Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2008/08/27 00:00

Debate retrechero

El ministro del Interior y de Justicia leyó las pruebas que la Presidencia envió a la Fiscalía sobre el paramilitar Libardo Duarte, quien denuncia que supuestamente congresistas de la oposición le pagaron para hacer un montaje contra el Presidente. Daniel Coronell, columnista de la revista Semana, ya había puesto en duda la veracidad del testimonio de Duarte en su más reciente columna.

Fabio Valencia Cossio, ministro del Interior y de Justicia.

Cuando se discutía la reforma a la justicia en un debate en la Comisión Primera del Senado, el ministro del Interior Fabio Valencia Cossio, leyó las cartas que la Presidencia envió a la Fiscalía General de Libardo Duarte, un paramilitar encarcelado que supuestamente le escribió al presidente Álvaro Uribe acerca de que otro paramilitar, Francisco Villalba, le había ofrecido 250 millones de pesos a nombre de congresistas opositores para que declarara en contra del Presidente.

“Los senadores Gustavo Petro y Piedad Córdoba, a través del señor Francisco Villalba, le ofrecieron dinero a cambio de involucrar al Presidente de la República en la comisión de la masacre del Aro (...) en el año 2005 me reuní con el senador Gustavo Peto en su sede política en Bogotá, quien me dio un cheque de la cuenta personal del Banco de Bogotá, no recuerdo el monto de la suma que reclamé en una sede bancaria del centro de esta ciudad, sé que iba a nombre de Libardo Duarte”, leyó el ministro Valencia.

Y sigue: “un día antes (del encuentro con Petro) me reuní con la doctora Piedad Córdoba en un restaurante ubicado cerca de la casa liberal, quien me dio la suma de cinco millones en efectivo y que como testigos de dicha reunión estaban los escoltas del DAS de la mencionada doctora”.

Sin embargo, tiempo después, se conoció otra carta de Villalba, estampada con su huella digital pero no escrita con su letra, en la que le pide perdón al presidente Uribe por haberlo involucrado a él y a su hermano en la masacre del Aro, donde murieron 17 personas. “Esa carta la hizo el Chucho Sarria…Me la hicieron firmar por orden presidencial… Esa no es letra mía, la firma sí es la mía y la huella sí es la mía, pero yo no me retracté, simplemente la carta me la mandaron”, dice Villaba.

El periodista Daniel Coronell, en su más reciente columna de la revista Semana, puso en duda la veracidad de las supuestas pruebas de que Petro y Córdoba había pagado dinero a un testigo para que involucrara al Presidente. Luego de mostrar que las diferentes cartas supuestamente escritas por Libardo Duarte (las mismas que leyó el Ministro Valencia) y por Francisco Villalba tienen una letra sospechosamente idéntica, y parecida también a la de Jesús Amado Sarría que los visitaba con frecuencia en la cárcel. Da a entender el columnista que Sarria, el viudo de la ‘Monita Retrechera’, escribió las cartas de su puño y letra, y las hizo firmar de estos ‘paras’ para hacer un montaje contra la Corte Suprema de Justicia, congresistas y periodistas.

Es extraño entonces que el ministro Valencia, con pruebas testimoniales en mano, haga esta denuncia sobre este tema, justo después de que Coronell escribiera su columna “El enviado del señor", en la que advierte sobre el complot que se fragua contra oposición y periodistas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.