Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2005/03/06 00:00

"El Arte por los niños"

Más de 80 artistas hacen parte de esta heterogénea muestra colectiva, en cooperación con los niños más necesitados de la ciudad.

No se puede perder esta exposición colectiva, que nace con el propósito de ayudar a financiar los programas y complementar la dotación de instalaciones de una importante obra social, que Coprogreso viene desarrollando desde hace treinta y tres años. Las ventas de las esculturas, pinturas, y dibujos de pequeño y mediano formato, donados por cada uno de los artistas participantes, ayudarán a continuar una labor social con las familias y los niños necesitados del barrio San Cristóbal Norte y sus alrededores en Bogotá.

Los expositores tienen ya una trayectoria en La Pared Galería, y es por eso que fueron escogidos para hacer parte de este importante proyecto social y artístico. Aunque la mayoría de ellos no son reconocidos a nivel nacional, hay que ver esta muestra artística para ver todo el talento que nos falta por conocer en el país.

Seguramente es por esto que el día de la inauguración, el miércoles 2 de marzo, en la galería La Pared no cabía una persona más. No solo se llenó la parte que da hacia la quince, sino también el jardín que queda en la parte de atrás. Hubo cupo para aproximadamente quinientas personas, pero estuvo tan llena que incluso una de las obras sufrió un pequeño daño y debió ser enviada a restauración.

En la muestra hay de todo. Pinturas, dibujos, esculturas, instalaciones, y trabajos mixtos. Al entrar a la galería, en la pared de la derecha se pueden ver los increíbles dibujos en lápiz y carboncillo de artistas como Nicolás Uribe y Felox. Nicolás Uribe donó un magnífico carboncillo, titulado 'Helena', y la obra de Felox va más allá del realismo con 'Q.D.E.P', en donde aparece un pájaro muerto dentro de una bolsa transparente. Es tan real que parece una foto. Y lo más increíble es que el autor solo utiliza un lápiz para crear una imagen tan nítida.

Otro de estos genios del dibujo es Darío Villegas, quien además de esta técnica usa la acuarela para crear unas maravillosas imágenes, en las que aparecen perfectas cabezas humanas generadas por infinitas rayitas de tinta, y sobrepuestas en fondos suaves de colores aguados. Pero la técnica mixta no termina allí. Justo al lado hay un díptico en tela y estructura metal, como una especie de móvil, que quedaría espectacular sobre cualquier pared.

En frente de la pared donde están estas obras sobresale el tema del paisaje. Allí se pueden ver paisajes en óleo, como el de Luis Carlos Barrios o Zambrano Molina. Entre otros hay un magnifico óleo en donde hay árboles de color verde oscuro, resaltados por un cielo naranja, realizado por Jorge Cavelier, y un paisaje bastante contemporáneo de Samuel Ruiz. Este último es un tríptico de óleo sobre yute que se llama 'Jardín 8, 9 y 10', y en donde aparecen tres flores en formas abstractas.

Después hay más trípticos y dípticos, como por ejemplo 'Micropaisaje Privado #1 y #2' de Franklin Aguirre. Parecen dos cuadros exactamente iguales, con ovejas como de papel tapiz, pero tienen leves diferencias, lo que crea un cierto dinamismo entre el espectador y la obra. Es como un juego. Otro díptico es 'Juegos al Atardecer', de Pilar Copete, en la que aparecen unas figuras, como de niños, jugando sobre un naranja vivo, dándole vida a una de las esquinas de la galería.

Sobre el piso, en la intersección de los dos espacios rectangulares que conforman la galería, están las esculturas, entre ellas las de Alberto Riaño, 'Luna giratoria' en hierro y cemento, y 'Ahuyama' de Beatriz Echeverri. Esta última escultura es asombrosa, porque aunque parece de cerámica, en realidad es hecha en cuero, y los pliegues de este mismo le dan un verdadero realismo a la obra.

Por último, también hay obras muy contemporáneas, como la instalación de Adriana Marmorek, 'Encuentro´, realizada a partir de un espejo y una fotografía, un ensamblaje en aluminio, de Andrés Rojas, y una impresión digital sobre tela de Alex Samyn, que parece un cuadro y que sobresale por su colorido.

En fin, son muchas obras y vale la pena verlas. Además porque tiene la posibilidad de llevarse una de ellas a su casa, y teniendo la oportunidad de ayudar a la gente que más lo necesita. Definitivamente el arte con sentido social es una buena combinación. No se la pierda.

Bogotá, Colombia
Carrera 15 No. 88-64, La Pared Galería
Teléfonos: 6163052- 2185382 - 6917414
Del miércoles 2 de marzo al sábado 12 de marzo de 2004
e-mail: laparedgaleria@hotmail.com

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.