Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/27/2006 12:00:00 AM

Directivas del América rechazan idea de pasar a manos del Estado

Carlos Puente, presidente de la institución escarlata, asegura que así el equipo esté al borde de la quiebra debe seguir en manos privadas.

Mucho se ha especulado en los últimos días sobre la suerte de los diablos rojos, como se conoce en el argot deportivo al América de Cali. La única propuesta seria y que ofrece una posibilidad real de salvar la institución fue la que hizo Coldeportes a comienzos del año. En ella se estipula que los socios devuelvan las 9.546 acciones, la totalidad de la propiedad del club, al Estado para que este en una subasta pública, consiga nuevos inversionistas. Esta parecía la única opción viable para un equipo prisionero de su pasado: en los años 70 los capos de la mafia de Cali, Gilberto y Miguel Rodríguez Orejuela, compraron buena parte de las acciones del club.

Con su apoyo América salió campeón en 12 oportunidades del torneo local y se hizo grande en las décadas del 80 y 90, cuando jugando de igual a igual con los rivales más encopetados del continente, obtuvo cuatro subtítulos de la Copa Libertadores. La fórmula de Coldeportes volvió a tomar fuerza ayer cuando se conoció la noticia sobre el acuerdo logrado con la justicia americana por los hermanos Rodríguez Orejuela. Este implicaría que sus parientes entregaran bienes y propiedades, dentro de las que estarían incluidas las acciones del equipo rojo.

Entre los rumores generados por la noticia hay algunos que rayan en el absurdo. Se dice que entre los posibles inversionistas que pujarán en la subasta hay un grupo liderado por el hijo de un ex presidente del Deportivo Cali (Rival de patio). Otra versión, no confirmada por los directivos de la institución, señala que ésta podría salir de la lista Clinton, con lo que recuperaría más de un millón de dólares de premios ganados en competencias deportivas, dejando atrás la grave crisis económica por la que atraviesa, sin necesidad de acogerse a la propuesta planteada por Coldeportes.

Pero si algo ayudó a enrarecer el ambiente fueron las declaraciones de Angelino Garzón, gobernador del Valle, quien refiriéndose a la autorización dada por la junta directiva de la Industria de Licores a su gerente para que apoye a los equipos del departamento a través del rubro de publicidad explicó que, “no se aprobaron montos pero la figura es que la mayor suma se le entregaría al América, un poco menos al Cali, al Cortuluá y al Deporjamundí”. El mandatario agregó que si aun así los escarlatas no salían de la crisis, exploraría la posibilidad de que su administración se hiciera cargo del equipo. A lo que de inmediato Carlos Puente, presidente del club, replicó, “el América tiene dueños, no es un bien mostrenco. Además, la gobernación no tiene con qué comprar el equipo porque también está quebrada”.

Más allá de esta colorida polémica y de la incertidumbre por el futuro del los diablos rojos, la situación actual es insostenible. De las épocas doradas, cuando América contaba con la mejor nómina de Suramérica, poco queda. Se encuentra en el último lugar de la tabla, con tan sólo cinco puntos en 11 fechas disputadas durante el segundo torneo del año y está marginado de competencias internacionales, algo que no sucedía hace más de 30 años. Por eso sus fieles hinchas han vuelto a llamarle la mechita, mote con que lo bautizaron cuando no había ganado nada.

Pero los problemas del América no son sólo deportivos o de resultados. El déficit en sus cuentas ronda los 5.000 millones de pesos. Debe 1.200 millones de pesos por retención en la fuente que dejó de pagar a la Dian durante tres años. Como si esto fuera poco le adeuda al municipio de Cali más de 900 millones de pesos por el impuesto al deporte y, del impuesto predial, debe 500 millones de pesos. Además, si queda eliminado del octogonal final del fútbol profesional colombiano, sus directivos calculan que dejarán de recibir unos 1.000 millones de pesos. Esto sin mencionar que les debe varias quincenas a sus jugadores y que desde ya se anuncia una rueda de prensa para el próximo jueves, donde darán a conocer nuevos recortes en la nómina, lo que los tiene visiblemente desmotivados.

Cuenta la historia que cuando América se convirtió en club profesional, uno de los miembros del equipo amateur, el odontólogo Benjamín Urrea, conocido como Garabato, maldijo la decisión exclamando "nunca será campeón". El América ya superó esta sentencia, falta ver cómo hace para sobreponerse a la dura prueba que atraviesa y demuestra que puede volver a ser grande, como lo es su hinchada que jamás lo deja solo en ningún estadio donde juega.



¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.