Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/5/2007 12:00:00 AM

A dos días de felicitar a sus opositores, Chávez les dijo que habían obtenido “una victoria de mierda”

Tras haber sido derrotado en las urnas, el jefe del Estado venezolano les advirtió este miércoles a sus opositores que se preparen porque “vendrá una segunda ofensiva rumbo a la reforma constitucional”. Además, volvió a insultar al presidente Uribe.

El talante democrático le duró muy poco al presidente Hugo Chávez, al menos en cuanto a respeto se refiere. Exactamente dos días. Ese es breve lapso que va del Chávez humilde que salió a reconocer su derrota electoral en el referendo con el que buscaba perpetuarse en el poder al Chávez de este miércoles que volvió a insultar a sus opositores. Sin embargo, en esta ocasión pasó todos los limites y utilizó palabras de grueso calibre: “Es una victoria de mierda”.

El Chávez sosegado de las 2 de la mañana del lunes que compareció ante las cámaras de televisión quedó en el pasado. El del presente y futuro recordó su formación castrense y dijo que en los cuarteles: “Administren bien su pírrica victoria. Ellos no tienen cómo administrarla. Sea grande o pírrica, ya que, para eso hay que tener dignidad. Eso lo aprendimos en clase y luego en el campo de honor… en los estudios de la guerra. Honor al vencido y gloria al vencedor pero, para que haya gloria… un vencedor que no tenga cómo reconocer el honor no puede administrar la supuesta victoria”.

En el mismo discurso de este miércoles llamó a sus seguidores a una “segunda ofensiva” para impulsar la reforma constitucional y descartó, en presencia del alto mando militar, haber recibido presiones de las Fuerzas Armadas para reconocer la derrota electoral del domingo, un rumor que ha corrido con fuerza en toda Venezuela. Según éste, el Chávez de la madrugada del lunes no salió por voluntad propia sino porque las Fuerzas Armadas lo presionaron para que aceptara el veredicto en las urnas. Chávez negó estas versiones y acusó a algunos opositores de querer generar malestar en los cuarteles.
 
A Chávez nadie lo presiona

“Es absolutamente falso que hayamos presionado a nuestro comandante en jefe”, dijo el ministro de la Defensa, general Gustavo Rangel Briceño, al desmentir informaciones de prensa, y sostuvo que al presidente “nadie lo presiona”.

Y como el referendo ya es para él una situación pasada ahora tomará otros caminos para impulsar el socialismo del siglo XXI en su país. “Prepárense porque vendrá una segunda ofensiva rumbo a la reforma constitucional”, dijo Chávez, durante un encuentro con altos oficiales en el palacio presidencial al ratificar su plan para modificar la Carta Magna.

El gobernante afirmó que “si se recogen firmas esa reforma se puede someter” de nuevo a consulta popular. Fue entonces cuando utilizó el lenguaje más fuerte que se le ha escuchado en contra de la población de su país que votó para evitar su propuesta política. “Sepan administrar su victoria, pero ya la están llenando de mierda. Es una victoria de mierda, y la nuestra, llámenla derrota, pero es de coraje, es de valor, es de dignidad”, les dijo a sus opositores.

Dijo que Baduel era un traidor
 
Chávez atacó de forma directa a su ex ministro de la Defensa, general retirado Raúl Baduel, al que acusó de incurrir en irrespeto, y denunció que “lo compró el imperio (Estados Unidos)”.

Comparó a Baduel con el héroe de la independencia José Antonio Páez, al que calificó como un “traidor a la patria, traidor a los principios, traidor a un pueblo”.

Rangel Briceño se sumó a las críticas contra Baduel, a quien le dijo: “Usted da pena, es el recuerdo de un general sin tropas, empequeñecido ante la magnanimidad de un hombre al que usted le pasó por encima sin contar con los valores de la lealtad y la amistad”.
Baduel fue el jefe militar que le permitió a Chávez recuperar el poder luego del fallido golpe de 2002 y quien el mes pasado rompió con el mandatario al señalar que impulsaba una reforma constitucional que atentaba contra la democracia en Venezuela.

Victoria del imperio
 
En el discurso de este miércoles Chávez dijo que la votación en su contra no fue una decisión del pueblo venezolano sino del imperio norteamericano. Así, reiteró los ataques contra Estados Unidos, y aseguró que “el golpe” que recibió del “imperio” en la elección del domingo “ni me he debilitado un milímetro”.

“Golpea imperio que aquí hay para aguantar. Sopla tempestades que tengo espacio, pueblo y militares patriotas para maniobrar imperio, tempestades, oligarquía apátrida. Golpea cuantas veces quieres, golpea”, añadió.

Y es que Chávez sufrió el pasado domingo su primer revés electoral desde 1999 al ser rechazado por estrecha mayoría su proyecto de reforma constitucional que contemplaba la reelección indefinida y la extensión del mandato de seis a siete años.

Una situación que se produjo en momentos en que mantiene una difícil relación con el presidente colombiano Álvaro Uribe Vélez. Según relato de Chávez hubo una confusión en una nota de la cadena CNN con las imágenes de él y del presidente Uribe. Un hecho para él muy molesto porque lo habían confundido con el “lacayo” del imperio.

Con información de AP


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.