Sábado, 21 de enero de 2017

| 2006/03/17 00:00

De Catedrales, rituales y otros temas - Valenzuela y Klenner – Galería Garcés-

Si bien parten de conceptos y montajes distintos, las exposiciones de José Alejandro Restrepo y Bernardo Salcedo reflexionan en torno a la vieja relación hombre- religión.

De Catedrales, rituales y otros temas - Valenzuela y Klenner – Galería Garcés-

Están a pocas fachadas la una de la otra. Y además de compartir la ubicación, los dos exponen trabajos que abordan, desde distintas perspectivas y referentes, temas religiosos.

El escultor Bernardo Salcedo, desde la Galería Garcés, expone doce catedrales que recuperan la simbología de la arquitectura eclesiástica y, a la vez, se convierten en punto de evocación de la vida (espiritual y no) que tiene lugar en aquellos recintos.

José Alejandro Restrepo, por su parte, se mueve por el espinoso camino de la fe, los rituales y la iconografía religiosa en la Valenzuela y Klenner. En medio de video instalaciones, fotografías e, incluso, una aparición divina, es posible reconocer los pasos de un exorcismo, descubrir uno que otro pastor y confundirse con las contorsiones de Job.

Aunque, el análisis semiológico de las dos muestras podría llevarse horas y horas, la conversación con Ana Patricia Palacios se enfoca en el montaje de las dos y las piezas mismas. “Las dos obras me parecen muy interesantes en cuanto al análisis que permiten. Veo lo de Salcedo como algo muy museográfico en cuanto al montaje, los colores que se mueven en el espacio, la construcción de cada pieza y, simultáneamente, la construcción que se entreteje entre todas. Creo que cada elemento fue muy pensado, muy reflexionado y plantea un juego visual muy impactante”.

Por el lado de Restrepo, el espacio se convierte en parte de su propuesta. El artista no sólo enriquece a partir de la arquitectura del lugar la obra, sino que en algunos casos específicos la integra hasta convertirla en parte de su propuesta. Ver algunos fragmentos de la exposición, es como asomarse a los abismos mismos de la fe.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.