Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/23/2007 12:00:00 AM

“Descubrí en el arte un medio de exorcizar el dolor”, Ruan Arenas.

Un bogotano que vivió una niñez dolorosa cuenta que el arte fue su tabla de salvación.

"Tengo 35 años de los cuales he trabajado en la calle como retratista (…) descubrí que sólo el campo artístico era realmente mi llamado, mi vocación, mi destino. (…) La mayoría de personas habla de su niñez con alegría (…) yo alcancé a disfrutar de algo de este universo hasta los cinco años cuando mi Padre comenzó a tomar y a golpear a mi Madre. Todas las noches llegaba ebrio (...) parecía como poseído(...) golpeaba a todos, a mi hermano Ignacio (le rompía la cara a golpes, a mis hermanas les pegaba y las trataba de putas sin oficio (...) yo me escapaba por los techos de las azoteas de las casas vecinas y por eso me llamaba el campeón de carreras. (...) una noche de tantas de discusión y golpes mi padre rodó por las escaleras (...) mi madre (...) le había golpeado con una olla en la cabeza (...) el forense dictaminó que se había desnucado al caer (...) nunca podré olvidar el rostro de mi Madre cuando la llevaron esposada a la cárcel de mujeres (...) no pudimos visitarla porque mi Madre jamás lo permitió (...) finalmente cuando yo tenía 15 años la visité porque estaba agonizando (...) padecía de un cáncer terminal (...) Nos hemos criado con mi abuela a la que siempre he admirado por su tesón para manteneros, lavando ropa ajena, cosiendo y ahora cocinando en un comedor comunitario, nos dio el bachillerato y lidió con la enfermedad de mi hermano Ignacio que tiene esquizofrenia (...) yo desde hace mucho descubrí en la Poesía, la guitarra, la Pintura un medio de subsistir y de transpirar y exorcizar el dolor, el inconveniente de haber nacido sin poder elegir los padres y las circunstancias que habrían de marcar mi destino. (...) Hoy tengo un Taller de Pintura en un Barrio, doy clases baratas (...) tengo un club de lectura en la Biblioteca(...) Leo mucho, me encantan las bibliotecas como la del Tunal en donde he podido leer que Dostoievski, el escritor ruso, aun sufriendo de epilepsia logró consolidar grandes obras(...)"

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.