Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2007/04/20 00:00

Distrito espera no sufrir traumatismos financieros con la suspensión del pago de los impuestos.

Ante la decisión del alcalde mayor, Lucho Garzón, de revocar la fecha de pago de los impuestos catastrales, la ciudad envía mensaje de confianza de que las finanzas no serán afectadas. Por ahora, “las finanzas se mantienen tal y como se habían planeado desde 2006”.

El alcalde Luis Eduardo Garzón decidió no tener en cuenta el reciente avalúo catastral para la facturación del impuesto predial.

Cualquier proyección financiera que se haya hecho con base en el avalúo catastral en Bogotá, se fue al piso. Esto se de debe a que el alcalde Garzón, decidió que los ciudadanos pospongan el pago del impuesto predial hasta que se aclaren los avalúos catastrales.

Las personas que ya hayan hecho su pago su pago se les devolverá su dinero en un lapso corto, informó el burgomaestre.
La medida se tomó porque Lucho Garzón decidió no tener en cuenta el estudio, del que el contralor distrital, Óscar González, dijo que se habían presentado “trampas”.

Según análisis hechos por el despacho de González, hay serias inconsistencias en el proceso de recolección de información (ver artículo relacionado). Al respecto, Garzón decidió que hay que estudiar detalladamente los resultados del trabajo del consorcio Actualización 2006, firma encargada de recolectar la información sobre 450.000 predios de la capital.

Mientras ocurre esto, se seguirá haciendo el cobro del impuesto predial, pero con base en la información antigua. Eso quiere decir que el ingreso adicional al año pasado por tal concepto será de 20.000 millones de pesos y no de 70.000 millones.

Según el secretario de Hacienda de Bogotá, Pedro Rodríguez, eso no quiere decir que se deje de recibir plata. “El presupuesto de la capital no cambia porque no contemplábamos un incremento. Sólo se hicieron unas posibles proyecciones con base en la información que había arrojado el avalúo, pero si no es confiable, volvemos a lo que teníamos antes de empezar el año sin mayor traumatismo”.

Para entender mejor el tema, hay que remontarse a agosto de 2006. En ese mes, el secretario se sentó a estudiar el comportamiento de los recaudos de impuesto predial en los últimos años. Encontró que, para 2007, llegarían por ese concepto unos 20.000 millones de pesos adicionales en relación con 2006, cuando se recaudaron 640.000 millones de pesos. O sea, este año se estima que ingresarán 661.000 millones.

Con esa cifra se mantuvo el estimativo y sobre esa base se hicieron proyecciones. El pasado enero se obtuvieron resultados de la actualización catastral. El informe llegó a la Secretaría de Hacienda y fue producto de análisis financieros.

Lo que se concluyó fue que habría un incremento según los estratos. Así, los predios del estrato 1 pagarían 3.500 pesos más que el año anterior; el 2, 7.500, y el 3, 38.500.

Por su parte, el estrato 4 pagaría 101.000 pesos de más; el 5, 235.000, y el 6, 541.000. Además, el sector comercial aumentaría su impuesto en un 1.700.000 pesos.

Eso quería decir que llegarían 50.000 millones de pesos adicionales durante 2007. “Pero nunca estuvo contemplado formalmente. O sea, si me quitan esa información ahora, vuelvo a quedar donde estaba en agosto de 2006, que es lo que siempre he tenido para ejecutar. Mi presupuesto está tal cual”, explicó Rodríguez.

Durante este año, el recaudo del impuesto no tendrá mayores modificaciones. Según el secretario, se mantienen dos fechas clave. Una es el 19 de junio con un descuento del 10 por ciento para los contribuyentes y la otra es el 6 de julio sin descuento. Quienes no paguen en esas fechas, deben pagar multas, como se hace todos los años, normalmente.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.