Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/27/2006 12:00:00 AM

Desde el 1 de enero el salario mínimo es de 433.700 pesos

El Gobierno “castigó” a los trabajadores y les fijó un incremento del 6.2 por ciento. Esto es menos del 7 por ciento que los empresarios alcanzaron a ofrecer en la frustrada mesa de concertación.

El Gobierno Nacional “castigó” a los trabajadores colombianos al decretar un incremento del salario mínimo menor al que alcanzaron a ofrecer los empresarios en la frustrada mesa de concertación. En 2007 cada trabajador devengará mensualmente 433.700 pesos. Esta cifra corresponde a un incremento del 6,299 por ciento o un aumento de 25.700 pesos mensuales. Los empresarios habían ofrecido un ajuste del 7 por ciento.

Para el Gobierno Nacional el aumento es “muy bueno” y según el presidente Álvaro Uribe, él hubiera preferido un incremento mayor pero “varios factores” se lo impidieron.

Entre tanto, también se fijó por decreto en un 6,5 por ciento el subsidio de transporte que ahora será de 50.800 pesos -Este subsidio se reconoce a los trabajadores que ganen menos de dos básicos mensuales-. El salario mínimo vigente de 2006 era de 408.000 pesos y el subsidio de transporte  de 47.700 pesos.

Cifras oficiales indican que el nuevo ingreso básico mensual lo recibirán cerca de cuatro millones 500 mil colombianos. Los trabajadores llegaron a la mesa de negociaciones con la esperanza de obtener un 10 por ciento. Tras el rompimiento guardaban la ilusión de que el incremento fuera del 7 por ciento.

Sin embargo, el gobierno dijo que por disposiciones legales no podía, si no mediaba la concertación, establecer ese porcentaje. Además, según el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, un aumento mayor al decretado este miércoles sería "contraproducente" porque podría afectar “las posibilidades de incorporar a la formalidad laboral a miles de trabajadores colombianos”.

Según Carlos Arturo Rodríguez Díaz, Presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), la solicitud del 10 por ciento se había hecho en concordancia con las expresiones de los empresarios que consideran que en 2006 la economía fue sobresaliente.

“A leer detenidamente los planteamientos expresados en la reciente Encuesta de Opinión Industrial de la Andi, no nos queda otra alternativa que exigir que la formidable rentabilidad económica adquirida por los empresarios, se evidencie en el aumento salarial, que mejore realmente el poder de compra y de esa manera amplíe el consumo que redundará en mayores utilidades a los empresarios. Por lo tanto, Gobierno y empresarios deben acoger, para bien del país, la propuesta sindical del 10 por ciento, pues como vemos, la aspiración salarial, está apenas en lo justo”, había afirmado Rodríguez Díaz.

Sin embargo, empresarios y trabajadores no lograron un acuerdo en la Comisión Nacional de Salarios por lo que el gobierno decidió firmarlo por decreto. Se estima que cerca de siete millones de colombianos, el equivalente al 40 por ciento de la población ocupada, gana menos de un salario mínimo. En este sentido, el gobierno dijo que fijaba el 6,3 y que les pediría a los empresarios nivelar a todos sus trabajadores con el salario mínimo al tiempo que les firmaran contratos con todas las prestaciones sociales que exige la ley. El porcentaje del aumento a la remuneración mínima, fijada este miércoles, aplica también a las mesadas de cerca de un millón de pensionados.

De la misma manera afecta las multas y comparendos por infracciones de tránsito las cuales aumentarán de valor. Y aplica también para indemnizaciones y condenas judiciales en materia civil que se tasan en salarios mínimos y las tarifas del Seguro Obligatorio de Automóviles, SOAT, que tienen como determinante el ingreso básico. También repercute en las cuotas de administración que se pagan en los conjuntos residenciales. Fedelonjas dijo que en esta línea, éstas deben aumentar un 6,299 en 2007.

Las explicaciones del caso

Para los trabajadores el nuevo incremento no se compadece con el crecimiento de la economía, es injusto y además es un “castigo”, tal como coincidieron en calificarlo los dirigentes de las organizaciones gremiales. La reprimenda se debe a la imposibilidad de haber llegado a una concertación que se presentó por la división de las organizaciones sindicales.

Al conocer el incremento hubo una invitación a la autocrítica en algunos estamentos obreros. Por ejemplo, Julio Roberto Gómez de la Confederación General de Trabajadores, CGT, invitó a sus camaradas a hacer un "alto en el camino" y a "reflexionar" porque hacia el futuro no puede haber fracturas en sus movimientos de tal manera que, al final, se fije un salario menor al ofrecido por los empresarios.

En este orden de cosas, Luis Carlos Villegas, presidente de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi) dijo que recibía el decreto con "tristeza" porque ellos hubieran querido que el incremento fuera mayor.

En cambio, para el presidente Uribe es "bueno", aunque también reconoció que hubiera querido que fuera más. Según la agencia oficial Sistema de Noticias del Estado, SNE, el Mandatario aseguró que, dado el crecimiento de la economía nacional, le habría gustado un mayor incremento en el salario mínimo, pero que tres factores lo impidieron.

En primer lugar está el mayor pago de pensiones a cargo del Gobierno, la revaluación y el incremento en el porcentaje de cotizaciones a seguridad social que tendrán que asumir los empleadores del país.

Sobre el primer punto, el Jefe de Estado recordó que aparte de que las pensiones deben subir en el mismo porcentaje que se incrementa el salario mínimo, el Gobierno tendrá que asumir un mayor pago dado el agotamiento de las reservas del Seguro Social. “Se acabaron las reservas del Seguro Social y eso le cuesta al Gobierno Nacional 5 billones al año, pero le hemos quedado bien a los pensionados”, señaló Uribe Vélez.

En relación con el segundo obstáculo para un mayor incremento, dijo que la revaluación ha afectado mucho a sectores exportadores intensivos en generación de mano de obra, entre los que se encuentran, por ejemplo, los floricultores de la Sabana de Bogotá.

Y en lo que respecta al tercer factor explicó que la limitante consiste en que los empleadores deberán asumir una mayor carga en los aportes de seguridad social. “Los empleadores van a tener que pagar, de acuerdo con la nueva ley de salud, una cotización adicional de 0,5 -solamente los empleadores, eso no se le cobra a los trabajadores- para poder contribuir a la financiación del ciento por ciento de cobertura en salud. Y después se aumenta la cotización para pensiones en otro medio punto, y de ese medio punto la mayor parte la pagan los empleadores”, puntualizó el Presidente Uribe.

El nuevo reajuste del salario mínimo fue fijado mediante el Decreto número 4580 del 27 de diciembre de 2006, expedido por el Ministerio de la Protección Social.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.