado.

Pero sin entrar aún de lleno en el tema los tres defensores de Valencia ya le encontraron inconsistencias a la denuncia formulada por Uribe. La primera, según ellos, es que por ninguna parte se demuestra que su defendido haya calumniado al Jefe de Estado.

“Preocupa que las imputaciones que dicen que hizo el doctor Valencia no aparecen. Por el contrario, en la entrevista con el periódico él dice que prefiere mantener silencio”, indicó el ex magistrado Beltrán. Y aun cuando se trata de una observación de fondo sobre la denuncia, llamó más la atención una segunda inconsistencia de forma revelada este domingo por Noticias Uno.

En la copia de la denuncia que reposa en la Comisión de Investigación aparece certificación de que el presidente Uribe presentó la querella personalmente el pasado 24 de enero, lo cual no se ajusta a la verdad, pues ese día Uribe estaba en Bélgica. Las imágenes de la visita, a la cual también invitó periodistas, le dieron la vuelta al mundo. Y si viajó para hacer una ofensiva diplomática a favor de la seguridad democrática, como lo muestran las imágenes, es imposible que al mismo tiempo haya estado en Colombia radicando demanda contra un magistrado.

"En una demanda tan delicada, de entrada hay un hecho que no es cierto y eso es muy preocupante", expresó Beltrán, quien considera peligroso que “el Jefe del Estado, símbolo de la unidad nacional, formule en las situaciones que está viviendo el país, unas acusaciones tan supremamente delicadas contra el presidente de la Corte Suprema de Justicia, cuando existe un ambiente en el país de carácter político tan delicado como que hay un conflicto armado, un proceso que se adelanta con las autodefensas...".

Lombana cree que la inconsistencia de la fecha no es grave. Para él, lo esencial es demostrar que la acusación contenida en la demanda es cierta. Cosa distinta piensan jurista como el ex fiscal general Alfonso Gómez, para quien es claro que hay una falsedad por cuanto no es cierto que Uribe se haya presentado en persona a instaurar la demanda. Y si hay una mentira tan grande en la sola presentación de la querella, considera el penalista, muchas cosas se puede esperar del contenido de la misma.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.