Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2007/03/09 00:00

Destino Colombia

A pesar del promocionado dispositivo de seguridad, la de George W. Bush no es la primera visita de un presidente de EU al país. Roosevelt, Kennedy, Reagan, Clinton y su padre, George Bush también conocieron ‘Macondo’ y él mismo ya había estado en Cartagena. Ecos de las ilustres visitas.

El presidente George W. Bush ya había visitado Cartagena, en 2004. Ahora conocerá Bogotá.

No es la primera vez que un presidente de Estados Unidos llega al país, pero si se trata de la que mayor despliegue de seguridad ha tenido. Franklin Delano Roosevelt, John F. Kennedy, Ronald Reagan, George Bush (padre), Bill Clinton y el mismo George Bush hijo también acapararon en su momento la atención de los colombianos, obligaron a restringir el tráfico y fueron inmortalizados con las versiones de parroquianos que vieron su comitiva a cuatro cuadras de distancia o se dieron por saludados cuando el visitante de turno levantó la mano frente a las cámaras.

Todos ellos generaron revuelo popular mientras los presidentes anfitriones se esforzaban por presentarles la cara amable del país. Todos recorrieron alguna calle recién limpiada que a los dos días volvió a la suciedad de siempre. Todos hicieron cara de sorpresa al ver alguna casa colonial, museo o escultura libre de mácula y en todos los casos las mismas casas, museos o esculturas fueron nuevamente merodeadas –tan pronto se fueron ellos- por uno que otro indigente misteriosamente escondido mientras duraba la visita.

Roosevelt y Olaya Herrera

El primer presidente de Estados Unidos que visitó Colombia no fue John F. Kennedy, como reseñan por estos días los despachos de prensa. Casi treinta años antes que él estuvo en Colombia otro célebre mandatario norteamericano: Franklin Delano Roosevelt. Llegó en junio de 1934, cuando apenas llevaba 16 meses en el cargo. Su homólogo Enrique Olaya Herrera ya estaba de salida, pues preparaba la entrega del cargo a Alfonso López Pumarejo. Curiosamente en esa época ya eran conocidos los esfuerzos de los dos gobiernos por buscar un tratado de comercio que finalmente fue ley el 14 de abril de 1935 y que fue tema de conversación durante el viaje de Roosevelt.

En su visita informal Roosevelt y Olaya también hablaron sobre la deuda externa y la política estadounidense de la “buena vecindad”.

Kennedy y Alberto Lleras

John F. Kennedy llegó a Colombia en 1962 con un pregón distinto al de Roosevelt pero encaminado a los mismos objetivos. Vino a hablar sobre la “Alianza para el progreso”. Dicha doctrina buscaba fortalecer los lazos entre su país y Latinoamérica para evitar la propagación del comunismo. Así como Bush viene este domingo para contrarrestar la ofensiva internacional de Hugo Chávez (aliado de Cuba), en esa ocasión la visita de Kennedy pretendía hacer lo propio con la ofensiva de Fidel Castro por la región.

No se trataba solo de inaugurar el proyecto de 12 mil viviendas que llevan su nombre. Kennedy quería fortalecer los lazos con Colombia y así lo dejó claro desde su saludo al entonces presidente colombiano, Alberto Lleras: “Los vínculos que existen entre EU y Colombia se remontan a los primeros días de nuestras naciones”.

Reagan y Belisario

En 1982 el turno le correspondió a Ronald Reagan, quien vino a hablar sobre los mismos dos temas que ocupan la agenda central de la visita de este domingo: narcotráfico y comercio. Su principal interés era buscar una estrategia continental para la lucha contra las drogas. Hasta la visita que hoy hace Bush hijo a la capital, Reagan era el último mandatario norteamericano en viajar a Bogotá. Fue recibido por el mandatario conservador Belisario Betancur, a quien apoyó en su iniciativa de paz. De ahí en adelante las visitas de presidentes de Estados Unidos fueron a Cartagena.

