Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2006/02/12 00:00

Cuatro años más de Uribe

Antes de que la Corte Constitucional decidiera sobre la reelección presidencial, SEMANA anunció que había llegado la "hora cero" para el fallo. Entonces sentí que el momento decisivo era para la historia política del país.

Cuatro años más de Uribe

No nos digamos mentiras. Si se quiere derrotar la abstención y dar un nuevo aire a ese tedioso y desmejorado proceso que aquí se realiza cada cuatro años -y que algunos llaman "cita con la democracia"-, nada mejor que montarnos en la renovada aventura de reelegir a un Presidente. Por eso siempre pensé que el fallo sería para decirle al país que se podía hacer o realizar (es decir, que es exequible) la reelección en Colombia.

Pero como los magistrados son de carne y hueso, en la misma edición de SEMANA, un lector virtual se preguntó: "Yo voté por el Presidente Uribe, ¿se sabe quién votó por estos nueve miembros de la Corte?". La pregunta, aunque denota un desconocimiento del aparataje que rodea al poder legislativo en Colombia, tenía su veneno, porque la suspicacia del lector permite diferentes lecturas sobre el tema.

.A los nueve magistrados los elige el Senado de la República, para períodos individuales de ocho años, a partir de ternas presentadas por el Presidente. Y como históricamente el poder presidencial ha sido determinante, la Corte no fue ajena a ese poder. Sin embargo, el Acto Legislativo 02 de 2004 que aprobó en el Senado la reelección y cuya constitucionalidad avaló la Corte, sigue ahora dependiendo de la conexidad de la nueva Ley de Garantías Electorales. Esto quiere decir que a la reelección todavía le faltan algunas arandelas legales.

Y en ese proceso es clave que la Corte examine si la reelección es equitativa, porque lo sería aun más si, como dice el gobernador del Valle, Angelino Garzón, se aprueba por igual para alcaldes y gobernadores. Someter esta decisión a consulta popular -como lo propone el Procurador Edgardo Maya- puede ser contraproducente por aquello del censo electoral. No sería justo ni equitativo que los beneficios de la reelección no cobijaran a los mandatarios territoriales. De la mano del filósofo Demóstenes Rodríguez (un profesor jubilado del Valle) repasé la historia política de Colombia y descubrí que incluso Simón Bolívar -en la Gran Colombia- se benefició de la reelección presidencial inmediata. Pero esta figura fue abolida por esos mismos días. La Constitución de Núñez y Caro en 1886, contrario a la de Gómez, Navarro y Serpa en 1991, la avaló.

Rafael Núñez, uno de los gestores de la Constitución de 1886, supo aprovecharla. En el siglo XX sólo hubo dos reelegidos: Rafael Reyes y Alfonso López Pumarejo. Personalmente, creo que habrá otros cuatro años de Uribe, al cabo de los cuales el país quedará a punto de un infarto con el corazón grande, será entonces cuando otras opciones políticas tengan acceso al poder o se presente aquello que los politólogos llaman "el giro a la izquierda". Creo que al hombre del carriel y el caballo trotón el pueblo va a darle una segunda oportunidad sobre la tierra para que nos demuestre por qué no estamos condenados a seguir viviendo otros cuatro años de soledad.

(+) Ximena Gutiérrez es becaria del National Democratic Insitute (NDI) de Washington D. C. Ex edil de la Comuna 5 de Cali. Coordinadora de Políticas Cultrales de Juventud, de la Gobernación del Valle y columnista del Diario Occidente y la Revista 50 & Más.
vozcomun@yahoo.com


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.