Martes, 17 de enero de 2017

| 2006/03/22 00:00

Día ‘D’ para Colanta

Pese al malestar de algunos socios y de algunas denuncias ante la Fiscalía en su contra, Colanta, la principal cooperativa lechera de Colombia, ratificó a su gerente Jenaro Pérez.

Día ‘D’ para Colanta

Aunque era evidente el descontento por parte de muchas de la 16 mil familias que, sólo en Antioquia, dependen de Colanta, la cooperativa lechera más grande de América Latina, la asamblea de socios reeligió a su gerente  Jenaro Pérez, quien lleva en el cargo 33 años. Cinco mil socios participaron en la reunión, que se caracterizó por las protestas y el ambiente caldeado.

La mayoría de los inconformes consideraba que el ciclo de Pérez en Colanta había concluido y consideraban que los malos manejos administrativos de los últimos meses eran razones suficientes para que el actual gerente le dijera adiós a la empresa lechera.

El 31 de enero de este año, por ejemplo, se realizó en Medellín el 1er Foro Departamental Sobre la Leche en el que más de 1200 productores manifestaron su inconformidad por la crisis que viene atravesando el sector lechero y la preocupación por la supuesta mala administración de Pérez. En la segunda semana de marzo se reunieron, también en Medellín, productores de leche de 24 municipios para hablar sobre la crisis de esta compañía.

Una de las razones de la inconformidad es que a pesar de que el precio al consumidor continúa intacto, en los últimos cuatro meses Colanta les ha rebajado 60 pesos por litro (132 millones de pesos diarios). La situación ha sido tan evidente que la Superintendencia de Industria y Comercio le abrió una investigación a la cooperativa por los pagos del producto en Córdoba entre octubre y diciembre de 2005.

Los malos resultados

Las pérdidas de Colanta durante el año pasado fueron bastante significativas en comparación con 2004 cuando registró excedentes por $4.012 millones. Según los propios informes de la administración de la Cooperativa, en 2005 se registraron pérdidas por $18.210 millones.

Igualmente la empresa disminuyó en 7,89% su patrimonio, pasando de $142.739 millones en 2004 a $131.476 millones en 2005. Para el propio Jenaro Pérez (ver recuadro) esas pérdidas son apenas lógicas si se tiene en cuenta la fuerte competencia en el mercado local, la revaluación del peso y las exportaciones a pérdida a Venezuela y Estados Unidos.

Ante estos hechos, la Superintendencia de la Economía Solidaria le pidió a Colanta tomar medidas para evitar que la situación financiera siga deteriorándose. Una de estas medidas es que revise el esquema de compra de leche a los asociados (4.500) y no asociados (7.000), pues el mercado nacional registra excedentes y sería necesario que el precio baje. Y por otro lado, la Superintendencia también pidió frenar las exportaciones que se hacen a pérdida a Venezuela y E.U.

Pero para algunos socios consultados por Semana.com y que pidieron la reserva de sus nombres por temor a ser expulsados de la Cooperativa, las pérdidas de 2005 son la consecuencia de utilizar a Colanta para el provecho político del Gerente.

Pérez, por su parte, admite que para defender la filosofía cooperativista de Colanta ha tenido que participar en política pero que en ningún momento ha utilizado los recursos de la cooperativa para hacer campaña como denuncian algunos socios. Él ha sido diputado, representante a la Cámara y tres veces concejal de Medellín. Admite, además, su estrecha relación con Alas Equipo Colombia de quienes dice: “Son tipos brillantes y, en especial, el senador Oscar Darío Pérez que es nuestra voz en el Congreso”.

Hace un mes el ex candidato a la Cámara de Representantes por el partido Opción Centro, Augusto Osorno, y cuya esposa es socia de la cooperativa, presentó ante la Fiscalía unas grabaciones que demuestran el supuesto uso inapropiado de bienes y enseres de Colanta, la captación de dineros de manera irregular y evasión de impuestos.

En una de las conversaciones grabadas, por ejemplo, Gloria Berrío, ex tesorera de Colanta, y Marta Estela Velásquez, jefe de Control Interno, se refieren a 119 personas que tienen dinero a interés en la Cooperativa. Los cheques con los intereses salen a nombre de personas diferentes a sus dueños. Según los directivos de Colanta, esa conversación aunque es real, debe entenderse en contexto. “Si se sacaron cheques a nombre de otras personas era porque el dueño real corría peligro y prefería que se hicieran a nombre de otros ” explica Liliana Marín, directora jurídica de Colanta.

Semana.com habló, además, con Ovidio Vásquez, un ex empleado de seguridad de la Cooperativa, encargado de realizar estas grabaciones y que, según él, se hacían con el fin de detectar irregularidades dentro de Colanta. Vásquez fue retirado de la cooperativa el año pasado, un mes antes de terminarse su contrato, cuando una empleada los demandó al enterarse de que sus llamadas estaban siendo monitoreadas.

Liliana Marín admite que el señor Ovidio trabajó en el departamento de seguridad y que no se le renovó el contrato por, “grabar dicha conversación sin autorización. Nosotros sólo monitoreabamos las llamadas de Servicio al Cliente”.

Jenaro Pérez dijo estar tranquilo ante todas esas acusaciones pues “la justicia hará su trabajo como debe ser”, y ahora que fue ratificado en su cargo lo debe estar aún más.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.