Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/25/2005 12:00:00 AM

Detrás del fracaso de la Cumbre

Miércoles 21. SEMANA.COM responde algunas preguntas que le ayudarán a entender por qué fracasó la Cumbre del Milenio, qué viene ahora en la ONU y cuál es el papel de Colombia en este proceso.

¿Por qué se debe reformar la ONU? La invasión a Irak, a pesar de la oposición de la ONU fue la última prueba -y la más fehaciente- de que la ONU tiene que evolucionar. Días después de la invasión, el Secretario General de la Organización, Kofi Annan, dijo que la organización estaba en una encrucijada. Por eso convocó una comisión de 16 diplomáticos y políticos para evaluar las políticas y estructurar un cambio sustancial. Semanas después, el grupo entregó un plan en el que se contemplaba una ONU más intervencionista y supranacional. Ese fue el punto de partida para que Annan estructurara un paquete de reformas al que llamó "Un concepto más amplio de la libertad: desarrollo, seguridad y derechos humanos" y programó el debate de sus propuestas para la Cumbre del Milenio, la mayor reunión de líderes de la historia que se realizó la semana pasada. La cumbre era algo así como la fiesta de cumpleaños de la organización, creada en 1945, después de la Segunda Guerra Mundial (en ese entonces, se llamó la Sociedad de las Naciones). Desde su nacimiento no se han hecho cambios sustanciales en su estructura y sus planteamientos. Sesenta años después, el orden mundial es otro, por lo que urgen cambios en aspectos fundamentales que permitan atacar de manera más efectiva la pobreza, definir qué se considera terrorismo, y un balance de fuerzas entre los países desarrollados y los en vías de desarrollo. ¿Cuáles son las reformas planteadas por Kofi Annan? Precisamente las reformas planteadas por Annan van en esa dirección. En el aspecto estructural, el secretario propone dos alternativas para el Consejo de Seguridad (es uno de los pocos órganos supranacionales de la organización: toma las decisiones referentes al mantenimiento de la paz y la seguridad). En ambas se aumentaría el número de miembros de 15 a 24, y permanecerían sin cambios los cinco miembros permanentes actuales con derecho a veto (Estados Unidos, China, Rusia, Gran Bretaña y Francia). Por otra parte, propone que la Comisión de Derechos Humanos, con sede en Ginebra, se asemeje al Consejo de Seguridad, con un número reducido de miembros escogido por la Asamblea General. Con esto se quiere evitar que países como Libia lo dirijan. En cuanto al desarrollo, el proyecto llama a los países ricos a contribuir con el 0,7 por ciento de su PIB para reducir la pobreza extrema a la mitad en una década. En seguridad, defiende el principio de la seguridad colectiva, y pide al Consejo de Seguridad que defina, en frío, los principios del uso de la fuerza como mecanismo para preservar la paz y la seguridad. Annan sugiere la constitución de una Comisión de Consolidación de la Paz, y que la Asamblea General defina claramente el terrorismo, así como reforzar el mecanismo multilateral para el desarme y contra la proliferación nuclear y el tráfico de armas. ¿A qué se llegó en la cumbre de la semana pasada? Casi a nada. Se creó un sistema de advertencia global de riesgos de desastres naturales; se condenó el terrorismo en todas sus formas (paradójicamente no pudieron acordar qué es terrorismo); se creó una Comisión de Paz para ayudar a los países a hacer la transición al finalizar una guerra, y se duplicó el presupuesto del Alto Comisionado de los Derechos Humanos. En cuanto a las reformas propuestas por Annan, los resultados fueron casi nulos. El estudio sobre la reforma del Consejo de Seguridad quedó aplazado para diciembre. Los países ricos tampoco aceptaron aportar el 0,7 por ciento de su PIB para reducir la pobreza. Al contrario, Estados Unidos dijo que la mejor forma para que los países pobres salieran de su situación era modernizar sus economías ajustándolas a los nuevos mercados globales. Tampoco se decidió cuáles son los países violadores de derechos humanos que no pueden pertenecer al nuevo Consejo de Derechos Humanos. Otros temas importantes que se esperaba concluir en la reunión de tres días también quedaron en el tintero. Por ejemplo, no se logró un consenso en cuanto a la lucha antiterrorista, por lo que la Asamblea General quedó encargada de crear una definición para 2006. Tampoco se logró un consenso frente al desarme y la no proliferación nuclear. Frente a ese tema hay todo tipo de posturas: países con armamento que se oponen a que otros países tengan sus propios arsenales; países adquiriéndolos y otros sin armas que se oponen a que éstos existan. Por eso el debate sobre el tema quedó aplazado indefinidamente. ¿Qué papel jugó Estados Unidos en este fracaso? Desde cuando la ONU se opuso a la invasión a Irak, sus relaciones con Estados Unidos no son las mejores. Esta relación tensa no es insignificante. Estados Unidos, que es el país más poderoso del mundo y el principal patrocinador de la organización, no desaprovecha la oportunidad de cuestionar a la ONU y sus funciones actuales. El enfrentamiento llegó a su clímax cuando Bush, saltándose al Congreso, nombró como embajador ante la ONU al republicano John Bolton, un crítico acérrimo de la organización. Una vez le dijo a los medios: "no existe tal cosa como la ONU, sino una comunidad internacional liderada por Estados Unidos, la única superpotencia". Por eso a nadie le sorprendió el acto de rebeldía de Bolton frente los planes reformistas de Annan. A principios de agosto, presentó -en compañía de los representantes de otros países- un texto que contenía 750 enmiendas al documento de las reformas que Annan estaba preparando, en el que eliminaba el debate sobre los Objetivos del Milenio, los acuerdos ecológicos, el desarme nuclear y la reforma del Consejo de Seguridad. ¿Qué papel juega Colombia en esto? Es claro que en una organización como la ONU hay unos países más importantes que otros. Aunque Colombia es uno de sus 191 miembros, tiene un papel marginal en cuanto a formulación de políticas y participación. Sin embargo, según Álvaro Sandoval, Ministro Consejero de la Misión de Colombia ante de la ONU, tiene una posición clara frente las reformas que se plantean. "Colombia ha abogado por una reforma integral y consensuada, no circunscrita a la simple ampliación del Consejo, en relación con la cual ha reiterado su inconformidad con el derecho de veto y con la multiplicación del número de escaños permanentes", explicó en una columna enviada a SEMANA.COM. También señaló que su oficina trabaja para lograr un apoyo sustancial para el mundo en vías de desarrollo y para que los países pobres puedan entrar en el mercado global. ¿Qué viene ahora? Algunos debates quedaron aplazados. Mientras tanto, la ONU seguirá funcionando como hasta ahora, opacada por Estados Unidos y subsistiendo con un bajo presupuesto. James Paul, director del Foro de Políticas Globales, un centro de estudios que le hace seguimiento a la ONU desde Nueva York dijo, en una entrevista a la BBC, que el presupuesto de la ONU es equivalente al del Departamento de Bomberos de Tokio. Además, los cinco países con poder de veto del Consejo de Seguridad seguirán tomando las decisiones más importantes, pues es poco probable que pronto entren otros Estados a hacer parte de éste. Como parte de los resultados que quiere entregar al final de su período, Annan seguirá presionando para llevar a cabo sus reformas, pero es poco probable que el ambiente futuro sea diferente al que encontró en la Cumbre. Espere mañana: Detrás de la Ley General Forestal. La Ministra del Medio Ambiente y una organización ambientalista analizan desde perspectivas diferentes los alcances de la polémica ley.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.