George Bush y Barco

Ocho años después de Reagan el presidente George Bush padre estuvo en la Heroica. El 15 de febrero de 1990 tomó parte en la Cumbre de Cartagena en la que los presidentes de EU, Bolivia, Colombia y Perú acordaron una estrategia común para enfrentar el flagelo de las drogas: la declaración de Cartagena. Como en los demás casos, el tema comercial no podía quedarse por fuera de la agenda. Por esa razón apoyó a Colombia en el marco del Tratado de Preferencia Andinas.

Bush llegó por Barranquilla y en medio del más grande dispositivo de seguridad visto hasta el momento se trasladó a la capital de Bolívar. Un portahelicópteros y dos buques norteamericanos reforzaron su protección desde 50 millas mar adentro. Un “destroyer”, cuatro corbetas con misiles antiaéreos, dos buques patrulleros y 18 lanchas rápidas de la fuerza naval colombiana también participaron en los operativos de protección.

Ni siquiera en su declaración de amistad al país se privó de hacer alusión a los temas que para EU son importantes: “Es un verdadero placer para mí estar en Colombia. (Quiero expresar) como lo he manifestado en numerosas oportunidades, mi admiración por el presidente (Virgilio) Barco, sus colaboradores y todos los ciudadanos de Colombia empeñados en esta difícil lucha contra el tráfico internacional de narcóticos”, dijo.

Clinton y Pastrana

Acostumbrada como estaba a recibir personajes ilustres Cartagena le dio la bienvenida a Bill Clinton el 30 de agosto del 2000. De nuevo los helicópteros artillados, las restricciones aéreas, las requisas a toda hora y las labores para recoger indigentes y enviarlos temporalmente a albergues se pusieron de moda en la ciudad.

El mandatario norteamericano vino a Colombia por sugerencia de su hija Chelsea quien le aseguró que Cartagena era una ciudad muy hermosa. Se tomó fotos con las víctimas de la violencia y con el perro antinarcóticos que más cargamentos de droga había detectado. Revisó desde lejos algunos submarinos decomisados a los narcos, bailó vallenato y contribuyó directamente al fortalecimiento de la economía colombiana gastándose unos dólares en las joyerías y centros de arte de la Ciudad Amurallada.

Aunque la visita se produjo en el ocaso del mandato de Clinton, sirvió para refrendar el respaldo político a la administración de Andrés Pastrana, con quien habló sobre los mismos temas que todos los presidentes colombianos cuando se reúnen con sus homólogos de EU: drogas y comercio. Clinton dijo que buscaría más apoyo para el Plan Colombia y para los productos de exportación nacionales no cobijados con las preferencias arancelarias concedidas a los países andinos.

Meses después, ya en condición de ex presidentes, Clinton y Pastrana compartirían escenario por el mundo dictando conferencias sobre liderazgo estratégico. En una de esas giras el ex mandatario estadounidense estuvo en Bogotá.

Bush (hijo) y Uribe

Luego comenzó la era de George W. Bush (o Bush hijo) y bien temprano se notó que las buenas relaciones adquiridas durante la administración Pastrana se mantendrían también durante el gobierno de Álvaro Uribe. El 22 de noviembre del 2004, poco tiempo después de su reelección, Bush viajó a Cartagena para reforzar los lazos de integración y enviar un mensaje político sobre la continuidad del Plan Colombia.

Las relaciones entre los dos presidentes fueron tan buenas que Bush invitó en agosto de 2005 a Uribe a en su rancho en Crawford, Texas, y al año siguiente lo recibió dos veces en la Casa Blanca, lo cual no hace usualmente con otros mandatarios

A diferencia de esa visita, Bush llega este domingo a Bogotá con el peso del desgaste a sus espaldas. Registra los más bajos índices de popularidad desde su ascenso al poder y acaba de reconocer que será muy difícil convencer al Congreso de su país para que apruebe el tratado de libre comercio con Colombia.

Su homólogo colombiano tampoco es el mismo que lo recibió en Cartagena hace dos años. Aunque conserva una imagen favorable por encima del 72%, Uribe lleva una caída sostenida en cuanto al respaldo popular y atraviesa un momento difícil por la vinculación de nueve de sus congresistas al escándalo por la infiltración de los paramilitares en la política. Por eso son tan importantes para el gobierno colombiano la foto y la declaración de apoyo político, que de paso contrarrestan la ofensiva diplomática del presidente venezolano Hugo Chávez por la región.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.